Apostol

Inicio / 222

222

Camino Mozárabe

Mérida

Municipio: Mérida – Pueblo
Provincia: Badajoz
Situación: Mérida está situada estrategicamente en el centro de la Vía de la Plata.
Clima: Continental, con inviernos cálidos y poco lluviosos gracias a la cercanía con el Océano Atlántico.
Habitantes: 55560
Banco / Caja: Todos los servicios
Otros: Oficina de Turismo: 924 55 10 36
Teléfono: 924  38 01 00

Descripción

Mérida, capital de la Comunidad Autónoma de Extremadura,región del suroeste de España, y sede de sus instituciones de gobierno.

El «Conjunto Arqueológico de Mérida» fue declarado por la UNESCO, en 1993, Patrimonio de la Humanidad, debido a su importante interés histórico y monumental.

Económicamente, Mérida es una ciudad de servicios, con una creciente importancia en el sector industrial y un casi extinguido sector primario.

Tiene el título de Muy noble, Antigua y Leal Ciudad de Mérida.

«Mi sueño es hacer el Camino desde Roma, cuatro meses tirado por ahí»

Olimpio Quiroga peregrina a Santiago por cuarto año, esta vez desde Lisboa

.

Cuenta Olimpio Quiroga Rodríguez (Asturias, 1954) su historia tomándose un descanso en un bar de Alvaiazere, en Portugal, tras haber recorrido 33 kilómetros a casi 40 grados. Es la cuarta vez que realiza el Camino de Santiago. Se estrenó hace cuatro años desde Roncesvalles. Luego fue Sevilla. El año pasado arrancó en Irún. Tiene claro que para entenderlo hay que vivirlo.

-¿Por qué se decidió a hacer el camino?

-Me prejubilé y tomé una de esas decisiones locas cuando tienes necesidad de aventura. Además me gusta mucho caminar.

-¿Y por qué repitió?

-Lo que entraña el camino es muy difícil de explicar. Me gustó mucho, conoces a mucha gente. Me quedó una buena sensación en el cuerpo y ahora, en cuanto pueda y me responden las piernas, seguiré haciéndolo. Este año tocó desde Lisboa, que son unos 650 kilómetros más o menos.

-¿Las localizaciones de inicio del camino cómo las eligió?

– Trato de hacerlo desde todos los lugares que son origen de las distintas rutas. Tengo uno en mente, que es mi gran reto como peregrino. A ver si puedo hacerlo el año próximo. Mi sueño en hacer el camino desde Roma, estar cuatro meses por ahí tirado.

-Ya se ve a si mismo como un peregrino más, ¿no?

-Claro. Yo soy peregrino de los de verdad. Me gusta ir a los albergues del camino, nada de hoteles ni pensiones.

-¿Cada vez ha sido distinta?

-Son todas iguales, solo que el año pasado, por ejemplo, por el del norte fue especialmente gratificante por la gran cantidad de gente maravillosa que conocí. Conecté más. Aquí, por ejemplo, he tenido menos contacto porque no hay peregrinos. Espero que al pasar Oporto haya más.

-¿El momento de llegar es siempre como la primera vez?

-En realidad, cada vez es mejor. No se puede explicar. Pasar el arco con el músico y entrar después en el Obradoiro impresiona. Cada uno entra a su manera, con gritos, llantos, abrazos… Yo hago la foto de rigor y después voy a la misa del peregrino.

-Además de hacer el camino, aprovecha para conocer más sitios de España o Portugal…

-Siempre digo que en el camino he conocido lugares a los que jamás iría y que, además, jamás me habría imaginado.

-¿Puede decirme alguna anécdota que le haya marcado?

-Hoy mismo, en una etapa muy larga y a 38 grados, lo mejor es pasar por pueblos donde la gente se para y me ofrece agua fría. Es grato percibir la solidaridad de cómo reciben a los peregrinos. El año pasado, en el País Vasco, una chica a la que había visto varias veces, perdió el móvil y venía llorando. Le di un abrazo porque estaba destrozada y ella me lo devolvió y me lo agradeció. Cosas tan especiales te dan una alegría impresionante.

