Apostol

Inicio / Actualidad / El paso de peregrinos por la ciudad se multiplica por ocho en una década

El paso de peregrinos por la ciudad se multiplica por ocho en una década

26 septiembre 2017 / Mundicamino

El año pasado realizaron el Camiño Portugués más de 52.000 personas, frente a las 6.500 de 2006 – La preocupación es dar un buen servicio a los 120.000 que se esperan en el Año Santo 2021.

La imagen de los peregrinos caminando por el centro de la ciudad se ha convertido en habitual en Pontevedra. El Camiño Portugués, el que parte del país vecino hasta Compostela, es el segundo itinerario más demandado después del Camino Francés, para llegar a la capital gallega.

Según los datos más recientes de la Oficina del Peregrino de la Catedral de Santiago, en la última década, el número de personas que han elegido esta ruta, que incluye a la ciudad del Lérez, se ha multiplicado por ocho. Si en 2006 fueron 6.467 los que lo siguieron, el año pasado la cifra fue de 52.138, es decir, más de un 700% superior, o lo que es lo mismo, ocho veces mayor.

El incremento es también notable teniendo en cuenta el conjunto del Camino de Santiago, que contó con 100.377 peregrinos en 2006, de ahí que los que se decantaron por la ruta portuguesa supusieran entonces un 6,44%.

Ese porcentaje se fue incrementando con el paso del tiempo, de modo que tomando como referencia el total de 277.854 peregrinos del año pasado, los que pasaron por Pontevedra fueron un casi un 19%. Los números demuestran el auge paulatino del Camiño Portugués.

El presidente de la Asociación de Amigos do Camiño Portugués, Celestino Lores, augura que este año, de mantenerse las cifras que se han ido registrando mensualmente, se espera que se superen los 60.000 peregrinos, lo que supondrían una nueva subida respecto al año pasado de al menos un 15%.

Lores participó ayer en el tradicional Congreso de Hospitaleros que se celebró en un céntrico hotel de Pontevedra y en el que tomaron parte alrededor de 70 personas de Galicia y Portugal.

El pontevedrés valora positivamente esta tendencia, que, considera, supone un beneficio económico importante para la ciudad.

«Según los datos de este año, han llegado más de 43.000 peregrinos a Santiago a través del Camiño Portugués, de los cuales más de 11.000 utilizaron el albergue de Pontevedra, lo que quiere decir que ha habido un importante porcentaje de ellos que se alojaron en otro tipo de establecimientos, como hoteles», explica.

«El albergue Virxe Peregrina no tiene capacidad para tantos peregrinos, pero el hecho de que utilicen hoteles o pensiones de la ciudad es positivo porque dejan riqueza en la ciudad», celebra.

Habitualmente, en la época estival y en la Semana Santa, no lectivas, el albergue utiliza para los caminantes los pabellones de A Xunqueira, cedidos por los centros educativos para tal fin, especialmente para grupos grandes.

«Si bien es cierto que hay infraestructura hotelera para acoger a estos peregrinos, también hay que pensar que muchos de ellos no tienen capacidad económica para pagar ese alojamiento, ya que no son lo mismo los 6 euros que se pagan por noche en el albergue que los 20 o 30 que les pueden costar en otros establecimientos», razona.

A ello hay que añadir la filosofía del Camino de Santiago, que se caracteriza por la austeridad y la relación con otros peregrinos, tanto a nivel religioso como experiencial, de modo que la mayoría de los peregrinos prefieran los albergues, donde tienen lugar interesantes charlas entre desconocidos.