Apostol

Inicio / Actualidad / El peregrino 200.000 en lo que va de año consolida el récord del Camino

El peregrino 200.000 en lo que va de año consolida el récord del Camino

07 septiembre 2017 / Mundicamino

Ángel Herrero Gala completó la Vía de la Plata y se convirtió, a la vez, en el peregrino número 200.000 de lo que va de año, consolidando así el récord del Camino. El madrileño recibió la noticia en la Oficina del Peregrino, cuando por la mañana procedió a recoger su Compostela.

«Me recibieron dos personas de la oficina y pensaba que me iban a hacer alguna encuesta sobre el Camino, pero fue una sorpresa muy grande cuando conocí la verdadera noticia», explica Ángel Herrero, que se llevó como obsequios una medalla de bronce dedicada a la ruta Jacobea, un libro titulado La Catedral de Santiago y una concha de peregrino.

«Es una suerte poder ser el 200.000 pero realmente no merezco el premio, simplemente es para todos los peregrinos que lo transitan cada día. Es de todos ellos», quiso resaltar el romero, que recorrió el trazado de la Vía de la Plata desde Salamanca en un total de catorce días, aprovechando su período de vacaciones. «Recibir esto es una especie de guinda de todo el pastel», añade.

Un madrileño que repite

«Ha sido un camino muy gratificante, me he sentido muy acompañado y protegido en todo momento. He encontrado gente fantástica y la verdad es que es muy positiva esta experiencia», cuenta Herrero de la que es su segunda vez en la ruta jacobea. El año pasado, en las mismas fechas, vino acompañado por su pareja y sus hijos, con los que comenzó el recorrido desde Sarria. En esa ocasión le gustó lo vivido y «fue muy reconfortante», afirma. Pero se quedó con ganas de hacer el recorrido de otra forma. «Quería experimentar un poco el tema de mochilero y albergue durante todo el camino. Así que me decidí. Todos tenemos un momento en la vida y este era uno», dice el madrileño, que la vez anterior no vivió de esa forma el Camino al viajar también con sus hijos. Por el momento, Ángel Herrero ya ha prometido que repetirá y espera que sea el año que viene, acompañado por su familia de nuevo. «A lo mejor nos convertimos de esta vez todos en mochileros, me gustaría que mis hijos también lo consiguieran porque es una maravilla», explica Herrero, a quién le gustaría probar para una próxima ocasión la ruta del Norte, pese que reconoce que es más duro, o la de Finisterre, más asequible para hacer en familia. «Todos los caminos son maravillosos», remata el peregrino, que recuerda una frase que le dijo un hospitalero durante la ruta: «Lo importante no es llegar a Santiago, sino saber que es una etapa más del camino, y lo relevante es seguir viviendo las que quedan por delante».

Ángel Herrero, que recorrió la Vía de la Plata, recibió como obsequio una medalla de bronce