Apostol

Inicio / Actualidad / El Camino Ignaciano da otro paso

El Camino Ignaciano da otro paso

27 mayo 2017 / Mundicamino

Participaron alcaldes y concejales de municipios guipuzcoanos y alaveses que atraviesa el camino; la directora de Turismo de Diputación y el director de Basquetour, entre otros.

El centro de interpretación acogió ayer una reunión de trabajo para ponerlo en valor.

Alcaldes y concejales de los municipios guipuzcoanos y alaveses por los que pasa el Camino Ignaciano; los directores de Turismo de las Diputaciones forales de Gipuzkoa y Alava y el director de Basquetour, entre otros, participaron en la reunión que se celebró ayer por la mañana en el centro de interpretación de Antigua, con el objetivo de dar un paso más en la puesta en valor y promoción del Camino Ignaciano, ese que recrea la ruta que Ignacio de Loyola, siendo caballero, recorrió el año 1522 desde Loiola hasta Manresa.

En aras de fortalecer y promover el ámbito turístico del Camino Ignaciano, los municipios guipuzcoanos y alaveses por los que pasa se constituyeron como red en marzo del pasado año 2016. Posteriormente, en noviembre, celebraron una reunión en Laguardia y ayer llevaron a cabo un tercer encuentro. Según explicaron, actualmente se encuentran en la «fase de diagnóstico». Están abordando temas relacionados con la señalética, lugares para pernoctar, servicios que hay en cada municipio, etcétera. Todo ello teniendo como meta llegar con el Camino a punto a 2022, año en que se conmemorará el 500 aniversario de la peregrinación de Ignacio de Loiola.

«Actualmente, el Camino está en marcha. La gente lo está recorriendo tanto caminando como en bicicleta», explicaron. No obstante, «hay algunos problemas». Hablaron de algunas zonas en las que es difícil encontrar alojamiento, «no hay albergues como en el Camino de Santiago», entre otros inconvenientes.

Un zumarragarra, el primero

Mikel Serrano, alcalde de Zumarraga, recordó que fue un zumarragarra, Fermín Lopetegi, el primer peregrino en completar el Camino Ignaciano tras su inauguración en 2012. Asimismo, sostuvo que Lopetegi, como buen conocedor del mismo, no en vano lo ha recorrido en siete ocasiones, también está echando una mano, en su adecuación.

Harkaitz Millán, director de Basquetour, la agencia vasca de turismo, recordó que 2017 es el año internacional del turismo sostenible y destacó la «sostenibilidad social» del Camino Ignaciano, ya que la gente que lo recorre puede sufrir una ‘transformación’ interior, pero «es muy respetuosa con el entorno, no transforma el lugar al que va». Asimismo, indicó que este tipo de recursos sirve para «deslocalizar» el turismo, llevando gente de los puntos más turísticos de Euskadi a otros lugares.

«Abre oportunidades»

Por su parte Eneko Etxeberria destacó las posibilidades que ofrece el Camino Ignaciano, más allá del punto de vista religioso. El alcalde de Azpeitia indicó que para estas comarcas del interior cuya base económica ha sido siempre la industrial, «el turismo es una actividad económica que abre oportunidades a la ciudadanía».