Apostol

Inicio / Ruta del Ebro

Ruta del Ebro

Etapa

7

Monumentos

Escatrón

Capilla y Arco de Santa Águeda

El arco formó parte de la antigua muralla y está datado a mediados del siglo XVII. Su emplazamiento se halla sobre la plaza del Barranco uniendo dos casas y sirviendo de soporte el mismo bloque de sillería. Su base es de planta cuadrada, con ladrillo encima de la piedra y capilla octogonal en la parte superior, con unas ventanitas de alabastro para dar luz y realce a su interior, en la que se encuentra un altar y cuadro con la imagen de Santa Águeda.

Una gran puerta/ventana semicircular de estructura de madera y cerrada con cristales, permite desde el exterior su visión.

Ermita de Santa Águeda

Se halla situada sobre un montículo frente a la parroquia y está fechada en 1687. Consta de nave única con torre barroca ocotogonal y campana de 1466 procedente de la iglesia parroquial que fue trasladada dentro de la restauración llevada a cabo en 1995.

Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora.

Edificio levantado en el siglo XVI (1525) de piedra sillar y que fue modificado a mediados del siglo XIX. Su estructura es de nave única con pasillo lateral que une las capillas del lado Oeste y ábside poligonal. A sus pies tiene coro elevado sobre bóveda de lunetos y sobre este un cuadro semicircular de temática religiosa que creemos procede del Monasterio de Rueda. Unos contrafuertes soportan el empuje exterior. En la cabecera se encuentra el retablo de alabastro que, procedente del Monasterio de Rueda, se trasladó tras su desamortización a esta iglesia donde ha sido restaurado y consolidado recientemente. Está dedicado a la Asunción de la Virgen que es elevada al cielo entre ángeles con instrumentos musicales; los restantes temas son la Anunciación, el Nacimiento, la Presentación en el Templo y la Adoración de los Reyes, rematándose todo ello con un relieve de la Coronación por la Santísima Trinidad. Está datada su construcción en 1607 y se atribuye su ejecución al maestro Esteban.

Ermita de San Francisco Javier.

Emplazada sobre la parte alta de la localidad, albergó un seminario y escuela, siendo el promotor el padre Francisco Ferrer y Galienas, fundador de los Píos Operarios Misionistas de la congregación de Aragón, el cual, a su vez, impulsó un gran movimiento renovador en el siglo XVII, y a quien sus contemporáneos llamaron verdadero apóstol de Aragón y reformador del clero español.

El edificio es de piedra sillar con un reloj de sol en su fachada, junto a su sobria portada semicircular con torre octogonal de estilo barroco. Los sacerdotes misioneros tenían unas reglas fechadas en 1804, por las cuales regían su vida conventual y varias capellanías.

Sástago

Torre Vigía El Tambor

Desde el mirador, donde el extraordinario paisaje recrea la vista, el Camino desciende hacia Sástago, pero en este trecho pasa a la vera de la torre vigía conocida por su peculiar forma como «El Tambor».

Iglesia Virgen del Pilar

En el casco urbano podemos ver la Iglesia Parroquial Ntra. Sra. del Pilar de estilo barroco. La Virgen del Pilar comparte Retablo Mayor con una talla de San Roque, vestido de peregrino, y con San Antón en la hornacina de la portada.

Castillo fortín

Fortaleza del siglo XIX/b> que sirvió para las contiendas entre carlistas y liberales. Está provisto de una torre vigía que, en su tiempo, contaba con un dispositivo de señales ideado por el General Salamanca. Contaba con una capilla con culto a Santiago.

Ermita de Nuestra Señora de Montler

Muy cerca del pueblo está la Ermita de Nuestra Señora de Montler (siglo XVI.) Perteneció al Monasterio Cisterciense de Rueda y es objeto de una gran devoción popular.

Palacio de Sástago

Fue propiedad de los Condes de Sástago. Su restauración mereció el premio «Europa Nostra».

Alborge

Nevera

Antiguamente se hacía y elaboraba hielo en estos lugares, que eran una especie de pozos o bodegas excavados en la tierra.

Iglesia de San Lorenzo

Sencilla iglesia de San Lorenzo de una sola nave, en la que destaca la torre de dos cuerpos, de planta cuadrada el primero y octogonal el segundo.

Restos del Castillo medieval

En un altozano sobre el río Ebro próximo a esta localidad de Alborge, se ubicó un castillo medieval, del que hoy apenas se conservan unos restos como testimonio de su existencia.

Iglesia de Santa Eulalia

De origen muy antiguo, se la menciona ya en un documento del año 1213, si bien la capilla románica y el pórtico aún parecen más antiguos. Este templo fue llamado en sus orígenes templo de San Juan. El templo está realizado en estilo gótico, del siglo XIII, aunque a lo largo de los siglos fue ampliamente transformado.

Murallas

Como muchas ciudades medievales fortificadas, hoy día todavía conserva algunos lienzos de sus murallas, restaurados durante los siglos XVIII y XIX. La entrada en esta pintoresca ciudad podemos realizarla a través de la Puerta del Rey, la cual colindaba en sus orígenes con una serie de edificios oficiales que en 1936 fueron reconvertidos en co

legio. Sus puertas más conocidas son la llamada Puerta del Mercado, con un elegante arco ojival y la Puerta de Nuestra Señora, que conduce al famoso puente de Nuestra Señora o Puente Viejo. Ambas puertas datan del siglo XV.

Iglesia

Del siglo XVII con una esbelta espadaña que la identifica fácilmente y la convierte en uno de los lugares con más raíces santiaguistas del camino. Alberga en su interior siete motivos jacobeos, siendo los más destacables: los relieves policromados en la puerta referentes a la batalla de Clavijo, Santiago Matamoros en el retablo y Santiago peregrino.

Fuente

Ubicada a la salida del pueblo también se la conoce como Fuente Ancos. De abundantes aguas y muy apreciada por los peregrinos.

Iglesia de San Martín del Camino

Iglesia con su esbelta torre que es de piedra sin desbastar y está rematada por una grácil espadaña de ladrillo con vanos para las campanas. En el interior es de destacar una gran talla de Cristo en la Cruz, de perfecta ejecución en estilo realista del escultor Juan de Ávalos.

Monasterio de San Juan de Ortega

San Juan de Ortega nace en Quintanaortuño (Burgos), en 1080. Hijo de una familia adinerada, fue uno de los grandes promotores del camino, y junto con su maestro Santo Domingo de la Calzada colaboró en la construcción de puentes y caminos. Murió en Nájera en 1163. Su cuerpo fue trasladado al actual monasterio de San Juan de Ortega y enterrado en la misma capilla románica de San Nicolás que el ayudo a levantar.

Iglesia de San Juan de Ortega

Iglesia románica, con tres hermosos ábsides y gran crucero, se terminó de construir a finales del gótico. En su interior se conserva un mausoleo del santo tallado por Gil de Siloé de estilo isabelino. Son también de gran interés iconográfico sus capiteles, especialmente el que representa el combate del gigante Ferragut y Roldán, así como el triple capitel con el ciclo de la Navidad. Este último, a las 5 de la tarde de los días equinociales es iluminado por un rayo de sol que entra por una ventana de la iglesia. Este hecho es conocido como el misterio o el milagro de la luz.

Puente de Órbibo

Es uno de los puentes más importantes construidos en la Edad Media en el Camino Jacobeo. Las etapas constructivas más antiguas parecen datar del siglo XIII. Su serie de arcos se divide en cuatro arcos apuntados- los más antiguos y de medio punto los demás. Todos ellos están separados por tajamares triangulares. Sin embargo, la fama de este puente se debe a razones legendarias más que arquitectónicas : una curiosa historia de amor y despecho protagonizada por una hermosa y esquiva dama y un caballero leo

nés : Don Suero de Quiñones.

Iglesia de San Juan

Estuvo vinculada en sus orígenes a la Orden Hospitalaria de San Juan, ya que Puente de Orbigo era una encomienda muy importante dentro de la Orden. Se trata de un templo de gran solidez, edificado en el siglo XVIII.

Iglesia de Santiago Apóstol

Este templo parroquial destaca por su torre, esbelta y poderosa.

Iglesia de la Trinidad

Es evidente el carácter defensivo que tuvo este templo en épocas pretéritas. Macizo, con escasísimos vanos, daba prioridad a la necesidad de protección de sus feligreses, antes que a la luminosidad o las concesiones estéticas. Su alta torre, que servía para dar la señal de alarma en situaciones de peligro, concede verticalidad al conjunto a través de su cuerpo de campanas y su espadaña.

Iglesia parroquial

Es un conjunto armonioso a pesar de la convivencia forzada entre pasado y presente.

De época original sólo queda la torre con su espadaña. El resto del templo es una obra moderna.

Crucero de Santo Toribio

Se cuenta que en este lugar el Santo se sacudió las sandalias cuando escapaba de Astorga camino de Liébana.

Puente romano de la Molinería

A la salida de San Justo, ya en pleno valle y con la mirada puesta en la colina donde se sitúa Astorga, el peregrino se encuentra con este precioso puente romano, que utiliza para cruzar el cauce.

Ruinas romanas

El foso defensivo se compone de dos fosos paralelos de caracter defensivo, cuyas evidencias se han encontrado en la zona noroccidental del cerro sobre el que se asienta la ciudad. Otro elemento destacado es la red de cloacas, formada por dos modelos diferenciados de cloacas, las galerias adinteladas, las más antiguas, que son sustituidas, probablemente a finales del siglo I d.C., por otras de mayor tamaño cubiertas con boveda de cañón. La ruta continúa hasta las dos termas, las Termas Mayores del siglo I d.C. y las Termas Menores del siglo III.d.C. El siguiente punto es el foro, que coincidía en parte con la actual Plaza Mayor, constituía el centro de la actividad pública de Asturica Augusta y estaba presidido por el Aedis Augusti, un templo para el culto imperial, situado en Asturica probablemente por ser esta capital de conventus. En la plaza de los Padres Rendetoristas, cercana a la Plaza Mayor, se encuentra la Ergástula, estructura abovedada que formaba parte del foro y que acoge el Museo Romano de la ciudad. Junto a él, la Domus del Oso y los Pájaros, que debe su nombre al bello mosaico que decora una de las habitaciones.

Iglesia de San Andrés

La iglesia de San Andrés es conocida como la segunda Catedral de Astorga. La iglesia, construida en ladrillo macizo, se asienta sobre la iglesia anterior tomando como referencia el crucero de la antigua.

En su interior se encuentra el magnifico retablo barroco de la desaparecida iglesia de San Miguel, de Astorga. En este retablo está el apóstol y patrón San Andrés, un cristo crucificado, la virgen del Carmen, San Antonio Abad y coronando lo alto del retablo San Miguel.

En las naves laterales se asientan los altares de la Divina Pastora, talla de la virgen con el niño, de 1912. Esta imagen llegó en tren a la ciudad y fue transportada en un carro de bueyes hasta la Iglesia.

Ventanas emparedadas

En la iglesia de Santa Marta, situada al lado de la Catedral, impresiona la celda penitencial de las «emparedadas» que es originaria de la iglesia que existía en el mismo lugar en la Edad Media. Se llamaban las «emparedadas» a las mujeres que, por ser pecadoras o arrepentidas de su vida mundana, vivían encerradas en una pequeña habitación. El contacto con el exterior se reducía a una ventana con rejas, que tiene una apertura para introducir la comida; los peregrinos, de paso hacia la catedral, acostumbraban a darles algún alimento.

Catedral

La catedral de Santa María de Astorga, es una majestuosa y esbelta catedral construida entre los siglos XV y XVIII, De estilo gótico por dentro y barroco por fuera, en las torres y la fachada, destacando su pórtico, con ciertos toques renacentistas .

El interior sorprende por sus grandes dimensiones y su esbeltez, subrayado por las columnillas de los pilares que se despliegan en las bóvedas.

La sillería de coro es renacentista en marco gótico (siglo XVI) con 97 sitiales de nogal. El órgano muestra una bellísima fachada barroca. Restaurado y completado en 1985, conserva sus valiosos elementos originales.

Palacio episcopal

Ocupa el emplazamiento que en su día tuvo el palacio medieval, construido en tiempos de Dña. Urraca, quien donó al obispo D. Pelayo un solar intramuros para la construcción del edificio. El edificio actual se comenzó en 1887 bajo la dirección del genial arquitecto Antonio Gaudí. Casi terminado el edificio surgieron problemas entre los promotores y quedó a falta de remates. El conjunto final que hoy podemos observar es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura modernista y una de las obras más bellas de todas las realizadas por Gaudí.

Atributos Arzobispales

Mitra, Cruz y Báculo.

Iglesia de Santa Marta

Situada en la inmediatez de la Catedral,, ocupa el solar que según la tradición, era la casa propia de Santa Marta. Hay razones fundadas para creer que allí hubo uno de los muchos monasterios que tuvo Astorga en la Edad Media. A su vera se hallan la celda de las emparedadas que comunicaba hasta el siglo XVIII con la capilla mayor de la Iglesia, y la capilla de San Esteban. Se desconoce como era la Iglesia que precedio a la actual . La nueva iglesia cambió el trazado de la antigua que tenía su entrada hacia la parte del Palacio Episcopal y es una edificación de estilo barroco con hermosas yeserías de lo que se ha llamado quizá con un poco de excesiva pretensión «escuela de yeserías astorganas».

Monasterio de Corpus Cristi

El Monasterio del Corpus Christi es una edificación conventual que tiene sus orígenes en una ermita del siglo XIII y que fue renovada en el siglo XVIII.

El conjunto se ordena a través de un claustro, en cuyo lado sur se encuentran el aula, las celdas y el refectorio. El claustro de planta cuadrada consta de dos cuerpos, el inferior con arcos sobre pilastras con capiteles decorados con motivos eucarísticos. La Iglesia del Corpus Christi se sitúa en el lado norte del claustro del monasterio del mismo nombre. Se trata de una iglesia de una sola nave dividida en cuatro tramos con coro alto a los pies.

Iglesia de San Esteban

La estructura es muy sencilla, de una sola nave, siendo muy reformada en el siglo XVII, sobre todo en el testero o cabecera.

Especial interés tiene la torre, que data de la primitiva construcción y forma un porche a los pies de la iglesia, con un pórtico del mismo estilo que el compostelano de las Platerías. Los muros laterales presentan estribos o contrafuertes, la pizarra y con buen grosor y que en su día debieron contrarrestar una bóveda de cañón. Ventanas lisas con abocinamiento o derrame hacia el interior.

La iglesia por dentro ha sufrido modificaciones en su única nave, de XVII, habiendo desaparecido su ábside original.

Museo Romano de Astorga

La rehabilitación llevada a cabo en el edificio de época romana conocido por La Ergástula ha permitido la recuperación integral del monumento sobre el que se asientan las plantas del Museo. La ingente labor llevada a cabo por los arqueólogos ha permitido avanzar en el conocimiento de las formas de vida en Astorga cuando era una ciudad romana. En el Museo se exponen distintas piezas que ofrecen una visión de conjunto desde sus orígenes hasta la época tardorromana.

Iglesia de Fátima

Antiguamente era la iglesia de San Julián. La entrada compuesta por cuatro capiteles románicos tres de tipo vegetal y otro historiado.

Templo de una sola nave con capillas laterales, es de estilo puramente barroco. Destaquemos las yeserías churriguerescas con motivos geométricos del siglo XVIII.

Varios retablos conforman la ornamentación interior. El central de estilo churrigueresco. La capilla de la izquierda acoge un retablo neoclásico con una pequeña talla de la Inmaculada del siglo XVII.

Iglesia de San Bartolomé

Del siglo XI ha sido remodelada a lo largo de los años formando un conglomerado de estilos y épocas. En la actualidad consta de tres naves y un crucero con dos bóvedas del siglo XVI.

La torre es del siglo XIII y la portada del XIV.

La capilla mayor posee una cúpula de medio arco con un florón central; el retablo churrigueresco de 1699 de José del Castillo con escultural hechas por José de Rozas representando a San Bartolomé, San José, San Juan Bautista y el Crucificado.

Mencionar la capilla cerrada dedicada a la Virgen de las Angustias de José de Rozas

Iglesia de San Francisco

Solo las bóvedas ojivales y un arco gótico se conservan de la estructura primitiva.

En la fachada se conserva una escultura de San Alfonso María de Ligorio.A raíz de la exclaustración desapareció todo lo que de valor existía en él: retablos del siglo XVIII y la cruz procesional de Domingo de Laguna.

En 1816 se construyó aneja la capilla de la Santa Vera Cruz donde podemos admirar una urna barroca con el Cristo yacente obra de Gregorio Español y una imagen de Cristo Crucificado del siglo XVI y otra de Cristo atado.

Convento de Santa Clara

Fue fundado en el siglo XIV por Álvaro Núñez Osorio.

Destacar la fachada principal de estilo gótico del siglo XIV.

En su interior vemos un retablo prechurrigueresco con esculturas de San Antonio de Padua, San Francisco de Asís y Santa Clara. Otro de estilo neoclásico con una escultura de San Benito de Palermo.

Hospital de San Juan Bautista

El Hospital San Juan Bautista, es una institución benéfico-asistencial, que data de tiempos inmemoriales. Noticias sobre su existencia como hospital para los peregrinos que hacían ruta hacia Santiago de Compostela, vienen del siglo XII, pero hay vestigios de su existencia entre los siglos X y XI.

Está adosado a uno de los lienzos de muralla más grandes y mejor conservados de Astorga. A lo largo del tiempo ha sufrido incendios y avatares diversos. En los años 1801 y 1802, como consecuencia de la peste, llegó a tener hasta 400 camas

Colegiata de Nuestra Señora

Formando parte del conjunto hospitalario, se levantó la Colegiata de Nuestra Señora; este echo ocurrió bajo la protección de Sancho VII el Fuerte, rey navarro muy corpulento, (media más de dos metros) vencedor en la batalla de las Navas de Tolosa y cuyos restos reposan en un sepulcro de la sala capitular en la Colegiata.