-¿Entonces lo mejor del camino diría que es la convivencia?

-Exactamente. El conocer a gente es fundamental, no solo a los peregrinos, sino también a la gente de los lugares donde paras. Son solidarios con nosotros, aunque también es verdad que dejamos mucho dinero en el camino.

-¿Es muy caro el camino en recorridos tan largos?

-Lo es. Se deja mucho dinero, aunque cada uno lo hace a su medida económica. Hay que pagar todas las comidas y dormir fuera. Aunque también hay margen para las sorpresas. El año pasado, con un grupo numeroso en el País Vasco, un chico nos hizo la cena: haces cosas así y vas apañando. La relación y la convivencia con los peregrinos es lo más importante, te da la sensación de que los conoces de toda la vida, hablas de tus cosas personales.

-¿Va siempre solo?

-Sí, sí. Lo que más me motiva es ir solo. Nadie lo entiende. Yo quiero andar a mi bola, a mi ritmo. Pienso en mi vida, en mis hijos, en mis cosas…

-¿Qué es lo mejor que le han aportado estas experiencias? Aunque una aún sin terminar…

-La sensibilidad y la superación personal en todos los sentidos: humanitario, convivencia, espiritual, religioso… Cuando vuelvo a casa del camino llego eufórico. Aunque sea cansado y sacrificado, llego con las pilas cargadas. Hablo seguido del camino, nadie me entiende, pero es igual.

Fuente: lavozdegalicia.es

 

CALABACINES RELLENOS DE QUESO

Ingredientes

Calabacín, 600 grs.

Cebolla mediana, 1 unidad.

Ajo, 1 unidad.
imagen de los distintos ingredientes para realizar el plato
Pimiento rojo, ½ unidad.

Almendra picada, 2 cucharadas.

Aceite de oliva virgen extra, 4 cucharadas.

Harina, 1 ½ cucharada.

Leche, 1 taza.

Queso de cabra, 200 grs.

Sal, y pimienta molida al gusto.

Manos a la obra

Lavar los calabacines, cortarlos por la mitad en sentido longitudinal y extraer la pulpa con cuidado; picarla. Cocer las barquitas de calabacín en agua hirviendo con sal durante 20 minutos. Escurrir bien. Pelar la cebolla y el ajo y picar menudos. Lavar el pimiento y picarlo menudo. Calentar la mitad del aceite en una sartén y rehogar la cebolla, el ajo, la pulpa de calabacín y el pimiento, durante 15 minutos, moviendo a menudo.

Calentar el aceite restante, rehogar la harina y agregar la leche poco a poco, sin dejar de mover hasta obtener una bechamel. Salpimentar. Cubrir el fondo de una fuente refractaria con 2 cucharadas de bechamel y colocar los calabacines rellenos con la farsa de verduras. Cortar el queso en tiras y colocarlo en los calabacines. Cubrir con la bechamel restante y meter en el horno durante 30 minutos a media potencia. Servir bien calientes acompañados con salsa de tomate.

Esta receta ha sido facilitada por la web www.cocinavino.com

CALCETINES PARA HACER EL CAMINO

Tras un pequeño retraso, ya tenemos con nosotros un buen surtido de estos estupendos calcetines para hacer el Camino de Santiago, a un precio fantástico.
Si pincháis en la imagen o en el enlace inferior, podréis ver que están fabricados con los mejores materiales, lo que os garantiza una calidad/precio extraordinarios.

calcetines Jacobeos

Para más información haz click aquí.

