Apostol

Inicio / Actualidad / Dónde dormir en el Camino de Santiago

Dónde dormir en el Camino de Santiago

03 mayo 2021 / Mundicamino

A la hora de planificar tu peregrinación hasta Santiago de Compostela, una cuestión primordial es dónde dormir en el camino. Las posibilidades son muchas, tanto desde un punto de vista geográfico como cualitativo, teniendo en cuenta las distintas modalidades existentes.

Lo bueno es que todos podemos encontrar opciones adecuadas a nuestras expectativas, fantasías, necesidades y posibilidades.

Tipos de alojamientos en el Camino de Santiago

Vamos a ver, una tras otra, todas las alternativas disponibles y qué vas a encontrarte en cada una de ellas.

Albergues de peregrinos

Son los más habituales y populares, sobre todo para quienes quieren vivir una experiencia 100 % peregrina. En ellos conocerás gente increíble que te contará vivencias e historias únicas sobre el Camino y son los más económicos.

Sin embargo, se comparte habitación, por lo que no siempre es fácil descansar bien, el tiempo necesario, en ellos. Carecen de lujos y unos tapones para los oídos te resultarán muy útiles.

Albergues municipales

También son bastante económicos, pero el ambiente resulta un tanto agobiante por la gran cantidad de camas que concentran. Si no te importa, debes darte prisa para reservarlos: se agotan enseguida.

Albergues privados

Permiten mantener la esencia peregrina pero con un plus de descanso y comodidades. Suelen estar disponibles y son más caros y mejores que los otros.

Los hay de diferentes niveles, incluso algunos incluyen lavadora, habitaciones individuales y hasta piscina. La amabilidad de sus propietarios es proverbial.

Albergues parroquiales

En ellos no estás obligado a pagar un precio determinado, solo a dar un donativo. Se llenan enseguida, por supuesto, y suelen estar abarrotados. Pero si tienes poco dinero, es una opción estupenda.

Hostales

El Camino de Santiago se encuentra salpicado de alojamientos convencionales como los hostales, una opción más cara que los albergues pero que, según los casos, también es asequible. Lo que sí encontrarás en ellos, sin duda, es más tranquilidad, intimidad y confort.

Pensiones

Son similares a los hostales, pero con un matiz más familiar. Son más baratas y pueden tener baño particular o compartido, según el precio.

Si te has hartado de las literas, pero no tienes un presupuesto elevado, son la mejor alternativa.

Casas rurales

Constituyen una estupenda manera de profundizar aún más en la cultura autóctona de las distintas zonas, viviendo en primera persona la arquitectura y el interiorismo propios de cada una.

Suelen contar con habitaciones con baño y son un verdadero lujo… pero tendrás que pagar más.

Hoteles

Aunque los encontrarás con un rango amplio de precios, pueden ser la opción más cara y, por ende, la más lujosa.

Lo más destacable es que incluyen numerosos servicios, como desayuno, lavandería y a veces espacios wellness. También puedes decantarte por un hotel de una estrella y pagarás bastante menos.

Sin alojamiento

No serías el primero que realiza el Camino de Santiago en plan vivac, con una tienda de campaña en la mochila y durmiendo al exterior. Solo para expertos y muy, muy habituados. Si no es tu caso, mejor busca otra opción.

Como ves, para decidir dónde dormir en el Camino de Santiago tienes muchísimas opciones. ¿Cuál es la tuya?

Todos los posibles alojamientos para dormir en el camino