Gran Hospital de Roncesvalles

En el siglo XII, el Obispo de Pamplona con la ayuda del rey Alfonso I el Batallador, fundó el Gran Hospital de Roncesvalles para acoger a «paganos, herejes, judíos, vagabundos, etc,» como reza un viejo poema del siglo XIII.

Cruz de los peregrinos

Esta bella cruz de piedra, con el distintivo de La Orden de Santiago,

posee una inscripción, que permite datarla en el siglo XVI.

Dedicada a todos los romeros que han sido y serán lo largo de los siglos, alterna elementos góticos con otros posteriores. Antaño era conocido como la Cruz Vieja. Su situación junto al Camino Jacobeo, marca la salida de Roncesvalles en dirección a Burguete.

Iglesia de San Nicolás de Bari

La actual iglesia de San Nicolás de Bari hereda la advocación y el emplazamiento de la antigua, de la que se conserva la portada barroca.

Puente Románico

El camino salva el río Urrobi por un pequeño puente románico de un solo ojo.

Iglesia Parroquial

La monumental iglesia parroquial está dedicada a San Bartolomé y es de época moderna.

Iglesia parroquial

La iglesia parroquial, consagrada a San Pedro, es un edificio románico de transición del siglo XIII, recientemente modificado.

Iglesia parroquial

Pequeña iglesia parroquial, cuyo titular es San Saturnino. El templo es del siglo XIII, de estilo románico tardío.

Iglesia de San Esteban

Los diferentes estilos arquitectónicos (Románico, protogótico, medieval o moderno), aunque siempre con el denominador camún de la sencillez, se van sucediendo a lo largo y ancho de las iglesias del Valle, en algunos casos superpuestos.

Puente gótico

Su puente gótico sobre el Arga de dos ojos de medio punto, llamado de «La Rabia» a causa del rito, tradicional de la comarca, de hacer dar al ganado tres vueltas en torno a su pilar central para librarlo de esta enfermedad. Este poder es atribuido, según la tradición, a las reliquias de Santa Quiteria, enterradas en el mismo estribo del puente.

Iglesia parroquial

La iglesia parroquial, dedicada a San Esteban, sólo conserva de su fabrica medieval los muros.

Puente gótico

Puente gótico bautizado como «de los bandidos» del siglo XIV y alusivo a los bandoleros que en lugares de trafico obligado como éste, se dedicaban a expoliar a los peregrinos. Lugar de notable tradición jacobea, ya en el siglo XII se le citaba como lugar de paso.

Iglesia de San Nicolás de Bari

Su iglesia parroquial se levanta bajo la advocación de San Nicolás de Bari, santo muy presente en la ruta jacobea, como uno de los principales protectores de los peregrinos.

Iglesia parroquial

Iglesia de la Transfiguración del señor, cuyo edificio está formado por una nave de tres tramos más cabecera de testero recto que se cubre con bóveda. Destaca el retablo mayor de estilo renacentista, realizado en el taller pamplonés de Ramón de Oscáriz, importante pintor de su tiempo. El altar de la iglesia es del siglo XV.

Iglesia de san Millán

Iglesia de San Millán, pequeño templo medieval reformado en los siglos XVI y XVII.

Iglesia de San Pedro

En el interior de la parroquia de San Pedro destaca el retablo mayor, obra del taller de Ramón Oscariz. Por otro lado, en el palacio Episcopal de Pamplona se conservan cinco tablas procedentes del mismo templo, atribuidas a Juan de Bustamante, y tuvo igualmente una cruz parroquial de Velásquez de Medreno, de finales del siglo XVI.

Puente de Hurgaitz

Puente del siglo XI de tres arcos de medio punto. Se le llama puente de Hurgaitz, debido al hecho de servir de comunicación entre el pueblo y la carretera general.

Iglesia de San Esteban

Iglesia parroquial de San Esteban, edificio medieval con alguna ampliación en el siglo XVI, con una campana gótica de 1377.

Basílica de la Trinidad de Arre

Lugar estratégico que parte de la época romana, con su puente medieval de seis arcos rebajados, sobre el río Ulzama. En su enclave hubo una hospedería y su máximo esplendor lo alcanzó como clavería de Roncesvalles.

Puente medieval

Este bello puente situado en la localidad de Arre fue construido en la Edad Media.

Puente

Un pequeño puente de piedra a la salida del pueblo, cuya construcción se atribuye a San Juan de Ortega, es otro de los monumentos a destacar en Agés.

Iglesia parroquial

Posee una iglesia parroquial del siglo XVI y dice la tradición popular que ahí fueron enterradas las entrañas de rey García de Navarra, bajo una gran losa, después de ser derrotado y muerto por su hermano Fernando I en la batalla de Atapuerca. Datos más fidedignos señalan que su cuerpo fue sepultado en la basílica de Santa María de Nájera.

Fuente

En el centro del pueblo se observa una hermosa fuente.

Iglesia

Dedicada a San Martín de Tours y fue construida entre los siglos XIII y XV. Una hermosa espadaña adorna su fachada principal.

Yacimientos prehistóricos

Cabe destacar que es la cuna de importantes yacimientos.

Menhir Fin de Rey

Atapuerca es célebre por la famosa batalla (año 1.054) que tuvo lugar en sus tierras entre el rey de León y Castilla Fernando I y Don García de Navarra. Este menhir conmemora este hecho histórico.

Iglesia parroquial

La Iglesia de San Juan fue inaugurada el 17 de octubre de 1954. Es un edificio de planta latina y construcción moderna. Destaca el mobiliario que decora su interior y que procede de diferentes puntos de Navarra.

El actual retablo mayor, es de estilo neoclásico y procede de la catedral de Pamplona, en donde estaba dedicado a San Blas.

Nueva iglesia de San Blas

Dedicada a San Blas, aunque el Retablo del Santo, que procede de la parroquia de San Juan de Burlada, actualmente se encuentra en la capilla del Museo de Navarra.

Fue pintado en 1556 por Bernat de Flandes.

Iglesia

Pequeña iglesia del siglo XVI, gótico tardío y renacentista. El altar mayor es obra de Felipe Vigarni.

Catedral metropolitana

Se levanta en el corazón del antiguo barrio de la Navarrería. Su primitiva construcción románica, contó con la colaboración de uno de los constructores más importantes y famosos del camino: el maestro Estaban. Destruida en el año 1390 por un incendio, fue reconstruida en el estilo gótico, siguiendo la pauta de su bello claustro, que había sido concluido en 1356. Esta suntuosa catedral de cruz latina, consta de tres naves, ábside poligonal y una gran girola, característica de las iglesias peregrínales. La fachada neoclásica, que hoy se contempla, fue obra de Ventura Rodríguez, en el siglo XVIII. Dentro del templo, delante del altar mayor, donde eran coronados los reyes de Navarra, se encuentra el mausoleo de Carlos III y Leonor. Son notables también las capillas de San Juan Bautista, la del Santísimo y la capilla mayor con la espléndida imagen de Santa María la Real, románica del siglo XII. La «puerta preciosa», ejemplar gótico del siglo XIV en la que se representa la muerte de la virgen y que da acceso al claustro, es un compendio de todos los logros del gótico Francés.

Iglesia-fortaleza de San Cernín

En el antiguo burgo de San Saturnino, se encuentra la iglesia-fortaleza de San Cernín, del siglo XIII, donde se venera a la patrona de Pamplona: La Virgen de Camino. En este mismo lugar radicaban el Hospital General ( hoy museo de Navarra), donde sólo se conservan la fachada plateresca y una capilla; la Cámara de los comptos; y la iglesia de San Lorenzo que custodia el busto-relicario (siglo XV) del patrono de la ciudad: San Fermín.

Las Murallas

Una hermosa leyenda en torno a las murallas de Pamplona, relata que la ciudad fue sitiada por el emperador Carlomagno.

El asedió duró tres meses, pero no pudo tomarla, porque estaba fortificadísima con inexpugnables murallas.

Entonces elevó sus preces al Señor y al Apóstol y por su intercesión, quebraron las murallas cayendo desplomadas de raíz.

A los sarracenos que quisieron bautizarse les conservó la vida y a los que se negaron, los pasó a cuchillo.

Puente de la Magdalena

Este elegante puente gótico de La Magdalena, sobre el río Arga, es el que da acceso al barrio del mismo nombre y al casco histórico de Pamplona.

Iglesia de Santo Domingo

Claro vestigio jacobeo es la iglesia de Santo Domingo, dependencia que fue de la extinguida universidad de Santiago. Todavía hoy su decoración exterior presenta las típicas vieiras jacobeas, y su retablo mayor esta presidido por una imagen de Santiago.

Iglesia

Data del siglo XVI XVII.

Fuente

También posee una fuente de agua potable.

Ermita

Iglesia parroquial de San Miguel Arcángel

De la iglesia parroquial dedicada a San Miguel Arcángel, destaca la portada de puro sabor románico y el otro templo de la población es la única parte que queda en pie de lo que fue importante encomienda de la Orden de los Caballeros de Jerusalén con un gran monasterio y un hospital de peregrinos.

Hospital de Nuestra Señora del Perdón

Desde finales del siglo XII fue sede de las encomiendas de los hospitalarios de San Juan de Jerusalén en Navarra, titulares de la mayor parte del termino y de la iglesia a partir del siglo XIII. Cuando Cizur dejo de ser vía de paso para los peregrinos, el Hospital de Nuestra Señora del Perdón del año 1772, se convirtió en Hospital de enfermos.

Iglesia de San Andrés

La Parroquia de San Andrés enclavada en pleno camino de Santiago, se enmarca dentro del románico tardío con la portada muy sencilla.

Fuente

Iglesia de Villafría

Iglesia parroquial

La iglesia de la Asunción es un edificio gótico del siglo XVI con notables reformas posteriores, que afectaron a los tres primeros tramos de la nave.

Iglesia parroquial

La iglesia Parroquial de San Esteban es una mezcla de gótico y barroco.

Palacio

El edificio más representativo del pueblo, que fue el palacio de un Marqués, hoy es una bodega que produce vino bajo la etiqueta Palacio de Muruzabal.

Catedral

El 20 de junio de 1221, el rey Fernando III, su esposa y el obispo Mauricio colocaron la primera piedra de la catedral de Burgos. Su ubicación en la ladera de una montaña obligó a escalonar sus volúmenes. Las obras duraron varios siglos, considerándose concluida en el siglo XVIII. Las agujas de las torres occidentales son obra de Juan de Colonia, y el cimborrio fue realizado por Juan de Vallejo a mediados del siglo XVI. La riqueza de los aristócratas de la época, rompen la unidad arquitectónica de la catedral, ya que se construyeron grandes capillas funerarias, como la de los Condestable de Castilla, obra maestra de Simón de Colonia.

Desde este mes de diciembre cuenta con una nueva página web.

En ella se recoge información sobre el acceso al templo, las diferentes capillas, distintos lugares de interés, horarios de visitas, etc. Web Catedral de Burgos

Hospital del Rey

Fundado por Alfonso VIII a finales del siglo XII su primitiva construcción cisterciense fue sustituida en tiempos del emperador Carlos I por otra de estilo renacentista. La plateresca puerta de los Romero permite acceder a un patio presidido por varias imágenes de Santiago. Las puertas de madera de su iglesia se decoran con unos impactantes relieves, tallados en el siglo XVI por Juan de Valmaseda, en los que están representado una serie de peregrinos.Muy cerca del hospital se encuentra su antiguo cementerio de peregrinos. En el interior del mismo una sencilla capilla del siglo XVII recuerda a San Amaro, un santo francés que se quedó en Burgos para atender a los peregrinos enfermos y moribundos.

Iglesia de San Lesmes

Fue mandada construir por Alfonso VI en 1074 en honor a San Lesmes, nombre dado por el pueblo al monje Adelelmo. A instancias de Juan I, fue totalmente reconstruida a finales del siglo XIV, ampliándose notablemente un siglo después. Destacar su portada meridional, con tres amplias naves de híbrido estilo gótico-renacentista.

Arco de Santa María

La puerta de santa María, una de las más importantes puertas de acceso a la ciudad fue construida en el siglo XVI, en tiempo renacentista, sustituyendo a otra más antigua. Fue obra de Francisco de Colonia y de Juan de vallejo. Las otras tres puertas, San Juan, San Esteban Y San Martín, también de gran belleza, fueron remodeladas posteriormente.

Monasterio de Las Huelgas

Este monasterio fue fundado el dia 1 de Junio de 1187 por el Rey Alfonso VIII con el nombre de Monasterio Cisterciense de Santa María La Real de las Huelgas cumpliendo con el deseo de la reina doña Leonor de Inglaterra. En sus primeros tiempos fue un palacete de recreo y descanso para los reyes de Castilla y posteriormente, por iniciativa de la reina Dª. Leonor de Inglaterra, esposa del monarca fundador, pasa a ser un convento para reliogiosas bernardas. En este monasterio se hallan los sepulcros de los monarcas citados, así como el Pendón de las Navas, considerado como el mejor tapiz de estilo almohade que actualmente se conserva. Dicho Pendón está tejido con hilos de oro, plata y sedas de varios y vivos colores. Este monasterio se encuentra ubicado a el suroeste de la ciudad de Burgos, próximo a la antigua carretera N-120, y dentro del Barrio de Huelgas.

Murallas

Ciudad amurallada, quedan como testigos de ella algunos cubos y lienzos de muros así como cuatro puertas monumentales. De las murallas los restos mejor conservados son Los Cubos, que rodeaban a la ciudad desde el siglo XIII. De gran altura y levantada con materiales de cantería en su estructura se alternaban las cortinas almenadas con los cubos semicirculares de refuerzo. La muralla da un gran giro al llegar al torreón de doña Lambra y comienza su ascensión hacia la puerta de San Martín.

Castillo

Fundado por el conde Diego Rodríguez Porcelos en el año 884 y bajo el mandato del rey astuariano, Alfonso III. Ha sufrido a los largo de los siglos numerosas destrucciones; Alfonso VII se lo arrebató a los aragoneses, Enrique II lo sitió frente a la resistencia de los judios, los Reyes Católicos lo usaron para rendir a la Beltraneja, los comuneros se valieron de él para luchar contra las tropas reales, y por último asediado por tropas aliadas. Pero los franceses, en 1813, en su huida volaron el castillo, dejándonos lo que vemos hoy día.Esto sin olvidar, que dentro de la propia ciudad existieron enfrentamientos entre los habitantes, alcaides y demás. Pero aún así conoció mejores momentos, Enrique III fue el monarca que lo convirtió en un lujoso palacio con enormes y elegantes salones de estilo mudéjar.

Monasterio de La Cartuja

Su primera construccion data del año 1401 ordenada por el Rey burgales Enrique III, como palacio para el descanso y la caza. Su hijo Juan II entrego dicho palacio a la Orden de los Cartujos con la intencion de convertirlo en Panteon Real. Tras un incendio sufrido en este Palacio, Juan de Colonia apoyado por la Reina Isabel la Catolica y sobre todo por Simon de Colonia, inicia en el año 1454 las obras de la actual Cartuja, inaugurando su iglesia en el año 1499. Dicho monumento se encuentra enclavado en las afueras de Burgos, y para llegar a el se debe atravesar el bonito parque natural de Fuentes Blancas, pudiendo continuar camino hasta el Monasterio de San Pedro de Cardeña, lugar este donde reposaron los restos de El Cid Campeador. Situada a unos 3 kilómetros de la ciudad. Construido por Enrique II como lugar de descanso, siguiendo las costumbres del la época del principios del siglo XV.Pero fue Juan II quien termino convirtiéndolo en un monasterio de monjes cartujos, aunque fue su hija, Isabel la Católica, la que dio el impulso a su construcción.Las obras fueron dirigidas por Simón de Colonia en el año 1454 y se culminaron en 1488.Se accede a través de un pórtico de tres arcos. Se entra en la iglesia, através de una puerta, la cual aparece enmarcada por un arco ojival en cuyo tímpano se eshibe una imagen de la Piedad. De nave alargada y con bóvedas ricamente adornadas, destacando la primorosa crestería de los pequeños arcos, las vidrieras de los ventanales y la extraordinaria obra de Gil de Siloé. Los más destado del templo es la sillería de los hermanos, de estilo renacentista, ejecutada en madera de nogal por el escultor Simón de Bueras, consta de dos grupos de siete sillas situados a ambos lados de la nave de la iglesia. A continuación del Coro de los Hermanos, se inserta el de los Padres. Obra ejecuatada entre los años 1486 y 1489 por Martín Sánchez, consta de 20 asientos a cada lado y aparece cubierta por un dosel trasflorado. Si seguimos recorriendo el interior podemos observar la espléndida puerta ojival que sirve de acceso a la iglesia a los cartujos, aparece una estatua gótica de alabastro representando a la Virgen con el Niño situada al fondo del tímpano.En la Capilla Mayor, destaca el sepulcro de los padres de Isabel la Católica, tallado en alabastro por Gil de Siloé. Son también muy interesantes un tríptico-calvario de grandes dimensiones atribuido a Van der Weyden, el valioso retablo tallado en madera por Siloé, la bella tabla con la Anunciación de Berruguete, el sepulcro del infante Don Alonso, y una pequeña estatua de marfil de la Inmaculada Concepción, la estatua de San Bruno, tallada en madera por Manuel Pereyra, entre otros.