 

Hotel Zeus ***

Descripción

El Hotel Zeus de Mérida, provincia de Badajoz, es un céntrico establecimiento de 3 estrellas dotado de todas las comodidades y servicios para ofrecer a nuestros clientes una perfecta estancia en Mérida. Se encuentra en una zona residencial muy tranquila y a tan sólo dos minutos andando del centro histórico de la Ciudad Monumental, Capital Autónoma y Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Municipio: Mérida
Provincia: Badajoz
Capacidad: 76 plazas.
Habitaciones: Dobles con baño
Desayuno: Si
Restaurante: Si
Categoría: H***
Situación: Avda. Reina Sofía, 8 – Mérida
Regentado: J. Francisco Moreno González
Contacto: Tel. 924 31 81 11       Fax: 924 30 33 76

El Hotel Zeus cuenta con todos los servicios y comodidades propios de un hotel de 3 estrellas, lo que hace de este hotel uno de los hoteles de Mérida ideales para el confort y el descanso.

Las zonas comunes del hotel están muy bien equipadas, proporcionando al huésped un alojamiento en unas excelentes instalaciones y servicios.

MunficaminoTravel

Viaja con Mundicamino

Como habréis podido observar hemos ampliado la oferta de Caminos a Medida en nuestra agencia de viajes.

Aprovechamos la ocasión para mostraros nuestro catálogo de productos para que lo tengáis como referencia.

El Camino de Santiago a pie:

El Camino de Santiago en bici:

El Camino combinado (parte en bici y parte andando):

Otros Caminos:

El Camino a Caballo:

Enoturismo en el Camino:

Birding en el Camino:

Esperamos que sean de vuestro interés

El sembrador de dátiles

EPazn un oasis escondido entre los más lejanos paisajes del desierto, se encontraba el viejo Eliahu de rodillas, a un costado de algunas palmeras datileras. Su vecino Hakim, el acaudalado mercader, se detuvo en el oasis a abrevar sus camellos y vio a Eliahu transpirando, mientras parecía cavar en la arena.

– Que tal anciano? La paz sea contigo.

– Contigo (contestó Eliahu) sin dejar su tarea.

– ¿Qué haces aquí, con esta temperatura, y esa pala en las manos?

– Siembro (contestó el viejo)

– Qué siembras aquí, Eliahu?

– Dátiles (respondió Eliahu) mientras señalaba a su alrededor el palmar.

– ¡Dátiles! (repitió el recién llegado) y cerró los ojos como quien escucha la mayor estupidez.

– El calor te ha dañado el cerebro, querido amigo. ven, deja esa tarea y vamos a la tienda a beber una copa de licor.

– No, debo terminar la siembra. Luego si quieres, beberemos…

– Dime, amigo: ¿cuántos años tienes?

– No sé… sesenta, setenta, ochenta, no sé.. lo he olvidado… pero eso, ¿qué importa?

– Mira, amigo, las Palmeras tardan más de cincuenta años en crecer y recién después de ser palmeras adultas están en condiciones de dar frutos. Yo no estoy deseándote el mal y lo sabes, ojalá vivas hasta los ciento un años, pero tú sabes que difícilmente puedas llegar a cosechar algo de lo que hoy siembras. Deja eso y ven conmigo.

– Mira, Hakim, yo comí los dátiles que otro sembró, otro que tampoco soñó con probar esos dátiles. Yo siembro hoy, para que otros puedan comer mañana los dátiles que hoy planto… y aunque solo fuera en honor de aquel desconocido, vale la pena terminar mi tarea.

– Me has dado una gran lección, Eliahu, déjame que te pague con una bolsa de monedas esta enseñanza que hoy me diste y diciendo esto, Hakim le puso en la mano al viejo una bolsa de cuero.

– Te agradezco tus monedas, amigo. Ya ves, a veces pasa esto:
tu me pronosticabas que no llegaría a cosechar lo que sembrara. Parecía cierto y sin embargo, mira, todavía no termino de sembrar y ya coseché una bolsa de monedas y la gratitud de un amigo.

– Tu sabiduría me asombra, anciano. Esta es la segunda gran lección que me das hoy y es quizás más importante que la primera. Déjame pues que pague también esta lección con otra bolsa de monedas.

