Apostol

Inicio / 204

204

pueblos

Camino Mozárabe

Castro del Rio

Municipio: Castro del Río – Pueblo
Provincia: Córdoba
Situación: En la Comunidad Autónoma de Andalucía
Clima: Mediterráneo
Descripción: Castro del Río es una villa situada al sureste de la provincia de Córdoba, en la campiña
Habitantes: 8036
Banco / Caja: Caja Rural de Córdoba, Caja Sur y La Caixa

 

Descripción

Esta villa cordobesa está situada al sureste de la provincia de Córdoba, en plena campiña. Dista 42 kilómetros de la capital y tiene una altitud de 236 metros sobre el nivel del mar.

La actividad agraria en conjunto, supone el medio de vida predominante para la población, muy por encima del sector industrial o de servicios.

Enclavado su término en la campiña, por su localización sur-oriental participa junto con Espejo y Baena de una caracterización geográfica muy específica, hasta el punto de poder hablar, como una subcomarca de la periferia meridional campiñesa.

comer

Hostal a ka la Sole

Descripción:

Ofrecemos alojamiento para que pueda usted disfrutar de una estancia tranquila en nuestro pueblo, un restaurante-braseria para degustar nuestras excelentes carnes.

Las habitaciones disponen de televisión y baño propio, con el fin de proporcionarle el máximo confort

Municipio: Castro del Río
Provincia: Córdoba
Habitaciones: Dobles con baño
Desayuno: Si
Restaurante: Si
Categoría: HS**
Situación: C/ Alamo, 11 Castro del Rio (Cordoba)
Contacto: Telf.- 957 372 435 – 618 889 721

 

fogon

Callos con Garbanzos

      Ingredientes:

Garbanzos, 500 grs.

Callos, 1 Kg.

Tomate, 2 unidades.imagen de los distintos ingredientes para realizar el plato

Aceite de oliva, 2 cucharadas.
Cebolla, 4 unidades.

Diente de ajo, 2 unidades.

Pimiento rojo, 1 unidad.

Pimiento verde, 1 unidad.

Pimentón, 1 cucharadita.

Bicarbonato, 1 pizca.

Pimienta molida y sal al gusto.

Manos a la obra:

Lavar, trocear los callos y cocerlos en una olla cubiertos con agua y con una pizca de bicarbonato hasta que queden blandos (1 hora en olla a presión o 2½ horas en olla corriente).

En una olla aparte, cocer los garbanzos, que deben estar en remojo desde la víspera, hasta que estén blandos (2 horas aproximadamente).

Preparar un sofrito con la manteca o en aceite los tomates, las cebollas, los ajos y los pimientos, todo pelado y picado, y añadir el pimentón con los aliños. Mezclar los callos, los garbanzos y el sofrito. Cocer durante 15 minutos a fuego lento. Servir con arroz blanco.

Esta receta ha sido facilitada por la web www.cocinavino.com

novedades

 Mini-Guía del Camino de Santiago Francés

Os anunciamos que ya tenemos a disposición de todos, la cuarta edición de la Mini-Guía del Camino de Santiago, preparada para el año 2018
En esta edición, siguiendo los consejos y peticiones de muchos amigos y peregrinos, hemos incluido las etapas a Finisterre.

Como de costumbre, en ella ofrecemos información sobre la preparación, el equipamiento y La Credencial.
Así mismo respondemos a las preguntas más frecuentes y, desde nuestra experiencia, damos algunos consejos y trucos con el fin de prestar toda la ayuda posible a los peregrinos.
En el aspecto puramente informativo, también en ella se ofrece una mini-descripción de cada etapa con su trazado y perfil. Y, por supuesto, los teléfonos de contacto con hospedaje, restauración y otros servicios de todos aquellos lugares por donde pasará el peregrino y que pueden ser de su interés.

Para más información, pinchar aquí

Viaja con Mundicamino

Como habréis podido observar hemos ampliado la oferta de Caminos a Medida en nuestra agencia de viajes.

