Apostol

Inicio / Actualidad / La Diócesis de Mondoñedo-Ferrol asume el reto de dar una «mejor acogida» a los peregrinos

La Diócesis de Mondoñedo-Ferrol asume el reto de dar una «mejor acogida» a los peregrinos

30 mayo 2017 / Mundicamino

El obispo anuncia la búsqueda de fórmulas en las que participen muy activamente las parroquias.

El obispo de Mondoñedo-Ferrol, Luis Ángel de las Heras, asumió esta mañana, en nombre de la Diócesis, la necesidad de dar una «mejor acogida» a los peregrinos que se dirigen a Santiago, y anunció que la Iglesia está buscando fórmulas para prestarles cuanto apoyo esté en su mano. En el transcurso de un encuentro con periodistas celebrado en la Domus (en la sede ferrolana del Obispado), De las Heras subrayó que tanto el Camino Norte (el que atraviesa la Diócesis pasando por enclaves como Vilanova de Lourenzá, Mondoñedo y Vilalba) como el Camino Inglés (el que comienza en Ferrol) están cobrando un protagonismo cada vez mayor en el marco del fenómeno de la peregrinación a Compostela, y asumió el compromiso de que la Iglesia tenga un papel cada vez más activo a la hora de protegerlos e impulsarlos. En ese sentido, y aun a la espera de concretar las medidas que se adopten desde la Diócesis, hoy ya adelantó que hay dos cosas que le importan al Obispado especialmente: que los peregrinos encuentren, en la medida de lo posible, las iglesias «abiertas» y que tengan siempre un «lugar donde quedarse».Con esta decisión, la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol viene a seguir los pasos de la mayor parte de las diócesis por las que discurren los viejos caminos de peregrinacion a Compostela: el Camino Primitivo y el Camino Francés. Unas diócesis en las que el nuevo auge adquirido por el fenómeno de la peregrinación ha llevado a la Iglesia a tomar conciencia de quien camina hacia el Sepulcro del Apóstol debe sentir, en todo momento, que la propia Iglesia lo acompaña, con independencia que su viaje tenga una raíz espiritual… o no.

«Comunicar esperanza»

El encuentro celebrado esta mañana en la Domus tuvo como marco la Jornada Mundial de la Comunicación Social, que la Iglesia celebra desde el año 1967 y que surgió a su vez del Concilio Vaticano II. Una jornada en la que, este año, los obispos del mundo llaman a los profesionales del periodismo, en nombre del Papa Francisco, a «comunicar esperanza y confianza en los nuevos tiempos». La intervención de Luis Ángel de las Heras incidió muy especialmente, de hecho, en ese aspecto. El prelado, compañado por su vicario general, Antonio Rodríguez Basanta, dio gracias repetidamente por el trabajo de todos cuantos integran la diócesis, tanto sacerdotes y religiosos de vida consagrada como laicos. E hizo un llamamiento a todos los cristianos para «no ser indiferentes» ante el dolor ajeno. «Un cristiano no puede ser indiferente nunca», señaló el obispo, que se mostró especialmente preocupado por quienes «pasan necesidades» y a menudo no tienen ni para comer.