Paseo de la Isla

El tramo de la Isla está comprendido entre el puente de Santa María y la plaza de Castilla. En un principio pretendio ser una prolongación urbanística del paseo del Espolón. Todo este largo eje longitudinal paralelo al río Arlanzón, marcó el área privilegiada de finales de siglo XIX y XX. Para encontrar su origen hay que remontarse hasta los tiempos medievales cuando los comerciantes de lanas tenían situados sus lavaderos y secaderos en las inmediaciones del puente de Malatos. En 1810 las tropas francesas acamparon en la zona y utilizaron la arboleda como combustible, para compensarlo, posteriormente las autoridades napoleónicas dejaron trazados, en el más puro estilo del jardín francés, el embrión del actual parque. Cabe resaltar el importante jardín botánico, con reformas y plantaciones de árboles y arbustos, llevadas a cabo en 1813, 1817, 1846 y 1868, en el que podemos conocer todo tipo de especies vegetales: ciprés calvo, cedro de Himalaya, pinsapo, palmito elevado, majuelo, árbol del amor, castaño de indias, plátano, pitosporo, cornejo, fresno, avellano, laurel cerezo, cidonia, espino de fuego, secuoya, pino laricio, durillo….Junto a estos grandes árboles hay obras de arte colocadas estratégicamente por todo el paseo: los arcos donados por el conde Castilfalé, una fuente renacentista del Monaterio de San Pedro de Arlanza, un crucero, una pila bautismal, varios capiteles románicos y una portada románica procedente de Nuestra Señora de la Llana en Cerezo de Río Tirón.

Iglesia de San Nicolás

Se empezó a construir a principios del siglo XV y las obras fueron costeadas por don Gonzalo López Polanco. De gran sencillez en la fachada, lo que realmente asombra es su interior colmado de gran belleza que caracteriza al gótico burgalés. Destacar el retablo del altar mayor, obra de Francisco de Colonia.

Iglesia de San Gil

Situada en la cuesta que asciende hacia el cerro de San Miguel fue construida posiblemente sobre la ermita de San Bartolomé. Su fachada es sencilla pero su interior merece especial atención. De primitiva fábrica románica fue sustituida a finales del siglo XIII y comienzos del XIV, para ser reformada en 1399 por iniciativa de Pedro de Camargo y García de Burgos y del obispo don Juan de Villacreces. Considerada como una de las más interesantes iglesias góticas de Burgos. Presenta planta de tres naves, más elevada la central, crucero y una cabecera formada por tres capillas.Del interior destacar la capilla funeraria de la Natividad y los sepulcros de sus fundadores aparece rematada por una original bóveda estrellada totalmente calada. El retablo barroco de la capilla mayor deja paso a la llamada capilla de los Reyes en la que se puede contemplar otro retablo de finales del gótico que, así mismo, parece ser obra de Gil de Siloe.

Paseo del Espolón

Los origenes más remotos del Espolón hay que buscarlos a finales del siglo XVI, cuando el Ayuntamiento de Burgos quiso adecentar el espacio que existía entre la muralla y el río Arlanzón, a la altura de la puerta de las Carretas. Sin embargo hubo que esperar doscientos años para ver surgir el embrión de lo que en la actualidad es el paseo. Así, a partir de la segunda mitad del siglo XVIII, superada una larga época de decadencia por el empuje de la Ilustración y de la política reformista de los Borbones, comienzan a cuajar los sucesivos proyectos que transformarían la antigua y medieval Ronda del Espolón, entre las puertas de Santa María y San Pablo, en un saneado y elegante paseo para el disfrute de la ciudad. El proyecto fue designado al arquitecto González de Lara.

Iglesia de San Cosme y San Damián

Según algunos historiadores, su origen podría remontarse al siglo XII, basándose en que el obispo San Julián fue bautizado en ella en 1128. A pesar de ello no hay documentos en los que figure una iglesia con este nombre entre los once templos burgaleses que aparecen en la Bula del Papa Alejandro III en 1163. Por lo tanto lo más probable es que fuera construida básicamente durante la segunda mitad del siglo XVI. Ofrece una bella portada de estilo renacentista, obra del genial arquitecto Juan de Vallejo, que recibió este encargo en el año 1562. La torre pertenece ya al año 1621. Presenta planta de tres naves, separadas por arcos apuntados y bóvedas de terceletes. El retablo mayor es barroco, realizado en sus trazas por el maestro Policarpo de la Nestosa en 1662; las esculturas pertenecen a Juan de Pobes y Juan de los Helgueros. De todas las tallas, la más valiosa es la que representa a San José con el Niño en sus brazos, como figura titular del retablo lateral que ocupa el lado de la Epístola. En la nave del Evangelio destaca el monumento funerario de Cristóbal de Andino, famoso rejero renacentista y su esposa Catalina de Frías.

Iglesia de San Lorenzo

Este templo, de estilo barroco, fue construido por la Compañía de Jesús dentro de los modelos arquitectónicos característicos de la Compañía. El centro de la fachada lo ocupa una gran portada diseñada en forma de altar y cobijada por un arco de medio punto. Sus dos cuerpos son de orden corintio y el superior presenta una hornacina que cobija la imagen de su santo titular con el símbolo de su martirio en la mano. La fachada se remata con un airoso campanario. El interior del templo es de planta central, de forma octogonal y alberga una capilla en cada uno de sus lados. En el centro cuatro grandes pilares sostienen una cúpula con linterna que ilumina el interior. En su sacristía fue sepultado el célebre Padre Gaspar Astete, autor del Catecismo más famoso de la Iglesia Católica.

Iglesia de Santa Águeda

Situada en uno de los barrios más antiguos y más bellos de la capital burgalesa, la iglesia que hoy vemos pertenece al estilo gótico y está asentada sobre el solar de la primitiva iglesia románica de Santa Gadea, en la cual, siempre según la tradición, el Cid exigió juramento de inocencia a su rey.

Monasterio de San Pedro de Cardeña

La tradición y la leyenda remontan el origen de este venerable cenobio al siglo VI y algunos historiadores sitúan su fundación en el año 899 por Alfonso III. Otras escuelas históricas afirman que su fundación tendría lugar entre los siglos IX y X, por ser la fecha en la que las hordas musulmanas asolaron el monasterio y asesinaron a 200 monjes en una de sus múltiples incursiones por el territorio burgalés. El monasterio fue reconstruido en el siglo XI y sufrió diversas reformas a lo largo de los siglos. El edificio actual data del siglo XV. En su claustro de los mártires, de estilo románico, conserva varios capiteles de tradición latino-bizantina, que tal vez pudieran pertenecer al claustro primitivo. Sin embargo, el cenobio burgalés es mundialmente conocido por méritos ajenos a su calidad artística. En este monasterio dejó Rodrigo Díaz de Vivar a su mujer

y a sus hijas cuando partió al destierro. Aquí descansaron sus restos mortales durante varios siglos hasta que fueron trasladados al altar mayor de la Catedral.

Santa María de Eunate.

En un lugar aislado y a dos km. de Obanos, desviandose un poco del camino que conduce directamente a Puente la Reina, se encuentra este lugar que está considerado como uno de los más singulares y emblemáticos del Camino.

Iglesia de San Juan Bautista

Es un templo de estilo neogótico que sustituyó al templo primitivo en 1912. Del edificio Anterior podemos ver las dos portadas góticas del siglo XIV. En su interior se pueden admirar dos tallas románicas: Ntra. Sra. La Blanca y la Virgen de Arnotegui y una imagen gótica: Ntra. Sra. De Jerusalén.

Ermita de la Virgen de Arnotegui

El príncipe de Aquitania, tras asesinar a su hermana y sintiéndose arrepentido de esta acción tan vil, peregrinó a Compostela para implorar el perdón del Apóstol. De regreso, se establece en la ermita de la Virgen de Arnotegui, llevando vida de eremita hasta el final de sus días y llegando a ser Santo. Una estela cerca de dicha ermita recuerda el suceso.

Monumento al peregrino

Esta imagen realizada en metal, que representa la figura de un peregrino, es una obra de 1965. Contrasta el diseño muy actual de sus líneas con la iconografía más tradicional de la figura peregrina.

Destaca el perfecto trabajo del metal, al que se le han sabido arrancar unas texturas muy convincentes.

Puente románico

Magnifico puente románico con seis arcos de medio punto que fue construido en el siglo XI bajo los auspicios de la Reina Munia, esposa de Sancho III de Navarra, para facilitar el paso sobre el río Arga a los numerosos peregrinos.

Iglesia de Santiago

En la calle Mayor se levanta la iglesia de Santiago, cuya impresionante portada románica, con influencias moriscas, repite modelo de San Pedro de la Rúa en Estella.

Iglesia de San Pedro

Templo de origen medieval y reformada en el siglo XVII-XIX, que conserva en su interior una talla de la Virgen del Txori, antiguamente venerada en una hornacina del puente románico. Cuentan los lugareños que cada cierto tiempo, un txori (pajarillo en euskera) le limpiaba la cara a la Virgen con el pico y esto era motivo de ferias y festejos en el pueblo.

Iglesia del Crucifijo

A la entrada de Puente La Reina se encuentra la iglesia del Crucifijo, de estilo románico tardío, fundada por los caballeros templarios, quienes instalaron a su lado un hospital de peregrinos que hoy es el albergue. Del edificio destaca la torre. Sobre la bóveda de la nave se eleva el primer cuerpo de un torreón románico, al cual se añadió la torre actual en el siglo XVII. Está coronada con la cruz de Malta. La torre es obra del mazonero local sobre el año 1635. Siglo y medio después, en 1777, fue edificada la airosa torre de Santiago con planos del genial arquitecto Ventura Rodríguez, quien evidentemente se inspiró en la del Crucifijo.

Iglesia parroquial

La actual parroquia data del siglo XVIII, está bajo la advocación de San Pedro Apóstol.

Iglesia de Santa Catalina de Alejandría

Es también de comienzos del siglo XIII y a la salida se puede contemplar un puente de un solo ojo de base romana, parcialmente restaurado y que da acceso a un tramo de calzada romana.

Iglesia de San Román

Destaca en la parte más alta del pueblo la iglesia de San Román, que conserva el primitivo edificio del siglo XIII ycuenta con una magnífica portada románica poli-lobulada.

Iglesia parroquial

Esta villa fue, desde el siglo XIII, sede de la encomienda de San Salvador, dependiente de Santa María de Roncesvalles. La Parroquia de estilo románico rural tardío (siglo XII), esta dedicada a San Salvador.

Puente

La villa posee un puente de dos arcos del siglo XII sobre el río salado «cuidado con beber de él, ni tu ni tu caballo, pues es un río mortífero», de ese modo advierte Aymeric Picaud en su Guía Medieval, del peligro de las referidas aguas.

Puente

La entrada es por un puente románico de dos ojos sobre el río Iranzu. Se sabe que desde el siglo X, hubo aquí un monasterio dependiente de Leire, la ermita de San Miguel es el único resto que nos queda de él.

Iglesia de la Asunción

Es una edificación de estilo tardo-románico, del siglo XII, que impresiona por su soberbia torre- campanario. El templo fue reformado en el siglo XIV. La sacristía se añadió en el siglo XVIII. En el lado correspondiente a la Epístola nos ofrece una portada románica del siglo XIII, que antaño pertenecía a la ermita de San Román. En el lado correspondiente al Evangelio se abre la portada principal, de finales del siglo XIV, con arco apuntado con múltiples arquivoltas. En su interior nos sorprende el retablo mayor, de estilo romanista muy avanzado, es decir, del siglo XVII.

Iglesia de San Miguel

Parece estar vinculada en su origen a la creación del barrio de San Miguel, que empieza a organizarse en torno a 1187 alrededor de un antiguo mercado, de acuerdo con un documento firmado por el rey Sancho el Sabio de Navarra, debido al crecimiento de la ciudad al ser un importante hito en el Camino de Santiago. Por esas mismas fechas debió comenzarse la construcción del templo dedicado al arcángel. Lo más hermoso del templo es el relieve lateral izquierdo de la puerta norte. Se atribuye al llamado Maestro de San Miguel de Estella y está fechado en torno al último tercio del siglo XII. Representa al Arcángel San Miguel en dura lucha con el dragón y junto a la Mujer Apocalíptica, dentro de un pequeño ciclo dedicado a esta figura angélica. Las figuras presentan rostros idealizados y sonrientes y sus vestiduras tienen pliegues abundantes y movidos como corresponde al estilo escultórico de la época.

Convento de Santo Domingo

Se trata de una sólida y gran construccion de mediados del s. XIII situada en un altozano, en la ladera de la roca de los Castillos. Recientemente, el lugar, ha sido restaurado para residencia de ancianos.

Puente de peregrinos o de la cárcel

Puente de la Cárcel, o de las Berzas. Se trata de una reconstrucción del que fue dinamitado por las tropas cristinas en la Tercera Guerra Carlista.

Iglesia de San Pedro de la Rúa

Sabemos que ya existía en 1147, pero lo que hoy podemos ver es posterior. El templo tiene una curiosa cabecera con tres nichos absidiolos. La portada se abre en sentido norte, hacia la calle de los peregrinos, como también se puede ver en Cirauqui y Puente la Reina. Las dos alas del claustro pertenecen a distintas épocas o a dos maestros diferentes. La parte más importante es el lado norte en la cual destacan las escenas figuradas de los capiteles, de las cuales la más notable es la que representa el Santo Entierro.

Palacio de los reyes de Navarra

Levantado sobre la Rúa de los Peregrinos, destaca por la belleza de las esculturas realizadas en los capiteles de las columnas que enmarcan las fachadas. Destacamos

los capiteles de las columnas de la fachada Este realizados a principios del siglo XIII. De ellos escogemos los dos siguientes: La lucha de Roldán y Ferragut, personajes pertenecientes a la mitología medieval. Representan el enfrentamiento secular entre la cristiandad –Roldán- y el mundo musulmán – Ferragut – .Ambos personajes, que se identifican mediante inscripciones, se encuentran en pleno clímax – la victoria de Roldán sobre Ferragut- al ser alcanzado este último en su único punto vulnerable: el ombligo. El origen de este tema debe remontarse a una obra francesa de 1160 y difundida en toda la zona norte de la Península.

Los condenados camino del Infierno. Es un capitel muy evolucionado que conecta mejor con las primeras obras góticas que con el final del Románico. Tanto su disposición a modo de friso como el mismo tema recuerdan el estilo gótico francés de principios del siglo XIII.

Fuente medieval de la Plaza de San Martín

Este es uno de los rincones más tranquilos y hermosos de Estella.

La hermosa plaza de San Martín conserva en su centro una bella fuente medieval, de cuatro caños, muy bien conservada.

Iglesia parroquial

Se alza en el pueblo la Iglesia parroquial de San Martín de estilo neoclásico de finales del siglo XVIII, aunque su construcción parece remontarse al siglo XVII, del que se conserva, además de los muros de la torre, la bóveda de aristas.

Ermita de San Cipriano

La ermita de San Cipriano, ya existía en la Edad Media y pertenecía al Monasterio de Irache.

Monasterio de Irache

El Monasterio de Irache forma un inmenso conjunto de edificios medievales, renacentistas y barrocas. En su interior alberga tres claustros rodeados por sus respectivas dependencias y un gran templo del siglo XVII.

La torre,con su imponente mole, domina el exterior del monasterio. Sus obras se terminaron en el año 1609, según los cánones estilísticos del Herreriano. Presenta tres cuerpos decrecientes y otro de campanas. Se remata con una balaustrada rematada con pirámides y bolas, inspirado en las Torres de la Basílica de El Escorial. La bella portada se encuentra adosada a la torre. La puerta pertenece al siglo XII. Su esquema es sencillo y elegante y le confiere una belleza inigualable.

Iglesia parroquial

La iglesia de San Pablo Apóstol, edificio de origen medieval reformado en el siglo XVI, es de estilo gótico tardío.

Castillo

El Castillo de Monjardín de Esteban de Deyo, de origen romano, desempeñó un importante papel, tanto en la leyenda que nos presenta a Carlomagno conquistándolo, como en el momento que fue tomado a los moros por Sancho Garcés I (905-925).

Sus restos se sitúan en lo más alto de un cerro, con un dominio total hacia todos los lados. Fue construido en el siglo IX, posteriormente reconstruido en el siglo XIV.

Fuente medieval

Antes de entrar en la poblacion de Villamayor de Monjardin, se pasa por este curioso e interesante aljibe , La Fuente del Moro, de estilo gotica del s XIII.

Iglesia San Andrés

Construida en el año 1200, se realizó en estilo románico tardío. Sobresale de entre todo el caserío de la localidad su monumental torre- campanario. La portada se abre en un elegante arco de medio punto abocinado en cuyas arquivoltas de modo alterno descansan sobre capiteles historiados cuyos temas son la Virgen con el niño o luchas entre caballeros medievales. La sacristía alberga los mayores tesoros del templo: la imagen primitiva de su titular, colocada en el antiguo retablo de estilo romanista y una gran Cruz procesional, orgullo de la orfebrería románica Navarra.

Cruz de Monjardín

En una hornacina enrejada, en el lado del evangelio, se guarda una gran Cruz procesional románica de madera cubierta de plata, única que se conserva en Navarra de estas características

Iglesia de Santa María

El edificio más sobresaliente es la magnífica iglesia de Santa María con su espléndida torre renacentista del siglo XVI </b<que inauguró el mismísimo rey Felipe II.

Muralla medieval

De su muralla medieval, únicamente se conserva el llamado Portal del Estanco y el Portal de Castilla, siendo por este último por donde salían los peregrinos al reemprender el camino.

Portal de Santa María

Paseando por la villa podemos ver el Portal de Santa María, en otro tiempo, una de las puertas de acceso a Los Arcos. Se abre en arco de medio punto y su cuerpo está dividido en tres calles, a modo de retablo. El panel central está decorado con motivo heráldico y se remata mediante un frontón triangular, coronado con el motivo de bolas; los paneles laterales siguen el mismo esquema, pero el remate se hace a través de frontones circulares más pequeños. Es un portal sobrio y elegante.

