Apostol

Inicio / Actualidad / Un Camino de Santiago en letargo primaveral

Un Camino de Santiago en letargo primaveral

21 mayo 2020 / Mundicamino

Con una expectativa  de recepción de cerca de 365.000 peregrinos en el Camino de Santiago para este ejercicio, la crisis del COVID-19 ha provocado el letargo de la temporada esperando su activación por parte de todos los peregrinos y profesionales del camino para principios de Julio de este año presente.

Un 65% de los peregrinos en 2019  cerca de 265.000  fueron de países extranjeros como Italia, Alemania, Estados Unidos ,Corea del sur, Japón, etc…. Estadísticamente es complicado que los peregrinos nacionales  cubran el vacío de estos caminantes foráneos.Desgraciadamente estos peregrinos no parecen que vengan este ejercicio 2020 ,pero se espera que en 2021con la declaración de Año Santo o Jacobeo con la concesión del perdón a quienes visiten la tumba del Apóstol.

Peregrinos  europeos dependen de la apertura que será lento y complicado. Respecto a los desplazamientos interprovinciales serán fundamentales para la formalización de reservas a partir del 1 de julio.

El camino de Santiago recibirá este verano a peregrinos nacionales principalmente teniendo en cuenta que no podrán viajar fuera , alicientes después de un largo confinamiento pueden ser la búsqueda de la naturaleza y un cierto sentido pospuesto como una promesa vital
Estadísticamente las mujeres peregrinas  son mayoría con un 58% después de 12 siglos. Ellas muestran más temores y prefieren hacer el camino a pie en verano, buscando en lso alojamientos  higiene y confort. En el caso de los albergues y otros profesionales del sector irán activándose en función de la demanda aunque en otros casos no lo harán si no lo ven rentable.

Nueva reglamentación

.Los alojamientos  están muy preocupados para adaptarse a la nueva normativa en un camino modernizado con alicientes como el deporte, la aventura y las motivaciones culturales .De momento las primeras reglas como la distancia interpersonal entre quienes no viajan juntos, la desinfección de instalaciones,  instalación de mamparas de protección y un protocolo primordial  cuando un peregrino presente síntomas de Covid-19 con el objetivo de evitar contagios en los alojamientos.

Este ejercicio será un camino más familiar , menos masificado, sin tanta mercantilización. Se echará de menos a los peregrinos internacionales y el camino perderá algo de ambiente.

.