Apostol

Inicio / Actualidad / El 83% de los peregrinos que se alojan en el Albergue Municipal de Burgos son extranjeros

El 83% de los peregrinos que se alojan en el Albergue Municipal de Burgos son extranjeros

07 agosto 2017 / Mundicamino

Durante el primer semestre del año, un total de 13.300 peregrinos pernoctaron en el Albergue Municipal, la inmensa mayoría de ellos de origen extranjero

Destaca la presencia de italianos, surcoreanos, alemanes, franceses y estadounidenses

Este mismo verano se comenzará a modificar la señalización del Camino en la ciudad.

El Camino de Santiago cada vez es más internacional. Así al menos se desprende de los datos de pernoctaciones que acumula el Albergue Municipal de Burgos, que durante el primer semestre del año recibió la visita de 13.300 peregrinos. Se trata de una cifra muy similar a la registrada en el mismo periodo de 2016 (13.500), pero viene condicionada por un detalle de relativa importancia. Y es que, la presencia de extranjeros es cada vez mayor.

Según ha confirmado hoy el alcalde, Javier Lacalle, durante su habitual visita al Albergue con motivo de la celebración del día de Santiago, el 83 por ciento de los peregrinos que pernoctaron en la instalación municipal en los primeros seis meses del año fueron extranjeros, mientras que apenas el 17 por ciento restante fueron nacionales. Por países, destaca la presencia de peregrinos italianos, surcoreanos, alemanes, franceses y estadounidenses, todos ellos con más de un millar de pernoctaciones.

Esa fotografía de situación permite hacer un balance muy positivo de la trascendencia internacional del Camino, que el próximo año celebrará el 25 aniversario de su declaración como Patrimonio de la Humanidad y que es parte fundamental de la historia de Burgos.

Señalización

Por su parte, Lacalle ha aprovechado su presencia en el Albergue para confirmar que las labores de modificación de las señales del Camino en el término municipal comenzarán este mismo verano. Para ello, el Ayuntamiento echará mano del estudio realizado por los miembros de la Asociación de Amigos del Camino, que tiempo atrás detalló una serie de deficiencias que pretenden ser abordadas.

En este sentido, el alcalde ha asegurado que se actuará en todo el término municipal, instalando nuevas señales o, en su defecto, modificando la dirección de algunas ya existentes que no terminan de estar claras para el peregrino. Buena parte de esas señales deficientes se encuentran en la zona de acceso a la ciudad, que continúa generando un arduo debate. Y es que, aunque el Camino original entra en Burgos por Capiscol y Gamonal, cada vez son más los peregrinos que acceden a la ciudad por Fentes Blancas, un entorno mucho más amable, pero que “no es el Camino”, según defiende Jesús Aguirre, presidente de la Asociación.

De esta forma, la intervención municipal, coordinada por la sección de Tráfico, se centrará en los accesos históricos, si bien, Lacalle no ha cerrado la puerta al establecimiento de alguna medida para facilitar también la entrada por Fuentes Blancas, aunque para ello es necesario establecer conversaciones al respecto con la Junta de Castilla y León.