Aprovechamos la ocasión para mostraros nuestro catálogo de productos para que lo tengáis como referencia.

El Camino de Santiago a pie:

El Camino de Santiago en bici:

El Camino combinado (parte en bici y parte andando):

Otros Caminos:

El Camino a Caballo:

Enoturismo en el Camino:

Birding en el Camino:

Esperamos que sean de vuestro interés

paz

El sembrador de dátiles

En un oasis escondido entre los más lejanos paisajes del desierto, se encontraba el viejo Eliahu de rodillas, a un costado de algunas palmeras datileras. Su vecino Hakim, el acaudalado mercader, se detuvo en el oasis a abrevar sus camellos y vio a Eliahu transpirando, mientras parecía cavar en la arena.

Paz– Que tal anciano? La paz sea contigo.

– Contigo (contestó Eliahu) sin dejar su tarea.

– ¿Qué haces aquí, con esta temperatura, y esa pala en las manos?

– Siembro (contestó el viejo)

– Qué siembras aquí, Eliahu?

– Dátiles (respondió Eliahu) mientras señalaba a su alrededor el palmar.

– ¡Dátiles! (repitió el recién llegado) y cerró los ojos como quien escucha la mayor estupidez.

– El calor te ha dañado el cerebro, querido amigo. ven, deja esa tarea y vamos a la tienda a beber una copa de licor.

– No, debo terminar la siembra. Luego si quieres, beberemos…

– Dime, amigo: ¿cuántos años tienes?

– No sé… sesenta, setenta, ochenta, no sé.. lo he olvidado… pero eso, ¿qué importa?

– Mira, amigo, las Palmeras tardan más de cincuenta años en crecer y recién después de ser palmeras adultas están en condiciones de dar frutos. Yo no estoy deseándote el mal y lo sabes, ojalá vivas hasta los ciento un años, pero tú sabes que difícilmente puedas llegar a cosechar algo de lo que hoy siembras. Deja eso y ven conmigo.

– Mira, Hakim, yo comí los dátiles que otro sembró, otro que tampoco soñó con probar esos dátiles. Yo siembro hoy, para que otros puedan comer mañana los dátiles que hoy planto… y aunque solo fuera en honor de aquel desconocido, vale la pena terminar mi tarea.

– Me has dado una gran lección, Eliahu, déjame que te pague con una bolsa de monedas esta enseñanza que hoy me diste y diciendo esto, Hakim le puso en la mano al viejo una bolsa de cuero.

– Te agradezco tus monedas, amigo. Ya ves, a veces pasa esto:
tu me pronosticabas que no llegaría a cosechar lo que sembrara. Parecía cierto y sin embargo, mira, todavía no termino de sembrar y ya coseché una bolsa de monedas y la gratitud de un amigo.

– Tu sabiduría me asombra, anciano. Esta es la segunda gran lección que me das hoy y es quizás más importante que la primera. Déjame pues que pague también esta lección con otra bolsa de monedas.

– Y a veces pasa esto, siguió el anciano y extendió la mano mirando las dos bolsas de monedas:
sembré para no cosechar y antes de terminar de sembrar ya coseché no solo una, sino dos veces.

– Ya basta, viejo, no sigas hablando. Si sigues enseñándome cosas tengo miedo de que no me alcance toda mi fortuna para pagarte…

 Fuente: enbuenasmanos

 

 

 oportunidades

 

Ungüento del Peregrino

En esta ocasión y de cara al presente año, os presentamos este maravilloso ungüento para los pies del peregrino. Lubrifica, cura, desinfecta, refresca y hace que los pies se tonifiquen y se recuperen de las caminatas, evitando la aparición de las temidas ampollas.

 

noticias

Deja tu mochila y disfruta de Santiago con estas 10 recomendaciones

La Catedral, el Mercado de Abastos, el parque de la Alameda, la Universidad… Pasa por consigna, libérate de cargas y descubre qué hacer al finalizar el Camino.

viene de boletín 203

Universidad de Santiago de Compostela. Wikimedia Commons

6. Conoce la Universidad

Acércate al Pazo de Fonseca, disfruta de su claustro ajardinado y descubre todos sus tesoros a través de las Visitas guiadas que organiza la USC. Y si eres amante de las bibliotecas no te pierdas la de la Facultad de Historia.