Iglesia de San Zoilo

Es un templo del siglo XVII.

Iglesia del Santo Sepulcro

En Torres del Río nos encontramos con una de las joyas arquitectónicas del camino de Santiago español, la iglesia octogonal del Santo Sepulcro, edificio románico con unas connotaciones funerarias evidentes, cabe destacar la rica y llamativa iconografía de sus capiteles. El tímpano de la entrada esta presidido por una cruz patriarcal, símbolo de la Orden Militar del Santo Sepulcro. La cúpula con una compleja red de nervaduras en forma de estrellas de ocho puntas denota una fuerte influencia árabe.

Iglesia de San Andrés

De pequeñas dimensiones y estilo gótico-renacentista fue construida en el siglo XVI. Su planta, de cruz latina, presenta tres naves, cabecera octogonal y muros exteriores de sillería.

Iglesia de Santa María

La Iglesia de Santa María, es un edificio gótico, cuya construcción se inicio poco después de la fundación de Viana por Sancho VII «El Fuerte», en el siglo XIII y concluida en el siglo XIV. Son visibles las reformas hechas con posterioridad.

Balcón de Toros

Los autores del edificio fueron los mismos que los de la Casa Consistorial. La fachada es austera, igualmente de acusada sensación de masa y horizontalidad y realizada en cuidada piedra de sillería. El famoso balcón de Toros, hoy desaparecido fue mandado construir por el Cabildo. De estilo barroco clasicista está claramente influido por la arquitectura francesa de la época.

Casa Consistorial

Este gran edificio de forma prismática, destaca por su cuidada sillería y por su acusada sensación de horizontalidad. Tiene dos cuerpos, de los cuales el superior se alza sobre soportales. La decoración de estos cuerpos se realiza mediante motivos arquitectónicos.

La clave para aligerar su macicez es una curiosa superposición de órdenes, ya que los capiteles son todos ellos toscanos, residiendo la variación decorativa en los fustes de las pilastras. Muy bellos son los balcones, con una preciosa labor de forja en los balaustres.

Hospital Civil de Ntra. Sra. de Gracia.

Su origen data de 1487. Inicialmente fue Hospital Civil. Su falta de unidad estilística se debe a las numerosas transformaciones sufridas desde el inicial estilo gótico. Destacan sus bóvedas de crucería con baquetones en la cabecera y una bóveda barroca rebajada de medio cañón con lunetos. En su fachada destacan dos etapas constructivas claramente diferenciadas: La primera, del siglo XV en sillería y la segunda, del siglo XVI en ladrillo.

Iglesia de San Pedro

Es el templo más antiguo de la ciudad. Su aspecto denota su primitiva función de fortaleza. Las desafortunadas ampliaciones que fue sufriendo alo largo del tiempo le ocasionaron la ruina de sus muros maestros y desapareció como parroquia en 1887. Hoy día conserva parte de sus muros, una nave lateral con algunas pinturas, parte de la cabecera, el trascoro, el torreón y su portada, barroca del siglo XVIII. Su estilo predominante está marcado por la influencia cisterciense especialmente en la cabecera.

Iglesia parroquial de Santiago el Real

Según la tradición, esta se levanta sobre otra mandada edificar por Ramiro I, tras su legendaria victoria de Clavijo. Todos sus motivos ornamentales están consagrados al Apóstol, empezando por la fachada meridional, barroca, que nos presenta a Santiago en sus dos grandes versiones iconográficas: «El Matamoros», una impresionante estatua del Santo (siglo XVII) a lomos de un brioso semental, y «El Peregrino» situado debajo del anterior. El retablo mayor también está dedicado a Santiago, con una talla del siglo XV, junto a la Virgen de la Esperanza, que es la Patrona de la Ciudad. Es una talla sedente, de estilo gótico del siglo XIV, que fue salvada de un incendio en el año 1500.

Al final de la prolongación de la Rúa Vieja, aún se conserva la puerta muralla por donde salían los peregrinos.

Puente

El peregrino hace su entrada en Logroño por el gran puente de piedra, construido sobre el caudaloso río Ebro. El actual puente, levantado a finales del siglo pasado, sustituyó al medieval, mandado construir, según refiere la crónica de Alfonso VI, por este gran Rey, uno de los mayores impulsores del Camino. De la importancia estratégica de este puente en el camino, nos da idea el hecho de que fue reparado por Santo Domingo de la Calzada y posteriormente por su ayudante y discípulo San Juan de Ortega. Llego a tener 12 arcos y tres torres defensivas Los orígenes históricos de Logroño se pierden en referencias poco fiables, el echo cierto es que fue recuperada del poder musulmán en el siglo X, por Sancho Garcés de Navarra y Ordoño II de León, a partir de cuyo momento no pasó de ser un insignificante asentamiento agrícola. Logroño comienza a cobrar importancia a finales del siglo XI, cuando Alfonso VI, después de arrasada la población por el Cid en 1092, manda construir el famoso «puente de piedra» con intención de crear un núcleo de población capaz de defender el estratégico paso sobre el Ebro. Por esta razón le concede un ventajoso fuero.

Iglesia de Santa María de Palacio

Esta monumental iglesia se levantó la iglesia de Santa María de Palacio en el siglo XI-XII. Es un monumento, que conserva un precioso claustro gótico y la peculiar torre piramidal de estilo románico-ojival, que los logroñeses llaman «la aguja».

Iglesia Catedral de Santa María de la Redonda

Este templo se encuentra fuera del itinerario jacobeo, es gótica del siglo XV con dos esbeltas torres gemelas, que fueron añadidas posteriormente en el siglo XVIII, así como el retablo pétreo de la portada occidental.

Iglesia de la Asunción

La Iglesia de La Asunción de Navarrete es una construcción en sillería de tres naves y cubierta con crucerías. Se comenzó su construcción en el año 1553, a cargo de Juan de Vallejo u Haernando de Mimenza e intervinieron canteros de la talla de Juan Pérez de Solarte o Pedro de Aguilera, que la concluyen en 1645.

Hospital de peregrinos de San Juan de Acre

Junto al viejo camino de tierra, un poco antes de llegar a Navarrete, recientes excavaciones arqueológicas han sacado a la luz los restos del hospital de peregrinos de San Juan de Acre, mandado construir a finales del siglo XII por María Ramírez. Sus ventanas y su hermosa portada, se conservan por que fueron desmontadas piedra a piedra, a finales del siglo pasado y reutilizadas como puerta del cementerio de la localidad.

Puente

Puente sobre el río Najerilla, consta de siete ojos, cuya construcción se atribuye al santo arquitecto Juan de Ortega.

Iglesia y Monasterio Santa María La Real

En 1052 Don García, el gran rey najerense hijo de Sancho «el mayor», fundó el monasterio y la iglesia de Santa María La Real, donde se puede contemplar los elementos de la leyenda de la «Orden de la Terraza» que cuenta que estando Don García de caza, su halcón se adentró en una cueva y descubrió una imagen de la virgen iluminada por una lámpara y con una terraza de azucenas en sus pies, hecho que explica el nombre de la primera orden de caballería hispana, fundada a raíz de este acontecimiento. Bajo la iglesia se encuentra el Panteón Real, donde descansan los reyes y reinas del antiguo reino de Navarra.

San Millán de la Cogolla

Desde el principio de la historia del Camino Francés, los peregrinos que escogían esta ruta para llegar a Santiago, se desviaban, desde la ciudad de Nájera, para visitar los monasterios de San Millán de la Cogolla y Suso.

Este último monasterio tuvo su origen en el cenobio del anacoreta del siglo VI, San Millán, que era conocido por su santidad. Su fama

hizo posible el establecimiento de una comunidad de monjes, que se hicieron famosos por su labor de copistas. De toda su gran colección de códices y manuscritos, destaca por su importancia y belleza el llamado «Códice Emilianense», perteneciente al siglo X.

Monasterio de Santa Elena

En el siglo XVI, Aldonza Manrique, hija de los Duques de Nájera, fundó el Monasterio femenino de Santa Elena, de obediencia franciscana, del cual hoy quedan en pie su templo y su claustro.

El templo es la única zona que se puede visitar. Pertenece al siglo XVII. Lo más interesante son sus magníficos retablos. Dos de ellos son de estilo rococó, uno de los cuales alberga una talla barroca de la Inmaculada de muy buena factura. El retablo mayor, de estilo barroco, presenta banco, un cuerpo de tres calles y la coronación. Es obra del maestro Mateo Rubalcaba y su titular es Santa Elena, representada según la iconografía tradicional.

Iglesia Parroquial

La iglesia del pueblo está dedicada a Nuestra Señora de los Ángeles y fue edificada en los s. XVII-XVIII. Consta de nave de tres tramos y torre almenada. Su altar mayor está compuesto de retablo de tres cuerpos y ático de mediados del s.XVII. En el primero se puede apreciar a San José, San Roque y María Magdalena en el centro, como patrona de la villa. En la parte central: San Pedro y San Pablo, y Nuestra Señora de los Ángeles. Y en tercero el Apostol Santiago Peregrino, San Buenaventura y San Antonio de Padua.

Monasterio de Yuso

Situado a las afueras del pueblo en dirección a la Sierra de la Demanda, en el fondo del valle de San Millán. Yuso, del latín deorsum ( abajo) .

Según cuenta la leyenda se construyó en el año 1053 por mandato del rey Don García, llamado «el de Nájera», en el lugar donde se detuvieron los bueyes que tiraban del carro que llevaba los restos de San Millán a Nájera. Sobre los restos de aquel monasterio del siglo XI se reconstruyó el actual, entre los siglos XVI y XVIII.

Posee un magnífico Claustro Gótico. El archivo medieval tiene dos cartularios y más de trescientos documentos originales de los siglos XI al XV. La atractiva biblioteca se conserva con el mismo mobiliario de finales del siglo XVIII.

La Iglesia esta formada por tres naves con crucero y cimborrio ovalado con linterna. Retablo mayor con pinturas de Juan Rizzi. Púlpito plateresco y coro bajo de estilo grecorromano.

Sala Capitular benedictina.

Salón de los Reyes.

Escalera Real.

Rollo de Azofra

Los rollos judiciales son originarios de la Edad Media, época en la que los pequeños núcleos de población se iban transformando en núcleos urbanos de importancia y necesitaban instrumentos de Justicia propios. El Rollo es un símbolo de la Justicia, cuya espada

disuade al presunto delincuente de cometer una fechoría.

Iglesia parroquial

Su iglesia parroquial dedicada a San Andrés, es un edificio de reciente creación (1965), sobre otro anterior del siglo X, destaca en su interior el retablo mayor barroco del siglo XVIII.

Convento de San Francisco

El Convento de San Francisco fue mandado construir a principios del siglo XVII por el Arzobispo de Zaragoza, Fray Bernardo de Fresneda, confesor de Felipe II. Siendo enterrado en la parte central delantera de la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles. Ésta es de una sola nave con pequeñas capillas laterales. Su entrada está situada bajo el coro. El extraordinario retablo Mayor fue construido hacia 1602 interviniendo diversos pintores burgaleses.

Murallas de Santo Domingo

La ciudad se defendía con una muralla, que llegó a tener cerca de 1500 m de longitud, de la que se conservan algunos lienzos y torreones.

Catedral de Santo Domingo de la Calzada

La iglesia románica se comenzó a construir en el año 1.158 conservándose en la actualidad gran parte de la antigua planta. En el siglo XVI parte del crucero sufrió una importante reforma con la ampliación del lado izquierdo para albergar con holgura el sepulcro de Santo Domingo. En el año 1.460 se llevó a cabo la construcción del gallinero, es un obra gótica en piedra policromada que alberga en su interior una pareja viva de aves: Un gallo y una gallina blancos.

Casa Gótica

También destaca en el caserío de Santo Domingo de la Calzada la casa gótica del Obispo Juan Pino, donde murió Enrique II, en 1379.

Iglesia

Museo

Monasterio de Ntra. Sra. de La Anunciación

Está habitado por religiosas cistercienses, que procedían del Monasterio de Santa María de Los Barrios, en el pueblo de Abia de Las Torres, en la provincia de Palencia. De ahí se trasladaron en el año 1610, fecha en la que comenzó la construcción del nuevo edificio. Dependieron de la Abadía de Las Huelgas Reales, de Burgos, hasta el año 1873, fecha en la que la Bula del Papa Pío IX, les hizo depender jurídicamente de la Diócesis de Calahorra y La Calzada.

El templo del monasterio es de estilo clasicista; presenta una única nave, en forma de cruz latina, con capillas entre los contrafuertes

laterales, donde pueden observarse los retablos.

La capilla mayor muestra un excelente retablo, de estilo barroco riojano, de mediados del siglo XVIII, presidido por la imagen de Ntra. Sra de La Anunciación, su titular.

Dentro del arte funerario, destaca el sepulcro del obispo fundador, D. Pedro Manso de Zúñiga, y sus sobrinos, maravilloso trabajo de labra en piedra.

También es interesante el coro bajo, cementerio de las religiosas hasta el año 1960.

Junto al templo se encuentra el claustro conventual, obra del siglo XVII, extraordinariamente austero, dentro de la corriente espiritual del Císter.

Monumento a Santiago

Es una hermosa imagen de Santiago, realizada en piedra, que nos muestra al santo con una iconografía de peregrino; es una figura dinámica, con el pie avanzado y el rostro vuelto al cielo, indicando que su andadura no es terrenal, aunque ande por los caminos, sino celestial. Igualmente, la Cruz, que lleva en su mano derecha, manifiesta el carácter sacro de su misión.

Iglesia de San Juan

La iglesia de San Juan, que fue construida en el siglo XIV, posee en su interior un valiosísimo retablo mayor, construido entre el año 1545 y el año 1556, por Natuera Borgoñón y Bernal Forment.

Iglesia Parroquial Nuestra Sra. de la Calle

Reedificada en el siglo XVIII y que conserva sobre su puerta principal una talla en madera de una Virgen gótica. En el interior guarda una pila bautismal románica, decorada con motivos que representan una ciudad fortificada.

Pila bautismal

La iglesia de la Virgen de la Calle guarda en su interior una de las joyas escultóricas del camino: Su pila bautismal, románica del siglo XII. Se trata de una gran copa, asentada sobre un haz de ocho columnas.

Iglesia de San Pedro

Una poderosa Iglesia parroquial tardogótica, con una esbelta torre de base cuadrada.

Ermita de Santa María del Campo

En un lugar próximo se encuentra esta interesante ermita, en la que destaca la portada y espadaña barrocas.

Iglesia parroquial de San Andrés

Es de estilo gótico- renacentista del siglo XVI, y sus muros están realizados en sillarejo.

Su planta presenta una nave rectangular de dos tramos cuadrados con cabecera también cuadrada y coro alto a los pies.

También cabe destacar su pila bautismal.

Mosaico

Un mosaico conmemora el nacimiento en esta villa de Santo Domingo de la Calzada.

Iglesia

Robusta y rústica iglesia, cuyo retablo mayor está presidido por Ntra. Sra.

Hospital de Ntra. Sra. de Belén

La Ermita de Nuestra Señora de Belén. El edificio fue hospital de peregrinos, convirtiéndose después en ermita. Es una antigua construcción rehecha en el siglo XVIII tras haber quedado destruida por un incendio.

Conventos

Cuenta también Belorado con los conventos de San Francisco y de Nuestra Señora de la Bretonera, dan testimonio de la importancia de esta villa.

Convento de Nuestra Señora de la Bretonera. Junto a la iglesia del mismo nombre del siglo XVI, regentado por monjas Clarisas.

Iglesia de Santa María

Iglesia de Santa María. Aparece citada con el nombre de Santa María de la Capilla, por haber sido originariamente la capilla del castillo a cuyo pie se encuentra, aunque se reedificó en el siglo XVI. Es un edificio muy amplio, de estilo renacentista, de tres naves cubiertas por bóvedas sobre seis pilares y cúpula de media naranja. Posee varias capillas funerarias, algunas de ellas notables, como la de Santiago, de estilo renacentista, y la de los Mendoza. El templo está presidido por un gran retablo barroco, donde se ubica la bella imagen gótica del siglo XIII de la Virgen de la Capilla

Iglesia de San Pedro

Iglesia de San Pedro. Renovó totalmente su fábrica en el siglo XVII. La capilla mayor está presidida por un soberbio ejemplar de retablo dieciochesco de estilo rococó labrado por los Solana, maestros de la villa. Las bóvedas del templo, así como los lienzos pintados de sus altares en las capillas laterales, recibieron una bella decoración pictórica obra de Gaspar Palacios. En la capilla de la Adoración se encuentran varios bustos de los santos y reliquias de los mártires de Cardeña, trasladados de la iglesia de Santa María.

Castillo

Castillo. Restos de una importante fortaleza, fue plaza fuerte del Cid Campeador, que se asientan sobre un elevado escarpe, bajo el cual se localizan varias cuevas, las cuales según la tradición sirvieron de eremitorio a San Caprasio y a sus compañeros anacoretas Santa Pía y San Valentín.

Puente del El Canto

A la salida del pueblo, el puente medieval de El Canto sobre el río Tirón que vierte sus aguas al Ebro. Construido por Santo Domingo y mejorado por San Juan de Ortega.

Plaza Mayor

Encantador lugar el de la Plaza Mayor, así como La judería con típicos pasadizos, denotan la importante población judía que habitó entre sus murallas.

Centro de Promoción Jacobea

Situado en los bajos del Ayto. de esta localidad, está el Centro de Promoción Jacobea, cita obligada para todos los peregrinos. Ofrece información turística del trazado de la Ruta Jacobea a lo largo de las 69 localidades por las que discurre el Camino en la Comunidad castellano leonesa. Es especialmente atractivo el apartado referido a los principales monumentos de la región.