– Y a veces pasa esto, siguió el anciano y extendió la mano mirando las dos bolsas de monedas:
sembré para no cosechar y antes de terminar de sembrar ya coseché no solo una, sino dos veces.

– Ya basta, viejo, no sigas hablando. Si sigues enseñándome cosas tengo miedo de que no me alcance toda mi fortuna para pagarte…

Fuente: enbuenasmanos

El Camino de Santiago, edición en castellano

El Camino de Santiago empieza en la puerta de la casa de cada ciudadano del mundo. Sin embargo los flujos de peregrinación se asemejan al curso de las aguas. Empiezan por ser como pequeños arroyos que desembocan en caudales de mayor calado, los cuales a su vez vierten aguas en aquellos afluentes que alimentan grandes rios, al final, todo concluye en un gran delta en ese océano de espiritualidad, que es Santiago de Compostela. Una de éstas grandes rutas, es sin duda, el Camino Francés o Ruta de las Estrellas, así lo dio a conocer el clérigo borgoñón Aymeric Picaud en el siglo XII. En realidad se trata del Camino de Santiago por excelencia. Parte de Saint Jean Pied de Port, con un itinerario de aproximadamente 800 kilómetros hacia el oeste, con la Vía Láctea que acompaña desde el cielo y la esencia de una ruta milenaria que impregna la tierra. Disfrutar de la bondad y hospitalidad de sus gentes, cuya cultura, costumbres y exquisita gastronomía sorprenden permanentemente, es otro de sus grandes alicientes.

 Para más información, pinchar aquí

Las cruces del Camino

La cruz es uno de los signos más abundantes en la cultura del hombre de todo tiempo y lugar. El hombre ha descubierto en ella, desde siempre, un instrumento privilegiado Para expresar al misterio más profundo del mundo y de la vida. Sus brazos le guian en el tiempo (nacimiento y puesta del sol) y en el espacio. La cruz, símbolo de la realidad entera en todas sus dimensiones (humano-divina, el material-espiritual, masculino-femenina), es referente ineludible para acceder a lo transcendente y a lo inmanente.

Mérida

La Emerita Augusta romana fue fundada en el año 25 a.C. Capital de la provincia Lusitana, su fundación era la culminación de la dominación romana de la zona y de la política de poblamientos de control de la Vía de la Plata.

En el sigo IV conoció un momento inigualable de esplendor, reflejado con precisión en las numerosas obras de carácter público y privado llevadas a cabo. La mayor parte de las manifestaciones artísticas y culturales romanas están recogidas en el Museo Nacional de Arte Romano.

Tras la caída del Imperio Romano, en el siglo V, Mérida fue ocupada por los suevos que la convirtieron en la capital de su reino. Conoce otro momento de esplendor durante el reino visigodo. En el siglo VI y por iniciativa del obispo Mausona, el cristianismo arraiga fuertemente en la zona convirtiéndose en Sede Metropolitana hasta 1190 en que ésta sea trasladada a Santiago de Compostela.

La dominación árabe por las tropas de Muza conllevará el ocaso de la ciudad. Conquistada a los musulmanes por la Orden de Santiago seguirá siendo un hito fundamental en el trazado del Camino Jacobeo en la Ruta de la Plata. La recuperación real de Mérida tendrá lugar durante el reinado de los Reyes Católicos ya que el Maestre de la Orden de Santiago D. Alfonso de Cárdenas se situará al lado de la princesa Isabel en su lucha por el trono de Castilla, frente a los partidarios de su hermanastra, la desgraciada princesa Juana, apodada la Beltraneja.

Durante los siglos XVII Y XVIII, época de Austrias y Borbones en el trono de España, se verá envuelta en continuas luchas.La invasión francesa supondrá un lamentable expolio del patrimonio histórico y artístico de Mérida. Los siglos XIX y XX han hecho de la ciudad un importante núcleo industrial y de servicios. Desde los años 80 del pasado siglo es capital autonómica.