Apostol

Inicio / Actualidad / El cierre del albergue privado obliga a los peregrinos a dormir en el pabellón rués

El cierre del albergue privado obliga a los peregrinos a dormir en el pabellón rués

26 noviembre 2019 / lavozdegalicia.es

La Xunta y el Concello buscan cómo solucionar la falta de seguridad en el tramo de enlace con Vilamartín

El cierre del único albergue privado que hay en Valdeorras deja a los peregrinos con pocas opciones a su paso por el oriente ourensano. Actualmente quedan abiertos dos públicos, el de Xagoaza (en O Barco) y el de Vilamartín. El barquense no está muy concurrido porque está muy lejos del trazado del Camiño de Inverno, sumando unos dos kilómetros al recorrido jacobeo que no acaba de convencer a los peregrinos. El de Vilamartín sí está en el trazado, en la zona de O Bañadoiro, y desde su apertura el pasado mes de julio suma ya más de 130 pernoctaciones. «É unha cifra moi positiva», apunta Asunción Arias, presidenta de Amigos do Camiño y gerente del albergue privado de A Rúa, que ha tenido que cerrar por problemas personales. Eso hace que actualmente, los caminantes que llegan a la localidad tengan que dormir en el pabellón o pagarse un hostal. «A opción do pavillón non lles gusta moito, porque os poñen onde van os adestradores… É unha solución momentánea, pero que hai que resolver», decía Arias después de mantener una reunión con el director del plan Xacobeo, Isaías Calvo, y el alcalde de A Rúa, Álvaro Fernández. Juntos visitaron también el futuro albergue rués, y Arias lamentó lo visto. «Eu coidaba que estaría máis avanzado, pero aínda faltan varias cousas, a máis importante a calefacción», decía Arias. Según lo puesto sobre la mesa en la reunión, el albergue no estará funcionando, como pronto, hasta el mes de marzo.