Ermita de la Virgen de la Peña

En Tosantos cabe destacar la ermita rupestre de la Virgen De La Peña, excavada en la roca. Dentro se venera una imagen románica de la virgen, del siglo XII.

Iglesia Románica dedicada a Ntra. Sra.

Sencilla pero bonita iglesia Románica, dedicada a Ntra. Sra. de la Natividad.

Iglesia de San Esteban

Destaca la poderosa iglesia de San Esteban, ajada por el paso de los años, pero aún en servicio.

Iglesia parroquial

En la iglesia parroquial de la Asunción, se puede admirar una talla románica de San Indalecio, discípulo de Santiago, al que acompaño en la evangelización Hispana junto con los otros 6 varones apostólicos.

Iglesia Parroquial de Santiago el Mayor

La iglesia parroquial de Villafranca Montes de Oca está dedicada a Santiago. Se trata de un edificio remodelado, llevado a cabo a finales del siglo XVIII.

Ermita de Ntra. Sra. de Oca

Por el lado del valle (hay que ir expresamente, ya que la ruta se desvía a la derecha) se encuentra la ermita de la Virgen de Oca, lugar donde la tradición cuenta que, junto a un manantial, fue martirizado San Indalecio, discípulo de Santiago

Ruinas prerrománicas

Poco antes de llegar a la población y a la derecha del Camino, se pueden apreciar los restos de la cabecera de un templo prerrománico: San Félix de Oca, lugar donde recibió sepultura el fundador de Burgos el conde Diego Porcelos.

Nuestra Señora, la Real y Antigua

Iglesia construida en el siglo XIV sobre una antigua iglesia románica, en la que en 1074 se instaló la primitiva catedral de la diócesis al ser trasladada ésta desde Oca a Gamonal por Alfonso VI. A lo largo de su historia fue sede de la importante «Cofradía de los Caballeros de Nuestra Señora de Gamonal». En el edificio actual, de estilo gótico, de recia factura, destaca la gran torre.

El templo conserva una colección de obras escultóricas de los siglos XIII al XVIII y tablas pintadas de comienzos del siglo XVI.

Sede de la primitiva diócesis episcopal, es hoy la parroquia de un popular barrio de la capital.

Iglesia de San Esteban

La Iglesia está compuesta por la Capilla Mayor, divida en tres tramos, a los pies la espadaña y en el interior el coro elevado. El tejado es a dos aguas y la puerta de la Iglesia está resguardada por un porche.

La Capilla Mayor responde tipológicamente a la arquitectura del siglo XVI.

Iglesia

Arquitectura Rural Maragata

Este pequeño pueblo tiene buenas muestras de las típicas edificaciones de la Maragatería. Su arquitectura tiene la categoría de Conjunto Histórico-artístico.

Iglesia de Ntra. Sra. de las Candelas

La iglesia parroquial conserva una reliquia de San Blas, patrono del pueblo, uno de los santos más presentes en el Camino de Santiago por su vertiente asistencial y sanitaria. Destaca su campanario desde donde se puede observar una vista de Astorga y Castrillo de los Polvazares, pueblo tipico por su calzada romana, y donde se puede convivir con las preciosas cigüeñas que lo habitan en fechas proximas al día de san Blas

Casas teitadas

Conservadas con cubiertas de paja de centeno y retama.

Iglesia

Iglesia dedicada a Santiago y una capilla con el Cristo de los Peregrinos, donde las leyendas cuentan que celebraba misa el mismísimo Apóstol Santiago.

Iglesia de Santa María

Uno de los pocos templos que quedan de corte románico.

Ermita de San José

Construida en el siglo XVIII

Casa de las Cuatro Esquinas

Se dice que en esta casa pernoctó Felipe II en su peregrinación a Compostela.

Cruz del Ferro

Situada a dos kilómetros de esta localidad , donde el peregrino deposita una piedra en su base para pedir protección en el viaje, El lugar es uno de los más míticos y emblemáticos del Camino, se cree que, otra «cruz del ferro más primitiva», fue instalada sobre un altar romano dedicado al Dios Mercurio (Dios de los caminos) por el mismo ermitaño Gaucelmo.

Homenaje a Henrich Kranse

Monumento que homenajea a un peregrino alemán que murió en el lugar donde está colocada.

Iglesia

Sencilla y rústica iglesia parroquial la que nos ofrece El Acebo. Toda la localidad es un conjunto que nos acerca al su marcado carácter medieval.

Ermita dedicada a San Fabián y San Sebastián

Ermita en Riego de Ambrós dedicada a los santos Fabián y San Sebastián

Iglesia parroquial de la Magdalena

Iglesia parroquial de la Magdalena. Hay que destacar su retablo barroco.

Crucero

Precioso crucero en medio de la Calle Real

Puente románico

Colocado sobre el cauce del río Meruelo, cuyas aguas sirvieron a los romanos para la explotación de las minas de oro de las Medulas.

Iglesia parroquial San Nicolás

Una hermosa torre corona la Iglesia en la que se aprecia una portada neoclásica. En el interior, un retablo barroco, con un Cristo crucificado del siglo XVI

Santuario de las Angustias

Se venera «La Preciosa» Virgen que cuenta con muchos fieles y a la que durante siglos han honrado colgando ante ella sus exvotos de cera.

Iglesia

Una sencilla iglesia con espadaña, dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, es la parroquia del pueblo.

Iglesia de la Magdalena

La hermosa iglesia de la Magdalena, se encuentra casi a la salida del pueblo siguiendo el camino que conduce a Rabé.

Castro romano

Tardajos se construyó sobre un castro romano y al pie de la vía que unía Clunia con Julióbriga (Reinosa).

Puente del Arzobispo

En esta población se encuentra el llamado puente del Arzobispo, sobre el río Ubierna. Cuenta la historia que un traspiés del caballo del Rey Alfonso VI, casi cuesta la vida al monarca.

Ermita dedicada a Nuestra Señora del Monasterio

Sencilla pero muy bien conservada ermita, que el peregrino encuentra a la salida del pueblo a la izquierda del Camino.

Iglesia de Santa Marina

Uno de los vestigios monumentales más antiguos que se conserva en el pueblo es la portada de la iglesia de Santa Marina. Obra del siglo XVII.

Iglesia Parroquial

Su iglesia Parroquial que es un templo gótico dedicado a Santa María recibió en 1.360, de varios prelados de Aviñón y del Obispo de Burgos, el privilegio de conceder a los peregrinos hasta 40 días de indulgencias en determinadas fechas.

Puentes medievales

Dos puentes medievales, uno sobre el río Hormazuela y otro sobre un riachuelo, son también dignos de mención.

La Malatería de San Lázaro

Fue un importante enclave en la ruta medieval, hubo una leprosería fundada en 1.156 por Alfonso VII, y otros hospitales dieron cobijo a muchos peregrinos enfermos, entre ellos, quizás el más recordado, sea: La Malatería de San Lázaro, cuyos restos aún se pueden ver antes de entrar en el pueblo.

Manantial

En San Bol nace un manantial de agua pura y cristalina en el que tradicionalmente los peregrinos se lavaban los pies, cuando no el cuerpo entero y dice la tradición: «que quien así lo hace, a Santiago llega sano».

Zona arbolada

Zona con una fuente y una pequeña alberca. El lugar se utiliza como albergue de peregrinos y es uno de los más enigmáticos del camino, por su aislamiento en medio de los páramos castellanos, por su singular belleza y también por su historia.

Parroquia de la Inmaculada Concepción

Poderosa iglesia del siglo XIV.

Mesón de los Franceses

Aún conserva, como vestigio jacobeo, un edificio llamado «Mesón de los Franceses», antiguo hospital de peregrinos, hoy magníficamente restaurado y habilitado como albergue de peregrinos.

Iglesia de Santiago de los Caballeros

Castillo

Sin duda este ruinoso castillo fue testigo de toda suerte de batallas entre cristianos y árabes, pero es en el año 1.131 cuando Alfonso VII la hizo definitivamente castellana.

Iglesia de San Juan

Con un hermoso claustro del siglo XIV, donde se puede apreciar un artesonado mudéjar.

Colegiata de Nuestra Señora del Manzano

Templo románico ampliamente remodelado en el siglo XVIII.

Convento de San Francisco

Los arcos del monasterio son los únicos vestigios que quedan de lo que en el siglo XV fue un magnífico edificio conventual de obediencia franciscana. Su estilo correspondía a un gótico de gran sencillez y elegancia.

Monasterio de San Clara

De estilo gótico, fue reformado en el siglo XVIII.

Iglesia de Santo Domingo

De estilo originalmente gótico sufrió importantes reformas en el siglo XVIII. En su austero y elegante interior se conservan seis extraordinarios tapices realizados en la ciudad belga de Brujas a mediados del siglo XVII, sobre los cartones diseñados por Cornelius Schutz, discípulo del genial pintor Pedro Pablo Rubens.

Iglesia

La iglesia parroquial es del siglo XVIII y está dedicada a San Cristóbal.

Fortaleza

En ruinas. Solo queda el torreón o castillo que da nombre al pueblo.

Puente de Fitero

Mandado levantar por Alfonso VI sobre el río Pisuerga. Pons Fiterei del Codex Calixtinus, era el límite entre los reinos de Castilla y León.

Antiguo Hospital de San Nicolás

Perteneció a la Orden de San Juan, hoy restaurado y reconvertido en ermita de San Nicolás y en albergue de peregrinos gracias al empeño de la Confraternitá de San Jacobo de Perugia.

Rollo de Justicia.

Rollo de Justicia declarado monumento histórico-artístico en 1966 propio de la villa que cuenta con un fuste cilíndrico sobre un basamento escalonado y rematado en lo alto

Ermita de la Piedad

Fechada en el siglo XIII. Conserva una hermosa talla de Santiago Peregrino.

Hospital

La ruta estaba jalonada de hospitales en la época medieval y la localidad de Itero de la Vega no fue una excepción. Como en la mayoría de pequeñas localidades a lo largo de la ruta, aún se conservan restos de los antiguos hospitales.

Iglesia de San Pedro

Lo más bello del templo es su portada gótica del siglo XIII, en la cual se conservan aún restos de pintura, gracias a la protección que le ofrece su porche. La iglesia se fue ampliando y reestructurando entre el siglo XVI y el XVII, momento en el que se terminaron las bóvedas. La sacristía guarda una preciosa reja que protege el archivo y el joyero parroquial labrado por Matías López. También son interesantes un grupo escultórico de la Virgen, Sta. Ana y el Niño (siglo XIV) y un sarcófago (siglo XV).

Rollo jurisdiccional

El Rollo Gótico Jurisdiccional es erigido en el siglo XV como símbolo de la autonomía jurisdiccional que el pueblo poseía merced a un privilegio de Enrique IV, confirmado por los Reyes Católicos en 1482, por el cual la villa dejaba de estar sometida a los derechos de jurisdicción de los señores de Melgar y Castrojeriz. Inmediatamente se construiría el rollo, cuyo fuste presenta una rica decoración con varios motivos de inspiración jacobea

Iglesia de Santa María

Monumento Nacional. Consta de tres naves y es casi tan ancha como larga. Alberga mucho arte en su interior, además de una pila bautismal del siglo XIII.

Fuente de la Rueda

Curiosa, ya que para extraer el agua es preciso hacer girar una rueda metálica en forma de timón de barco. no hay peregrino que no se refresque en esu pilón o que no descanse entre las piedras que la guarnecen.

Monumento a San Telmo.

Patron de los navegantes que nació en esta ciudad.

Fortaleza de Santa María del Castillo

Localizada en la parte más alta de la villa, fue realizada siguiendo el estilo gótico tardío; su planta presenta tres naves separadas por pilares y cubiertas con bóvedas. Son interesantes sus portadas renacentistas. Su más valiosa joya era un retablo, modelo políptico, integrado por 29 tablas de clarísima influencia flamenca, cubiertas por doseletes góticos. Fue robado en 1980 y recuperado en 1981 en Bruselas.

Iglesia de San Martín

Perteneciente al monasterio del mismo nombre, que un incendio destruyó en el siglo XV. Es, sin duda, uno de los edificios más bellos y más significativos del románico Europeo.

Fue fundada por Doña Mayor de Castilla, viuda de Sancho III de Navarra y su construccion se inicio en torno al 1066.

El ajedrezado que recorre toda la superficie de la iglesia, los capiteles de las ventanas y columnas, así como los canecillos, en forma de pequeñas esculturas, que decoran los aleros; conforman un canjunto de belleza excepcional.

La nave responde al tipo basilical, tine tres naves culminadas en la cabecera por tres ábsides cuyo volumen es igual al de las naves que cierran.

Iglesia de San Pedro

Comenzó a construirse en el siglo XV en estilo gótico y recibió su forma definitiva en el siglo siguiente. Posee una torre rotunda, sumamente maciza, formada por cuatro grandes cuerpos. Destaca su portada renacentista diseñada por el maestro Escalante hacia el año 1560. La planta del templo se organiza en cinco tramos y tres naves divididas por pilares fasciculados, que soportan las bóvedas de crucería estrellada. Su retablo mayor

Sigue un esquema clásico, inspirado en el estilo herreriano.

En cuanto a los motivos escultóricos del templo hay que reseñar el grupo del Descendimiento de la escuela castellana y dos imágenes de los apóstoles Pedro y Pablo, del siglo XV.

Ermita de Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro

La ermita de Nuestra Señora del Socorro data de los siglos XII – XIII y es el único vestigio material que se ha conservado tras casi setecientos años de dominio sanjuanista. En un principio fue una simple capilla aneja a la iglesia de San Pedro, titular de uno de los cinco prioratos que integraban la bailía. A finales del siglo XVIII habían desaparecido por completo los viejos muros de la iglesia, pero no así la antigua capilla de Nuestra Señora que logró mantenerse en pie como un edificio independiente. Por sus características constructivas y decorativas puede abscribirse al tránsito del siglo XII al XIII.

Iglesia de Santa María Magdalena

En la parte más alta del pueblo se encuentra la iglesia parroquial de Santa María Magdalena. Aunque ya aparece mencionada en algunos documentos del siglo XIV, el edificio actual debió ser proyectado en el XVI, añadiéndose después la Capilla de San Juan Bautista en el lado del evangelio (segunda mitad del siglo XVII) y la torre (1661). El aspecto actual se debe en gran medida a las reformas efectuadas entre 1749 y 1753. En su interior destacan la pila bautismal del siglo XIV, la del agua bendita del XV y varios retablos del siglo XVIII.

Ermita dedicada a San Miguel

Es posible que estuviese ya construida en 1227 según se desprende de un documento de docación en el que se menciona «una vinna en Sant Migael de Poblacion, a la puerta de los malatos». Esta referecia indicaría la existencia junto al edificio religioso de un lazareto o malatería para la acogida de leprosos. Se trata de una sencilla y armónica construcción compuesta por una sola nave rematada en cabecera plana. La decoración escultórica se reduce a los canecillos que soportan la cornisa, en su mayor parte de formas geométricas salvo uno adornado con un motivo fálico.

Iglesia de San Lorenzo

Iglesia parroquial de estilo barroco, fechada en el siglo XIV. En su interior alberga una preciosa cruz procesal de la que se sienten muy orgullosos sus vecinos.

Ermita de Nuestra Señora del Río

Se cuenta que las reliquias de San Martín llegaron a lomos de un solitario asno y que al entrar en el templo, empezaron las campanas a tocar solas.

Iglesia de San Martín de Tours

Destacan en su interior su extraordinario artesonado mudéjar del siglo XVI y un retablo

De estilo plateresco con pinturas de Juan de Villoldo y un Calvario de Francisco Giralte, también del siglo XVI. El santo titular aparece ocupando la parte central del retablo en el acto de repartir su capa con un menesteroso.

Palomares

Tierra de soberbios y típicos palomares. Abundan a lo largo y ancho del municipio.

Hospitales

A finales del siglo XII, Carrión llegó a tener hasta 14.000 habitantes atendidos por doce parroquias y hosptales. Uno de los más conocidos fue el que, a principios de siglo XIII, fundó Don Gonzalo Ruiz Girón, mayordomo del Rey, más tarde conocido como Hospital de la Herrada. Cercano al actual monasterio de San Zoilo, se dicé de él, que los peregrinos recibián «de mayo a octubre medio pan, y de noviembre a abril un pan entero».

Iglesia de San Andrés

Monumental templo del siglo XVI, trazado definitivamente por Juan de Escalante y construido por Juan de Aral. Contiene un lienzo de la adoración de los Reyes, copia de Rubens, y un óleo barroco de Ecce Homo, ambos donados en 1756 por Juana de Guardo. También pueden verse los sepulcros del obispo Vozmediano y del arzobispo Cantero.

Iglesia de Santa María del Camino

Este templo es importantísimo emocionalmente para todos los peregrinos, ya que sienten especial devoción por su titular, Ntra. Sra. del Camino.

Estilísticamente nos encontramos con un edificio macizo, con escasos vanos, pensado más como elemento defensivo; de ahí la escasez de vanos del edificio en general.

La fachada se estructura en tres alturas, con un marcado eje ascensional, conseguido a través del cuerpo de campanas.

El vano de acceso al templo presenta un arco de medio punto, con fuertes arquerías, enmarcadas dentro de un alfiz. Sobre el vano, una hornacina con escultura. El segundo cuerpo está presidido por un vano, justo en la línea de la puerta de entrada. El tercer cuerpo es el campanario, con tejado a dos aguas.

Monasterio de San Zoilo

Todavía conserva un magnífico claustro renacentista. El resto de las instalaciones han sido transformadas, en la actualidad, en hospedería de lujo. Las reliquias de San Zoilo y San Felices, traídas de Córdoba por el primogénito de los condes fundadores, Don Fernando Gómez, fueron muy veneradas por los peregrinos.

