Apostol

Inicio / Actualidad / Cuando el reciclaje es el camino

Cuando el reciclaje es el camino

13 julio 2017 / Mundicamino

Ecoembes, junto a Galicia, Castilla y León y Asturias, ponen en marcha una iniciativa para reciclar durante el Camino de Santiago.

Cada peregrino que decide emprender el Camino de Santiago lo hace por diferentes motivos. Se trata de un camino espiritual en el que caminantes de todo el mundo ansían llegar a Santiago de Compostela, donde se veneran las reliquias del apóstol Santiago y se consigue la perseguida concha del peregrino.

Pero lo cierto es que es una experiencia que puede vivirse de muchas maneras diferentes. Puede estar lleno de diversión, de deporte, de amistad, de reflexión… Cada uno puede elegir cómo disfrutarlo pero para que todos podamos seguir recorriéndolo, solo existe un camino: cuidarlo. Bajo esta premisa, la Xunta de Galicia, la Junta de Castilla y León y el Principado de Asturias, en colaboración con Ecoembes, organización encargada de la recogida y reciclado de envases en España, han puesto en marcha -por segundo año consecutivo en las dos primeras y por primera vez en Asturias- la campaña «Reciclar es el camino».

El objetivo es concienciar de la importancia del reciclaje tanto en el tramo del Camino Francés que atraviesa los territorios de Galicia y Castilla y León, como en el paso por el Camino del norte que cruza las zonas de Galicia y Asturias. Para lograrlo los promotores de este proyecto medioambiental cuentan con la inestimable ayuda de los albergues que jalonan el recorrido. Hasta el momento, se han sumado a esta iniciativa más de 300 establecimientos. En concreto, participan 146 en Galicia, 122 en Castilla y León y 44 en Asturias.

Estas posadas, donde las caminantes curan sus heridas y reponen fuerzas con comida y descanso para continuar el camino al día siguiente, ahora son ecoalbergues que promueven el respeto hacia el entorno natural y ayudan a los peregrinos a reciclar en todas las etapas del Camino.

Así, en estos ecoalbergues a los peregrinos se les entrega un kit con un mapa de donde están situados todos los establecimientos participantes; información sobre cómo separar los envases y reciclarlos correctamente; una bolsa plegable con un mosquetón para colgar de la mochila y así transportar los envases hasta depositarlos en los contenedores que hay en el albergue, y una pulsera que les identificará como ecoperegrinos. «Al igual que los albergues tienen su sello -explican desde Ecoembes-, queremos que el peregrino también pueda mostrar su compromiso con la filosofía #EcoPeregrino».

De la misma manera, los establecimientos hoteleros participantes también tienen un sello que les distingue. Y es que su labor es vital para que este «camino del reciclaje» llegue a buen puerto. En los albergues, Ecoembes ha repartido contenedores específicos para depositar cada residuo y paneles informativos para realizar esta tarea correctamente.

Isaac, quien regenta el albergue de San Lázaro en Santiago de Compostela, participa por segunda vez ya en esta campaña. Aunque la acogida el año pasado fue buena, reconoce que este año la iniciativa está más consolidada, y eso se nota solo con mirar los contenedores: «Cada vez los contenedores están más llenos y veo que los peregrinos saben más sobre dónde va cada residuo y están más concienciados», explica a ABC Natural. Además, añade, «ya no se quejan como antes de que el recorrido está sucio, y esto es una opinión contrastada en el tiempo porque aquí casi todos hacen el Camino más de una vez».