Plaza de Platerías, en Santiago de Compostela. Wikimedia Commons

7. Piérdete por la zona vieja

 Descubre la vida de sus calles y de sus gentes: la Rúa Nova con sus teatros, los soportales de la Rúa do Vilar, el Preguntoiro…

Museo de San Martín Pinario. Wikimedia Commons

8. Sorpréndete con San Martín Pinario

La escalinata, las gárgolas y la fachada plateresca del Seminario Mayor no deja a nadie indiferente. Por la zona descubrirás bares con bonitas terrazas y jardines para disfrutar los días de sol.

Museo do Pobo Galego, en Santiago de Compostela.Wikimedia Commons

9. De Museos

Acércate al parque de Bonaval y visita el Museo do Pobo Galego o el Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC). Y si tienes algo más de tiempo sube hasta la Ciudad de la Cultura en el Monte Gaiás.

Ocaso en el cabo de Fisterra. Wikimedia Commons

10. ¿Y si continúas la aventura?

Si ya sientes nostalgia del Camino, no te preocupes. Una vez en Santiago puedes prolongar tu ruta hasta Fisterra, cinco etapas que te llevarán directo al fin del mundo. Y si quieres seguir libre de cargas recuerda pasarte por Correos y contratar tu Paq Mochila, un servicio con el que te transportan cada día el equipaje de etapa a etapa a los alojamientos que indiques. Así podrás caminar con total comodidad y sin pesos y tendrás tus enseres disponibles al llegar al albergue.

¿Y vosotros? ¿Añadiríais algún alto más en el Camino?

Fuente: vivecamino.com

literatura

AL FIN DEL MUNDO

VIVENCIAS DE DOS PEREGRINOS EN EL CAMINO DE SANTIAGO

Editorial: Círculo rojo Autor: Ignacio Perurena Borobia
ISBN: 978-84-9991-382-7
Publicación: 2011
Páginas: 440 Medidas: 15 x 21 x 3 cm.
Resumen: Ignacio Perurena Borobia (San Sebastián, 1966). Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra. Compatibiliza su actividad profesional con la investigación histórica y la escritura «Al fin del mundo» es el diario de un peregrino. Un cuaderno de viaje en el que el lector acompañará a sus protagonistas desde Roncesvalles hasta Santiago de Compostela y Finisterre, compartiendo con ellos sus encuentros, vivencias y aprendizajes. Es un relato real, transcrito a pie de etapa, del tránsito a una vivencia que transcurre al margen de la existencia cotidiana:
«Durante un tiempo hemos formado parte de ese torrente que golpea con fuerza el umbral de lo divino. Es lo único que no debemos olvidar.»

 Para más información, pinchar aquí

historia

Castro del Rio

Los primeros pobladores de Castro del Río, los encontramos ya en la Prehistoria. Los estudios de sus tierras nos demuestran la intensidad de su poblamiento y la benevolencia de las mismas desde la Edad de los Metales.

Se han encontrado restos Eneolíticos, ibéricos (recinto fortificado y exvotos), cerámica griega y campaniense, inscripciones romanas y visigodas.

Las primeras noticias sobre Castro son de 1.236, cuando aún estaba en poder de los musulmanes.

Castro del Río, constituida a principios del siglo XIV por el Castillo, la Villa y un arrabal extramuros, se verá condicionada por su situación fronteriza y su ubicación en la zona de penetración desde Córdoba a Granada por el valle del Guadajoz.

La Villa de Castro del Río, sufrió todos los vaivenes políticos y militares que caracterizan la historia más temprana del siglo XIX provincial.

La enfrentada realidad socio-económica de Castro, junto a la temprana conciencia social de su grupo proletario, fortalecieron el predominio incuestionable de las corrientes libertarias en el periodo finisecular del siglo XIX y en buena parte del XX.