Iglesia de Santiago

Destacar el impresionante friso escultórico en la fachada, representando al Pantocrátor con los apóstoles.

Monasterio de Santa Clara

Es uno de los conventos más antiguos de clarisas en España, fundado en 1255 por la reina de Portugal, y sobrina de Fernando III, Mencía, acogiendo algunas monjas de Santa María del Páramo. Las clarisas administraron los hospitales de la Piedad y la Trinidad, este último de 1429. En el siglo VXII, Luisa de la Ascensión Colmenares acometió la reedificación del monasterio del que era abadesa, y la construcción de la nueva iglesia, atribuida a discípulos de Juan de Herrera. El museo de las clarisas de Carrión muestra obras de arte de gran valía, entre ellas artesonados mudéjares, una talla flamenca del siglo XV, un Cristo de marfil filipino, cantorales, Niños Jesús de Praga, y un largo etc. la iglesia conventual cobija la magnífica talla de la Piedad de Gregorio Fernández.

Ermita de la Virgen de la Piedad

Es una construcción del siglo XVIII. De pequeñas dimensiones se cubre con artesonado de madera y bóveda de cañón. El retablo mayor data del siglo XVII. En el se rinde culto a la imagen original de la Piedad.

Iglesia de San Julian

De origen medieval fue reconstruida en el setecientos. Dentro de la misma hay un retablo esculpido por Pedro del Mazo, donde proliferan las figuras de ángeles, la del santo hospitalario y la de un donante de la familia del Barrio.

Ayuntamiento

Ubicado en un palacio del siglo XVIII que perteneció a los Condes de Villasirga, un pasadizo secreto lo comunicaba con la iglesia. Varios hospitales prestaron asistencia al peregrino en la época medieval.

Iglesia de Santa María La Blanca

Como resto de la soberbia instalación de la Orden del Temple podemos observar esta iglesia templaria. Templo románico de transición con sus torres y majestuosos pórticos de excepcional riqueza escultórica. Mucho arte por destacar en su interior, pero es quizás el impresionante sepulcro del Infante Don Felipe su joya más preciada. Diversos milagros se atribuyen a la Virgen Blanca de Villasirga. El Rey Alfonso X le dedicó catorce milagros en sus cantigas. La curación de un romero alemán que estaba paralítico, despertó una gran devoción entre todo el mundo peregrino.

Castillo de los Templarios

Data del siglo XIII. Esta construcción le da el carácter de enclave fuertemente vinculado a la Orden monástica de los monjes guerreros del Temple.

Pórtico de Nuestra Señora de la Encina

La básilica de Nuestra Señora de la Encina, patrona del Bierzo y Ponferrada. Desde alguna de las torres, advertimos la fachada neoclásica de este templo, reconstruido sobre otro medieval, que alberga hoy la imagen de la patrona de El Bierzo. Se dice que la imagen de la Virgen que hoy puede contemplar el visitante, fue encontrada por un caballero del Temple, en el interior de una encina, cuando los freires buscan madera con que levantar los muros de su fortaleza.

Iglesia de San Andrés

Iglesia de origen medieval aunque el templo actual es barroco de finales del siglo XVII.

Posee nave con planta de cruz latina, cúpula sobre pechinas en el crucero y torre cuadrada de tres tramos.

En su interior guarda el Cristo de la Fortaleza.

Torre del Reloj

De estilo renacentista Ubicada sobre una de las puertas de la muralla medieval, única que se conserva, la Torre del Reloj se encuentra sobre el Arco de la Eras, en el acceso a la Calle del Reloj.

De planta rectangular, consta de tres cuerpos construidos en mampostería de pizarra y canto rodado, excepto en esquinas y jambas, en las que se emplean sillares de granito.

Se accede a ella por una escalera exterior desde la calle Carnicerías. Por su originalidad, la silueta de la Torre del Reloj está inseparablemente unida a la imagen de Ponferrada

Casa Consistorial en la Plaza del Ayuntamiento

El edificio actual fue construido, entre 1692 y 1705, según proyecto de Pedro de Arén. En su construcción trabajaron un gran número de maestros.

Presenta una estructura central franqueada por dos torres, que se rematan en una esbelta aguja al estilo austria.

Convento de las Concepcionistas

De una sola nave, el convento de las Madres Concepcionistas Franciscanas se halla situado en la típica calle del Reloj, es un edificio austero fundado en 1542 por D. Alvaro Pérez Osorio y su esposa Dña. Brianda de Quirós.

Ermita de San Juan

En pleno Camino de Santiago, a poco de la salida de Ponferrada, el peregrinos se encuentra en esta preciosa ermita de San Juan.

Iglesia de San Esteban

La Iglesia de San Esteban constituye uno de los principales focos de interés de la zona. Data de 1778, y su torre de espadaña fue reconstruida en 1948, ya que sufrió la caída de un rayo y se derrumbó parte de la misma. Se encuentra separada del centro urbano de la localidad, donde podemos hallar la capilla de San Blas con una imagen en su interior del siglo XVIII y un relieve barroco de la Virgen de La Encina. Además, recientemente, el Sr. D. Amador Diéguez Ayerbe realizó una estampa en una de las caras de la fachada, en homenaje a los peregrinos que pasan por nuestra población.

Crucero y fuente

Tras esta fuente, donde los peregrinos pueden saciar su sed, se alza al crucero de Fuentes Nuevas.

Ermita del Divino Cristo

La «Ermita del Divino Cristo», antes «Ermita de la Vera Cruz», se quedó totalmente perdida y se ha renovado por una de nueva construcción. Era de sencilla construción entre tapial y piedra, toda raseada en mortero de cal, coronada por una pequeña espadaña de piedra labrada con campanín y dos ventanos en el frente acompañando una puerta escasa en arco, toda ella raseada sin mostrar piedra, sus medidas, en longitud similar a la actual, pero más ancha. La espadaña se reconstruyo muy similar a la antigua, pero con las mismas piedras, manteniendo el mismo campanín.

Iglesia de San Ildefonso

En el centro de la localidad se alza esta preciosa iglesia de perfil moderno, erigida en honor de San Ildefonso.

Iglesia de San Juan Magaz de Abajo

Iglesia de una sola nave dedicada a San Juan

Iglesia de Santa María

De la primitiva iglesia parroquial de Santa María consagrada con todos los honores por el obispo de Santiago, Diego Gelmírez, en 1108, solamente permanece en pie el ábside románico ya que en el siglo XVI se reedificó casi en su totalidad. Posteriormente, sufriría importantes reformas como la construcción de una nueva torre neorrománica en 1904. En el exterior sobresalen el ábside románico.

Santuario de la Quinta Angustia

A la salida de la villa, tras pasar el puente mayor y el de los molinos, se encuentra el santuario de las Angustias. Se tiene constancia documental de la existencia en este mismo lugar de una ermita dedicada a la Virgen María, sin embargo tanto el edificio actual como la mayoría de retablos, imágenes y pinturas son del siglo XVIII.

Ermita de San Roque

Debemos la existencia del templo a un piadoso noble local, D. Mateo Chicarro, quien en el año 1590 acometió la tarea de reconstrucción de la ermita de la Vera Cruz. Tras la

acometida de la peste, su benefactor le cambió el nombre, pasando a estar desde el año 1599 bajo la advocación de San Roque, santo protector contra la peste. Desde ese momento ha sido preciso reedificarla desde sus cimientos en numerosas ocasiones, la última de ellas en el año 1789. En su interior, junto a San Roque, destacan dos altorrelieves en madera policromada de San Gil de Casayo y San Herberto de Cerdeña, ambos pertenecientes al monasterio de Carracedo.

Monasterio de San Salvador de Carracedo

Su fundación se ha atribuído al rey Bermudo II, a través de una donación realizada en el año 990.

Desde el siglo XII, el monasterio quedó bajo la obediencia de la Orden del Císter, que vició su mejor época gracias a las contínuas donaciones y beneficios otorgados por la Casa Real. Este esplendor desapareció en el siglo XIX con la Desamortización de los bienes eclesiásticos, promulgada por Mendizábal. Igualmente

la Guerra de la Independencia y la entrada de las ideas laicistas procedentes de Europa, contribuyeron a su ruina. El templo, propiamente dicho, es conocido con el sobrenombre de «Cocina de la Reina» y la Sala Capitular del monasterio se conoce como «Mirador de la Reina». Es un conjunto que el peregrino no debe dejar de visitar.

Puente Mayor

Desde época romana existió en Cacabelos un puente de fábrica para cruzar el río Cúa, pero las limitaciones técnicas, la evolución de la trama urbana de la villa, la acción del tiempo y de los hombres y sobre todo las grandes crecidas del río han impedido que llegara hasta nosotros. El puente actual, con sus seis bóvedas de sillería, es obra de los siglos XVI y XVIII y uno de los más monumentales y mejor conservados de la provincia.

En sus inmediaciones tuvo lugarla famosa batalla de Cacabelos entre las tropas francesas e inglesas/b> el 3 de enero de 1809, y en la actualidad se ha habilitado, aguas abajo, una excelente piscina fluvial aprovechándose del muro de la antigua fábrica de luz.

Iglesia de San Martín

Colegiata de Santa María

Mandada su reconstrucción (se levantó sobre la vieja iglesia de los cluniacenses) en el año 1533, por el entonces Marqués de Villafranca del Bierzo y Virrey de Nápoles, Don Pedro de Toledo. Su belleza y grandiosidad, se debe a las buenas manos del maestro Rodrigo Gil de Hontañon.

Castillo-palacio

La familia Osorio, marqueses de Villafranca del Bierzo, construyeron en el siglo XIV este edificio, que aún hoy se puede ver y admirar, a pesar de los daños sufridos en la guerra de la Independencia.

Iglesia de Santiago

Situada en el Camino, a la entrada de la localidad. En la época medieval, aquellos peregrinos que, impedidos o por enfermedad, no podían seguir, se postraban bajo las arcadas de la llamada «Puerta del Perdón» para recibir las indulgencias. Privilegio que fue concedido por el Papa Calixto III.

Convento de San Francisco

El convento de San Francisco, fundado en 1213, fue modificado en el siglo XV. Aún conserva la portada románica. La iglesia, de una sola nave, posee artesonados mudéjares. La tradición dice que los fundó San Francisco de Asís a su paso, en peregrinación, hacia Santiago de Compostela.

Iglesia de la Anunciada

Construida entre 1655-1660, de estilo barroco-italiano, la iglesia de la Anunciada es uno de los más bellos monumentos que encierra Villafranca del Bierzo. Su mayor riqueza artística la constituye el majestuoso retablo de madera de nogal policromada, cuyas piezas principales fueron adquiridas en Italia por el fundador del monasterio.

La parte más representativa es el Templete, inspirado en el de San Juan de Letrán de Roma, y la famosa Custodia o Tabernáculo de bronce sobredorado y mármoles, de casi tres metros, traída de San Pedro de Roma, en cuyo centro se halla enclavado el Sagrario

Arquitectura Civil

Importante es la arquitéctura civil de esta localidad. Palacios y casas blasonadas es casi una constante en su casco antiguo. Merece la pena pasear por sus callejuelas observando el señorio que en otras épocas acumuló.

Iglesia de San Nicolás

Conjunto arquitectónico del siglo XVII , inspirado en el de Monforte, que a su vez intenta reproducir el del Escorial.

La iglesia sigue el modelo jesuítico, de una sola nave en cruz, con media naranja rebajada y linterna sobre el crucero. Capillas hornacinas intercomunicadas y pilastras toscanas individualizando los tramos.

El claustro, con dos órdenes de arcos de medio punto entre pilastras y galerías de arcos dobles entre semicolumnas sobre una de las crujías. conserva en su interior el Cristo de la Esperanza.

Hospital de Santiago

Distinta suerte ha corrido el Hospital de Santiago, del que aún se mantiene el edificio. Fundado en época medieval conto con una gran botica desde el siglo XV y llegó a estar atendido durante el XVI por una cofradía y tuvo iglesia propia. Por una bula Papal se anexionó la Ermita de San Esteban de Robledo. El hospital será totalmente renovado durante el siglo XVIII y mantendrá su uso y función a lo largo del XIX. Incluso hoy es considerado por los historiadores como el mejor de cuantos hubo en la comarca entre Lugo y Astorga.

Calle del Agua

Como Ciudad declarada Conjunto Histórico- Artístico, toda ella es digna de interés, sin embargo, una de las zonas más bellas de Villafranca es la denominada Calle del Agua, poblada de casonas solariegas, pertenecientes a la nobleza local, como atestiguan,orgullosos, sus imponentes escudos de armas en las fachadas principales. Igualmente magníficos son los trabajos de forja, expresados en las rejerías de los balcones, todas ellas pertenecientes a los siglos XVII y XVIII.

Iglesia

Levantada por el Abad del Cebreiro en esta localidad, cuando, administrativamente, pertenecía a los monjes cluniacenses de Villafranca.

Hospital

Levantado por el Abad del Cebreiro en esta localidad, cuando, administrativamente, pertenecía a los monjes cluniacenses de Villafranca

Iglesia

Destaca en este templo su fachada, marcada por un poderoso espíritu ascensional, al quedar rematada por un monumental cuerpo de campanas coronado, a su vez, por una airosa espadaña.

Como en casi todos los templos rurales, se acusa su aspecto macizo, necesario por el desempeño de funciones defensivas de los núcleos rurales de los alrededores, en caso de ataques tanto por tierra como por mar. Esto hace que sus interiores sean especialmente oscuros, lo que les dota de un ambiente mistérico muy en consonancia con la mentalidad del mungo gallego.

Castillo

A la salida de Trabadelo nos encontramos con los restos ( socavones ) del Castillo de Auctares, que ya tenía fama con anterioridad como fortaleza a la época medieval , es el “Ultraris” del itinerario romano de Antonio (S. II), guarida de bandoleros y asaltantes de peregrinos, a cuyo señor Alfonso VI suprime el derecho de portazgo como medida protectora de peregrinos

Ruinas del Castillo de Sarracin

Se encuentra en Vega de Valcarce, en la cima de una colina que domina todo el valle, y que se denomina Castro Martín. Se conservan restos de los muros de la edificación, que se organizaba con una planta rectangular irregular con varias dependencias internas.

También se conserva una torre con saetera abocinada y un pórtico elevado en el sur, además de una puerta en arco protegida por un antemuro que origina una entrada en codo.

Capilla de San Froilán

Ubicada sobre una pequeña cueva natural, de estilo románico popular.

Ermita de San Esteban

Iglesia de San Juan Bautista

Iglesia

Como todos los templos de zonas rurales, presenta un aspecto macizo, con escasos vanos. Lo más destacable es la belleza de su campanario, rematado por una pequeña espadaña. Los muros están realizados en piedra, aunque, como templo rural que es, el trabajo es menos cuidado que en los edificios urbanos.

Palloza

Construcciones de madera, con base cuadrada o redonda y techo de paja.

Pallozas

Han dado cobijo durante milenios a sus habitantes y a los muchos viajeros que en ella han pernoctado. Hoy se conservan cuatro, que pertenecen al Patrimonio Artístico: dos se utilizan como Museo Etnográfico y las otras dos para refugio de peregrinos.

Crucero

Ya en Galicia, los cruceros son una constante en el Camino. Y en O Cebreiro no podía faltar. Es la primera imagen que el peregrino encuentra nada más llegar a la aldea.

Santuario

Este monasterio de monjes, alcanza fama universal en el siglo XIV con el Santo Milagro: «Mientras un monje celebraba misa en la capilla, un feligrés del vecino pueblo de Barxamaior asciende al Cebreiro en un día de grandes tempestades para oír la Santa Misa. El monje, hombre de poca fe, menosprecia el sacrificio del aldeano y en el momento de la Consagración el monje ve como la Ostia se convierte en carne sobre la Patena y el cáliz en sangre». Fueron los Reyes Católicos, en el año 1486, quienes después de contemplar el Milagro, donaron el relicario guardándose el milagro hasta nuestros días. El templo prerrománico donde se conserva el Milagroso Prodigio, fue reconstruido en varias ocasiones, siendo la última restauración en el año 1962. El Cáliz y la Patena, son afamadas piezas del románico, especialmente el Santo Grial Gallego, que preside el escudo de Galicia y cuya leyenda se extiende por toda Europa. También guarda en su interior una talla románica de Santa María la Real, Virgen del Santo Milagro. Y los sepulcros del monje y del aldeano, así como una rústica capilla dedicada a San Benito.

Catedral

El máximo exponente de Santiago es su catedral, cuya construcción se inició a partir del momento en que se produjo el descubrimiento de la Tumba. Aun cuando se conserva la Capilla del Salvador de influencia prerrománica, es un templo esencialmente románico con planta de cruz latina, al que posteriormente se añadieron elementos barrocos de carácter decorativo. Cabe destacar el Pórtico de la Gloria, que constituye un conjunto escultórico iconográfico románico, de una gran belleza. Su fachada principal da a la excepcional Plaza del Obradoiro (obra de Oro), corazón y referencia de la Ciudad y en cuyo lugar también se encuentra el Hospital real, mandado construir por los Reyes Católicos en el año 1492 (hoy Parador Nacional).Web Catedral de Santiago

Plazas

La Plaza de la Quintana, donde una gran escalinata divide la «Quintana de Muertos», abajo, de la «Quintana de Vivos», arriba. A ella dan el Pórtico Real, donde se sitúa la popular «Berenguela» o Torre del Reloj, y la Puerta del Perdón que sólo se abre en los Años Santos. La Plaza de las Platerías, llamada así por los numerosos comercios de plateros que existen bajo las arcadas del claustro de la Catedral, con su fuente de Caballos en el centro. La Plaza de la Azabachería, que debe su nombre al gremio de los azabacheros. En este lugar se hallaba la primitiva puerta románica, llamada Puerta del Paraíso, lugar por donde entraban los peregrinos, desprendiéndose de sus ropas a los pies de la «Cruz d’os Farrapos», que tomaría su nombre de los harapos que allí dejaran los peregrinos.

Monasterios

El Monasterio de San Pelayo, con su inmensa fachada, que fue fundado por Alfonso II para custodiar la tumba del Apóstol, siendo, por tanto, uno de los más antiguos de la ciudad. El Monasterio de san Martín Pinario, uno de los más monumentales de Santiago, cuya procedencia se debe al oratorio que en el año 912 el obispo Sisnado dedicó a San Martín.

Convento de San Francisco

Este convento rememora la peregrinación de Santo de Asís a Compostela en los años 1213-1215. Según la leyenda San Francisco recibió una revelación divina por la que se le encargaba que erigiera un monasterio en «Val de Dios», terreno que pertenecía al Monasterio de San Martín Pinario. El citado monasterio cedió el terreno a cambio de la entrega anual de un cestillo de peces, (solemne ceremonia que perduró hasta finales del siglo XVIII, en que los monjes de San Francisco entregaban el citado tributo a los de San Martín). La financiación de tal proyecto debía hacerse con un tesoro que sería hallado por Cotolay en una fuente. Y así sucedió, Cotolay encontró el tesoro, levantándose un edificio gótico del que hoy sólo quedan cinco arcos en el patio de la sala capitular. El convento actual y sus dos claustros son del s. XVII y la Iglesia del XVIII. Actualmente el monasterio alberga un interesantísimo Museo

Palacios

Los palacios de Galmírez y Rajoy, este último alberga en la actualidad la Presidencia de la Xunta de Galicia y el Ayuntamiento Compostelano. Los colegios de san Jerónimo y Fonseca, ambos fundados por el Rey Alfonso III en el siglo XV. Las casas del Cabildo y de los Canónigos.

Pórtico del colegio de San Jerónimo

Bellísimo pórtico románico que da acceso al colegio de San Jerónimo.

Expectación ante el vuelo del Botafumeiro.

En la Catedral de Santiago, uno de los momentos más esperados por los peregrinos, turistas, fieles o visitantes, es el vuelo del Botafumeiro.

Bien dirigido por cuatro o cinco fornidos botabuleiros, vuela por los brazos de la Cruz Latina que dibuja la propia Catedral, al tiempo que desprende las mejores esencias del incienso.

Si vas a Santiago de Compostela, no te lo pierdas.

Iglesia parroquial

Presidida por San Martín.En su interior alberga un retablo del siglo XVI procedente del monasterio de Santa María de las Tiendas.

Parroquia de Apóstol Santiago

Iglesia reformada en el siglo XVII, que alberga en su interior imágenes emblemáticas del apóstol: Matamoros, peregrino y apóstol.

Iglesia Parroquial

Bajo la tutela de San Pedro.

Calle Real

Denominada también Calzada Francesa. Existen documentos que se refieren a ella del año 955.

Iglesia

Dedicada a Santo Tomás.

Hospital de peregrinos

Existió uno en el siglo XII, cerca de lo que actualmente es el cementerio. Termino convirtiéndose en una leprosería regentada por los canónigos de San Agustín.

Iglesia

La iglesia parroquial San Nicolás de Bari posee altares barrocos. Construida en ladrillo, de solo una nave cubierta con bóveda de cañón con lunetos y cúpula rebajada. Destacado retablo mayor de estilo barroco. Estilo muy típico de la Tierra de Campos. Tanto en su presbiterio como en un retablo se venera una imagen de Santiago.

Iglesia de San Tirso de Sahagún

Comenzó a construirse en piedra, pero inmediatamente de dio paso al ladrillo. Los tres ábsides se hicieron en estilo mudéjar y las columnas de la cabecera se transformaron en pilastras de ladrillo. Sobre el crucero se levantó una monumental torre de aspecto sumamente macizo.

Puente del Canto

Sólido puente sobre el río Cea, construido en 1085 por orden de Alfonso VI, lleva hacia una chopera a la derecha, donde la historia sitúa la batalla entre Carlomagno y el rey moro Aigolando (muchos muertos y la leyenda de las lanzas de los cristianos que florecieron al ser clavadas en el prado).

Iglesia de San Juan de Sahagún

Del siglo XVII es de estilo neoclásico. Es el emblema de esta población leonesa. La planta del templo presenta una sola nave con crucero. Su interior guarda un retablo neoclásico realizado para albergar los restos de los mártires Facundo y Primitivo.

Iglesia de la Trinidad

Está fechada en el siglo XVI. Es un edificio de ladrillo en el que predomina el estilo neoclásico. Tenía en su interior un retablo churrigueresco que hoy se encuentra en el monasterio de las MM. Benedictinas.

En la actualidad se utiliza como albergue para peregrinos.

Iglesia de San Lorenzo

Data de la primera mitad del siglo XVIII. Presenta planta basilical y una soberbia cabecera tripartita con los ábsides en forma de tambor. La preciosa torre está realizada en ladrillo y es una hermosa muestra del espíritu cristiano con las maneras decorativas mudéjares.

Museo de las Madres Benedictinas

El Museo de las Madres Benedictinas de Sahagún está dedicado al Arte sacro. Está ubicado en la iglesia del convento de la abadía benedictina. Un museo de arte sacro con obras de las iglesias de Sahagún y comarca. Destaca una custodia procesional de Enrique de Arfe (siglo XVI), en oro y plata, y una Piedad flamenca del siglo XV.

Santuario de la Virgen Peregrina

Se asienta sobre una pequeña colina a las afueras de la población. Fue una fundación franciscana dedicada a hospital para peregrinos. Realizada en estilo mudéjar alrededor de 1260, presenta características del gótico.

Monasterio Benedictino de San Benito

Consagrado a los Santos Facundo y Primitivo, mártires de la época romana, según cuenta la tradición. Fue destruido y reconstruido en varias ocasiones, pero es Alfonso III el Magno, el que le da el primer gran impulso al recoger en él a los monjes, que procedentes de Córdoba vienen huyendo de la invasión árabe. Alcanza su máximo esplendor bajo el reinado de Alfonso VI, al concederle privilegios y favores.

Iglesia de San Esteban

Este templo, dedicado al protomártir San Estéban, tiene como elemento constructivo más destacado su torre. De gran altura, está dispuesta en tres cuerpos separados entre sí por molduras de gran resalto y recorridos por numerosos vanos, que contrarrestan su aspecto macizo. Es visible su crucero y presenta testero plano.

Ermita

Iglesia

Muy sencilla está construida de labrillo y adobe

Iglesia de San Pedro

Está dedicada al Apóstol San Pedro. Es una construcción de gran simplicidad arquitectónica.

Iglesia de San Cornelio y San Cipriano

La antigua Iglesia de Reliegos estaba situada en un altozano, de ella aun se conserva el ábside en ruinas, era del siglo XV.

En el templo actual se conserva una hermosísima talla gótica de gran valor, que pertenecía al despoblado de Escarbayosa; su último habitante, una mujer, trajo en brazos esta imagen hasta Reliegos.

Arco de la Concepción

De la muralla medieval que tuvo Mansilla de las Mulas, quedan numerosos vestigios. Quizás el más significativo sea este precioso arco que lleva el nombre de La Concepción.

Iglesia de Nuestra Señora de Gracia

Este santuario es un edificio rectangular de una única nave, dividida en dos tramos:

Cuerpo del Santuario y Gran Capilla del Presbiterio. Posee un alto campanario que hace las veces de fachada del Santuario y una entrada en arco. El conjunto del templo está dotado de extraordinaria luminosidad debido a sus ocho grandes ventanales a la manera medieval, es decir, emplomados y cubiertos por vidrio coloreado.

Iglesia de Santa María Sandoval

Se levantó en unos terrenos cedidos por el rey Alfonso VII a su fiel servidor, el conde D. Pedro Ponce de Minerva, quien, a su vez, cedió los terrenos en 1167 al Abad Diego Martínez y su comunidad de doce monjes bernardos procedentes del monasterio de la Espina. Los siglos no fueron benignos con él ya que sufrió incendios y desamortizaciones que le sumieron en un total abandono. Todo el conjunto monasterial se articula a la manera del Císter. El templo que hoy contemplamos parece datar de finales del siglo XII. Tiene planta de cruz latina con tres naves de tres tramos delimitados por arcos apuntados, una cabecera con tres ábsides semicirculares y un crucero. En el lado norte de dicho crucero nos encontramos con una preciosa portada románica.

Iglesia de Santa María

Fue la primera iglesia que existió en la localidad hasta el año 1220. El edificio actual es del siglo XVIII y está construido sobre el anterior. Tiene planta basilical, con tres naves, crucero y cúpula sobre pechinas. El retablo del Altar Mayor es del siglo XVIII y fue restaurado el año 2002. Consta de tres cuerpos y un ático rematado por un florero.

El banco del retablo está integrado por interesantes pinturas en tabla que representan a los Evangelistas y a los Padres de la Iglesia. Lo más valioso es su imagen central, una talla gótica de la Virgen del siglo XVI.

Puertas

De las cuatro entradas que tenían las murallas, se conservan:

La Puerta del Castillo, situada al sureste y entrada del Camino Francés, aquí está localizado el Monumento al Peregrino. Los restos que quedan de ella demuestran que era la entrada principal de la Ciudad. La Puerta de La Concepción, entrada de la calzada romana en el pueblo es la puerta que mejor se ha conservado. Está realizada en piedra, con sillares y presenta arco apuntado.

Templo de San Martín

Surgió como iglesia independiente de la de Santa María a partir del año 1220. Presenta una planta rectangular de una única nave, con un arco apuntado de sillería en su primera construcción y un arco de medio punto en la ampliación realizada en los siglos XVI y XVII. Lo más valioso del templo era el artesonado mudéjar según se deduce de los escasos restos que se conservan en la actualidad. En 1990 la Junta de Castilla y León

Restauró y rehabilitó el templo por completo y hoy es propiedad del Ayuntamiento y Casa de Cultura.

Iglesia de San Nicolás

Quedan vestigios de la primitiva iglesia.

Crucero de Mansilla

Este moderno crucero, heredero de tantos y tantos otros en la Historia del Camino Jacobeo, está presidido por las figuras de los peregrinos; figuras cansadas, pero felices, serenas, a los pies del Cucifijo, que esperan culminar con éxito su peregrinación.

Puente

La ruta Jacobea, al igual que en la antigüedad, entra por el Sur y sale por este antiguo puente de piedra, por el Norte.

San Agustín

Se abrirá en breve el Museo Etnográfico Provincial de León, siendo el más importante de su género de toda Castilla León.

Iglesia de San Esteban

Robusta pero sencilla iglesia parroquial de Liñares, de una sola nave y torre cuadrada de un cuerpo. Dedicada a San Estevo.

Hospital

Hospital fundado por la Condesa Egilo en el siglo IX.

Iglesia Parroquial

Construida en el siglo XII, su estilo es románico y presenta una sola nave, presbiterio con arco triunfal y bóveda de medio punto. Su torre, situada en el frontis, forma en su parte inferior un porche con cuatro pilares realizados en mampostería y cuatro vanos de medio punto. Este tipo de construcción es muy característica de la provincia de Lugo para las construcciones religiosas en zona de montaña. La razón del repetido uso del porche podría deberse a una razón tan práctica como la protección contra las inclemencias del tiempo tan características de la zona.

Monumento al Peregrino

Este precioso monumento emplazado en Alto do Poio (Lugo) es un homenaje merecidísimo a todo aquellos hombres y mujeres que se deciden a realizar el Camino, impulsados por motivos religiosos o simplemente culturales. Su dinámica figura, recoge perfectamente

uno de los gestos más habituales del peregrino: luchar contra el frío y el viento, intentando, a pesar de todas las dificultades, llegar a su destino.

Iglesia de Fonfria

De una sola nave y con una sencilla espadaña en su frente, es la iglesia parroquial de Fonfría, que sitúa sobre una suave colina en la parte alta del pueblo.

Ermita de San Pedro

Rústica ermita de San Pedro típica del románico gallego,

Iglesia Parroquial de Santiago

El templo que hoy podemos ver es moderno, pero conserva dos imágenes muy interesantes del Apóstol, una en su tradicional versión de Matamoros y la otra como Peregrino.

Convento de la Magdalena

Se encuentra en la parte vieja de la localidad. Fue una fundación de la Orden Agustina en el siglo XIV, que gestionaba un albergue para peregrinos sin medios. Hoy, por desgracia sólo podemos ver las ruinas.

Cruceiro de Santa María

Situado frente a la iglesia parroquial, sólo tiene originales la cruz y el capitel.. Estos elementos del Cruceiro de Santa María de Arzúa son antiguos, de estilo tradicional y están bien realizados. La categoría de las figuras y la piedra escogida para realizarlas nos indican que la obra original completa debió ser de excelente categoría. La plataforma de cuatro plantas, el pedestal y la columna han sido tallados recientemente en una obra de rehabilitación perfectamente llevada a cabo.

Varios hospitales

En las dependencias de uno de ellos se pueden ver las pintadas de los reos.

Iglesia de Santiago

Reconstrucción de otra anterior mucho más antigua de hechura románica, que se halla a pie del Camino.

Presenta una nave rectangular y ábside de tramo recto con testero semicircular. La planta es románica La cubierta, de bóveda de cañón. Lo más interesante es la torre cuadrada situada a los pies del templo y realizada en el siglo XVIII, época en la que asimismo se renueva la nave.

Ermita

Este pequeño edificio es un ejemplar característico de los templos que jalonan el mundo rural gallego. Sólido en su exterior, trabajado en piedra, con labor de mampostería y cadena de sillares, apenas presenta vanos. La cubierta está techada con tejado a dos aguas en el exterior. El vano de acceso al pequeño templo presenta arco de medio punto.

Basílica

La Iglesia es monumental, su construcción se inició en el año 1733, bajo la dirección del maestro Juan Vázquez. Resulta espectacular su gran fachada occidental.

Monasterio de Samos

El monasterio es una inmensa mole realmente impresionante, posee dos magníficos claustros, construidos en el siglo XVI, el llamado «principal», que corresponde al más pequeño y el «grande» de líneas clasicistas y cuyo tamaño alcanza los 54 metros de lado. A lo largo de la historia, este Monasterio, que por decisión de los Reyes Católicos se afilió en la Congregación de San Benito de Valladolid, ha superado toda clase de vicisitudes: Incendios, desamortización, etc., para seguir siendo un lugar de gran relevancia artística, con una historia inacabable y de una grandiosidad y belleza sobrecogedora.

Casa Blasonada

Aunque notoriamente deteriorada, esta edificación era una bella casona perteneciente a la nobleza rural. Su alcurnia queda patente en el orgulloso blasón que aún hoy puede contemplarse sobre el dintel de la puerta principal, como motivo decorativo de la fachada.

Iglesia de Santa Eulalia

La Iglesia de Santa Eulalia, románico-gótica, muestra en si tímpano a la Virgen entre dos ángeles, y en el interior la talla de la titular.

Iglesia de San Esteban

Su Iglesia dedicada a San Esteban, es obra del siglo XVI-XVIII.

Puente

Construido por al ancho cauce del Porma. Ya en el siglo XII era considerado uno de los más grandes, hasta el siglo XIX tenía diecisiete arcos, posteriormente fueron ampliados a veinte para facilitar el paso de la carretera.

Capilla de Santa Irene

Este pequeño y encantador edificio es la llamada «capilla de Santa Irene», en el pueblo del mismo nombre. Es una modesta construcción realizada en piedra. Su exterior macizo se ve animado por el eje ascensional descrito por la superposición del vano de entrada, adintelado, la pequeña ventana superior y el pequeño campanario rematado por un crucifijo. Al exterior la cubierta del templo se realiza con una techumbre a dos aguas.<

Hospital

Fundado en el siglo XVI por el arcediano de Triacastela, el cual no pasa de ser una construcción sencilla de dos plantas. En la actualidad está convertido en un magnífico restaurante.

Puente de Villarente

Posiblemente de origen romano, reparado y reconstruido en en distintas ocasiones, la última en el año 1833, y ampliado durante el primer tercio del siglo XX, mide casi 200 mts. de longitud, con distintas alineaciones, además en curva. Su magnitud nos hace pensar en la anchura que, en su día, tuvo el río.

Hospital de San Froilán

Perteneció al cabildo de San Isidoro y además de su caridad habitual, todos los sábados se lavaba los pies a los peregrinos que allí se albergaban, en una ceremonia ritual.

Murallas

De origen romano, rodeaban el primitivo núcleo de la ciudad en forma rectangular. Aún podemos ver algunos lienzos de época primitiva. Durante la época medieval los diversos monarcas realizaron importantes cambios en ellas, especialmente los reyes Alfonso V y Alfonso XI. Además de las murallas primitivas existe junto a ellas la llamada cerca nueva originaria del siglo XIV.

San Isidoro

Alzado sobre las ruinas de un antiguo templo romano cristianizado que Almanzor destruyó. Un resplandeciente románico daría paso a la actual basílica, donde se guardaban las reliquias del Santo y que, visitarlas, fue casi una obligación piadosa para los peregrinos. Aymeric Picaud lo recomendaba especialmente en el siglo XII. El pórtico, el panteón de los Reyes, la puerta del perdón y el tímpano del cordero en una de sus grandes portadas, son de una belleza indescriptible.

Casa de Botines (Gaudi)

Obra del genial artista modernista Antonio Gaudí, fue construido en los últimos años del siglo XIX, cuando Gaudí fue requerido por el obispo de la pequeña ciudad de Astorga para realizar su palacio episcopal. Gaudí recrea en este edificio su particular e imaginativa visión de un palacio de estilo gótico. Su planta cuadrangular queda flanqueada por unas esbeltas y elegantísimas torres circulares. Como los palacios medievales cuenta igualmente con un pequeño foso. Las reminiscencias medievales fueron acentuadas a través de elementos como el elaboradísimo perfil dado a sus vanos para que recuerden los ventanales ojivales de la propia catedral; las curiosas buhardillas, las chimeneas o las mismas superficies rugosas de todo el edificio.

Casa Consistorial

La Casa Consistorial es la parte más significativa del conjunto. Se trata de un palacete del siglo XVII, con primoroso y abundante balconaje. De él partió la consigna de luchar hasta la muerte contra el invasor francés durante la Guerra de la Independencia.

Hospital de San Marcos

Joya del renacimiento, hoy convertido en Parador Nacional de lujo. Se cuenta que se entregaba una libra de pan a todos los peregrinos, pero según relata Laffi, se les hacia una marca en el bordón a fin de evitar repetir limosna.

Plaza Mayor

Es uno de los elementos más significativos de la ciudad. El primer nombre que recibió fue el de Plaza del Pan, porque en sus cercanías se situaban las tahonas de los panaderos. También fue plaza de toros e incluso escenario de las fiestas celebradas en la corte de Isabel IIª.

Museo de León

Es uno de los más antiguos de España. Además de las salas dedicadas a la Prehistoria con buena representación de los períodos Paleolítico, Neolítico y Edad del Bronce, destaca el Museo leonés por la importancia de las piezas de la época romana, especialmente de los epitafios, clara muestra del origen de la ciudad en la Legio VII Gemina.

De época medieval son muy interesantes las obras de la cultura mozárabe, del siglo X. Igualmente interesantes son las piezas románicas de los siglos XI y XII y las muestras de siglos posteriores tanto en escultura como en pintura.

Catedral

Destaca la fachada principal (hastial oeste), con cinco arcos finamente esculpidos en el siglo XIII, con tres puertas y rosetón central, flanqueada por dos torres góticas de 65 y 68 metros respectivamente. La planta es casi una réplica de la Catedral de Reims aunque en formato algo menor. Tiene unas dimensiones de 90 m de larga, 30 m de alta y 29 m de ancha. Dividida en tres naves, de la entrada al transepto, y cinco naves del transepto al altar mayor. La catedral presenta macrocefalia, es decir una cabeza de mayor tamaño que lo común (el ancho del transepto en este caso) y que le resta algo de profundidad y perspectiva pero a cambio le brinda mayor espacio para los fieles (debido a estar en el camino de Santiago su afluencia era mayor). En sus muros presenta 125 ventanales, con 1.800 m² de vidrieras policromadas de origen medieval, siendo consideradas de las mejores del mundo en su género. De ellas, destacan el gran rosetón central situado en el pórtico central, entre las dos torres de aguja, así como las de la Capilla Mayor, el transepto norte y la Capilla de Santiago.

La Capilla Mayor, cerrada por una verja de estilo plateresco, contiene una custodia de plata del siglo XVI y pinturas góticas en el retablo del Altar Mayor, de Nicolás Francés y Van der Weyden. En el trascoro, una de las sillerías más antiguas labradas por escultores de Flandes en el siglo XV. Magníficas esculturas del siglo XV en la capilla del sagrario.Web Catedral de León

Iglesia de Santa María del Mercado

La iglesia de Santa María del Mercado, junto a la popular Plaza del Grano forman un conjunto arquitectónico histórico de especial sabor y belleza.

Barrio Húmedo

Estrechas callejuelas que conforman esta zona del casco antiguo.

Palacio de los Guzmanes

Es la actual sede de la Excma. Diputación Leonesa y uno de los edificios renacentistas más hermosos de la ciudad leonesa. Parece ser que el encargo de su construcción partió del obispo de Calahorra, Don Juan de Quiñones y Guzmán, quien decidió que fuera el prestigioso arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón el que se encargara de llevar a buen término su ambicioso proyecto. Destaca por su elegancia y sobria belleza su fachada principal, flanqueada por dos torres y dividida en dos cuerpos de vanos adintelados. Su galería superior de arcos de medio punto se remata con unas impresionantes gárgolas.

En su interior lo más hermoso es su patio de planta cuadrada, con dos pisos de arcos escarzanos sobre columnas y con antepechos decorados por motivos heráldicos en el piso superior.

Convento de las Concepcionistas

Presenta un precioso pórtico de estilo gótico tardío. Su impresionante riqueza monumental nos está vedada por el rigor de la clausura de esta orden conventual. Web Convento de las Cocepcionistas

Puente de Ribadiso

Sobre el río Iso, en Rendal, existe un grupo de casas que reciben el nombre de Ribadiso. Allí se conserva un puente de la época medieval y un conjunto de edificaciones en estado casi de completa ruina que nos indican la existencia de un Hospital donde se atendía a los caminantes, según consta en un documento fechado en el año 1523. El puente presenta un único arco de medio punto de amplio desarrollo y escasa luz. La calzada ha perdido el empedrado. Los materiales de construcción oscilan entre la sillería de granito y el esquisto de escasa calidad debido a diversas reformas y reconstrucciones posteriores al siglo XIII, fecha posible de su construcción.

Iglesia de Castañeda

La simplicidad y la sencillez en la construcción de la iglesias en muchas aldeas de la zona, es una constante. Una nave rematada con una sencilla espadaña es todo para la iglesia parroquial de Castañeda.

Iglesia parroquial

Dentro del templo, se guarda una bonita representación del Apóstol ataviado como peregrino. Parece perteneciente a algún artista local, y, a pesar de ciertas insuficiencias técnicas, posee un indudable encanto. La devoción de los vecinos del lugar por esta imagen se plasma en la Novena al Apóstol, en los días previos a su fiesta.

Iglesia de San Antonio

Del edificio destaca la belleza de su portada enmarcada en un bello alfiz y la torre.

Puerta románica de San Roque

En el Cantón de San Roque se conserva la bellísima puerta lateral de la iglesia de San Pedro(románico del siglo XXII), que hoy día funciona como acceso principal de la capilla de San Roque.

Este soberbio portal de entrada presenta arco de medio punto fuertemente abocinado; las arquerías se apoyan en columnas adosadas, con basa y capitel. Sobre el portal se ve un rosetón de iluminación. Encima de él y como remate está la espadaña con el cuerpo de campanas. Está realizado en piedra, con sillares regulares.

Iglesia de Santa María y San Pedro

La Iglesia de Santa María y de San Pedro son un testimonio vivo del románico y de la importancia que alcanzó esta localidad en la época medieval.

La iglesia de Santa María presenta una única nave y un ábside semicircular, adornado en sus muros exteriores con múltiples canecillos. Cuenta con dos bellas portadas. En su interior se ocnserva la mesa de altar de estilo románico y unos frecos datados en el siglo XVI, cuyo tema es el Misterio de la Santísima Trinidad como Trono de Gracia.

Museo Etnográfico

En la plaza del Convento se encuentra, en un sólido edificio, el Museo Etnográfico, antes Hospital del Sancti Espiritu. La visita detenida a este museo es imprecindible para conocer cómo era la hospitalidad en la Edad Media en la localidad. Melide llegó a contar con un hospital dotado de 24 camas (en la época medieval era frecuente que una cama se ocupara por dos enfermos).

Convento de la Magdalena

Nació a principios del siglo XIII como una ermita fundada por unos frailes italianos para atender a los peregrinos.

También conocido como convento de los padres Mercedarios, que lo regentaron desde 1896.

Conserva restos románicos, góticos y góticos tardíos. En la fachada vemos escudos de los condes de Lemos y marqueses de Sarria Dentro de la iglesia hay varios nichos de estilo gótico manuelino, y el claustro es de estilo gótico.

Iglesia del Salvador

Es un templo románico de una nave terminada en cabecera de ábside de planta semicircular con dos columnas entregas que seccionan el semitambor en tres paños o calles. Esta cabecera se cubre con bóveda de cañón en el espacio presbiterial y bóveda de horno en el ábside.

Tienen interés sus portadas tardorrománicas, pero especialmente la que se sitúa en el muro norte ya que cuenta con un tímpano bastante peculiar y cuya iconografía es bastante misteriosa.

Iglesia de Santa Marina

En la calle Mayor encontramos en primer lugar por la Iglesia de Santa Marina, completamente reconstruida sobre una base románica del siglo XII; su torre-campanario es de las que destacan en la lejanía

Ermita de San Lázaro

Antiguo hospital de leprosos (s. XIV al XVIII)

Iglesia de Santiago

Iglesia del románico gallego que se cita en el Codex Calixtinus.

Este templo dedicado al Apóstol y convertido en Monumento Artístico Nacional, fue construido en estilo románico gallego durante la segunda mitad del siglo XII. De aquella primitiva belleza hoy podemos admirar la nave en su interior y sobre todo su exterior. Destaca la belleza y delicadeza de sus portadas con arquivoltas de medio punto abocinadas. En su pórtico hemos de fijarnos con especial atención en su

Tímpano historiado cuajado de símbolos e iconografía de la época. De entre todos los motivos destaca la figura humana dispuesta con los brazos en cruz . En sus capiteles es admirable la composición que mezcla motivos zoomorfos- pájaros y animales- con distintas figuras humanas. Muy bella es además su torre de planta cuadrada.

Ermita

Sirve a los peregrinos para dejar avisos y mensajes. Presenta una estructura gran sencillez, que nos revela cómo debieron ser la gran parte de eremitorios y capillas, que iban jalonando la Ruta Jacobea, durante la época medieval. Es una lástima que sus muros estén deteriorados por la humedad, a pesar de lo cual, todavía pueden entreverse unos interesantes frescos.

Iglesia de Santa María de Ferreiros

Templo modesto con un precioso pórtico románico. La fábrica románica del templo parroquial ha desaparecido casi por completo. Únicamente se conserva una parte del muro norte y una parte de la puerta del lado sur.

Monasterio de Loio

Este monasterio, dedicado desde antiguo a Santa María, pertenecía a la Orden de Canónigos Regulares de San Agustín hasta que en el año 1170 D. Pedro Fernández, ilustre descendiente de los reyes de Navarra y fundador y primer Maestre de la Orden de Santiago, junto con otros doce caballeros propuso a los monjes agustinos integrarse en la Orden Militar. La propuesta fue aceptada y el templo pasó a la Orden santiaguista. Aunque el edificio original es medieval, en el Renacimiento los priores de la Orden deciden mejorar el edificio destinado a convento. Las obras de mejora comienzan el 7 de mayo de 1529 con la colocación de la primera piedra y durarán dos siglos completos interviniendo en ella los mejores artistas del momento. La pieza más suntuosa realizada en la fase renacentista es el refectorio monacal con un artesonado impresionante realizado en madera de pino melis. Durante el siglo XVII se construyeron el patio central y la escalera principal. Ambas son obras de gran perfección y belleza. Igualmente en el siglo XVII se hizo el retablo mayor de la Iglesia. Destaca dentro de esta obra la inclusión en su parte central de un gran cuadro de Francisco Ricci, pintor de cámara de Felipe IV y Carlos II., que lo ejecutó hacia 1670 y en el que representa al Apóstol sobre un caballo blanco derrotando a los infieles. A principios del siglo XVIII, en 1735, se construye la fachada principal, atribuida al gran arquitecto barroco español Pedro de Ribera.

Puente

La villa tuvo un puente romano, que fue destruido por Doña Urraca para frenar el avance de las tropas de su marido, Alfonso el Batallador. El puente se volvió a edificar más tarde por Pedro, allá por el año 1121.

Iglesia de San Nicolás

Es uno de los edificios religiosos de estilo románico más importantes del Camino de Santiago por ser una Iglesia-fortaleza. Perteneció a la Orden de San Juan de Jerusalén. Su construcción data de los siglos XII y XIII y conserva de su función protectora las características almenas por las que discurría el camino de ronda. La portada es impresionante; conserva el gran rosetón calado y una portada románica característica, rodeada de arquivoltas apoyadas en columnas, cuyos capiteles se encuentran decorados. En el Tímpano se desarrolla el tema de Cristo Doctor dentro de la mandorla y rodeado por los 24 ancianos del Apocalipsis, dispuestos radialmente a lo largo de la primera arquivolta. Las portadas del Norte y el Sur desarrollan temas evangélicos como La Anunciación. En su interior se desarrolla una sola nave cubierta con bóveda de cañón. El aspecto interior del templo es sumamente sobrio y conserva unas pinturas murales de gran calidad.

Casa Consistorial

Este bello edificio perteneciente al Portomarín Viejo se sitúa en la Plaza Mayor.

Es uno de los ejemplares más importantes del estilo barroco civil.

Templo de San Pedro

Su origen es del siglo X, pero en la portada existe una inscripción con la fecha de su consagración en el año 1182. Su estilo primitivo era el románico, estilo del cual conserva una puerta con arco de medio punto, arquivoltas sobre columnas monolíticas, capiteles decorados y tímpano liso sostenido por unas curiosas cabezas de toro.

Pazo del Conde de la Maza

Uno de los edificios salvados de las aguas del embalse, gracias a su traslado piedra a piedra a su actual emplazamiento es este bello exponente de la arquitectura civil gallega.

Pertenece al siglo XVI.

Ermita Ntra. Sra. de las Nieves

En uno de los mejores paisajes de la Ruta Jacobea aparece la ermita de Ntra. Sra. de las Nieves, puerta de entrada al histórico Portomarín. Las gentes del lugar han llevado a cabo una restauración de gran sensibilidad con el estilo original del edificio al realizar unos arcos porticados de gran belleza.

Puente medieval

Conserva un gran puente medieval restaurado de 4 arcos de medio punto, que facilita el paso sobre el río.

Cruceiro

Cientos son los cruceros que jalonan toda la ruta a partir de O Cebreiro, pero son miles los que se pueden hallar en toda Galicia.

Iglesia de la Virgen de las Nieves (portada)

Presenta estilo románico de transición, con una sola nave y ábside semicircular. Lo más interesante es su fachada. En el pórtico destaca el tímpano, con una hermosa talla de la Virgen.

Crucero

Bonito crucero, que preside la entrada a la localidad.

Iglesia de San Tirso

El primer templo dedicado al santo fue románico, pero hoy sólo podemos ver de él su portada, integrada en el templo actual como muestra de la extraordinaria riqueza artística que Palas de Rei tuvo siglos atrás.

Iglesia parroquial

De su antiguo pasado conserva la iglesia parroquial con una preciosa portada románica. Aymeric la llama «Palacium Regis» y la sitúa como final de etapa, donde se agrupaban los ansiosos peregrinos en el llamado «Campo dos Romeiros», para afrontar los últimos tramos de tan largo camino.

Iglesia Monasterial de Vilar de Donas

Monumento Histórico Artístico Nacional desde el año 1931, es el máximo exponente de la extraordinaria riqueza del patrimonio de la localidad. Su interior se dispone en nave de cruz latina, crucero y la cabecera distribuida en un ábside central y absiodolos laterales. Su estilo es románico con influencias cistercienses y góticas, aunque su construcción se llevó a cabo en la primera mitad del siglo XIII. Dentro de la decoración destacan las pinturas murales del ábside, uno de los conjuntos pictóricos más importantes y mejor conservados de toda Galicia. Fueron realizadas al temple, al menos por tres artistas distintos y la mejor representación es la dedicada a La Anunciación.

También en el interior son destacables el conjunto de enterramientos de finales del siglo XII, ya que en esta época era lugar de enterramiento de los caballeros de la Orden de Santiago. Una de las urnas más distinguidas, realizada en estilo gótico, pertenece al caballero Fernando Ares Noguerol, representado mediante una figura yacente sostenida por animales.

En el exterior del templo la sorpresa es su frontis, de excepcional calidad. De transición entre el estilo románico y el gótico nos muestra elementos de ambos estilos artísticos. La puerta principal se organiza con arco de medio punto, torna-lluvias, y decoración ajedrezada, de zigzag, motivos vegetales y también figurados.

Castillo de Pambre

Construido entre los siglos XIV y XV sobre un macizo rocoso, consta de un palacio central de planta rectangular, torre del homenaje de base cuadrada, cuatro torres en los flancos, una iglesia de estilo románico y muralla de circunvalación. Es uno de los mejores exponentes de la arquitectura militar en Galicia y el mejor conservado ya que apenas sufrió daños en la revuelta Irmandiña.

Ermita dedicada al Apóstol Santiago

La ermita de Santiago se encuentra a la vera de la Carretera de Astorga, es la única superviviente de las cuatro que hubo en Trobajo. En el interior del templo está la escultura de Santiago Matamoros, realizada entre 1.777 y 1.778 por encargo de la cofradía de Santiago. Entre 1.930 y 1964 la imagen estuvo en la iglesia, hasta que la ermita fué restaurada y volvió a su lugar de origen. En 1.964 fue restaurada, tras estar más de 30 años cerrada, se reinauguró el 28 de noviembre de 1.964. Todos los años el día de la festividad del santo, 25 de julio, la imagen es llevada en procesión por las calles del pueblo.

Santuario de la Virgen

Fundado en el año 1502 en el mismo lugar donde la virgen se apareció al pastor Alvar Simón y desde el siglo XVI se convierte en el centro Mariano más importante de León, además de su patrona. Diversas construcciones se sucedieron desde su fundación, hasta que en el año 1961, el arquitecto catalán Subirachs diseña un nuevo templo con una espectacular fachada con trece grandes esculturas de bronce representativo a los Apóstoles y la Virgen.

Iglesia Parroquial

Una moderna nave sustituye a la primitiva, de la que se conserva la espadaña de la cabecera con dos cuerpos y abundantes nidos de cigüeñas.

Antiguo hospital

Según los restos encontrados al parecer existió un hospital en esta localidad del Camino.

Iglesia Parroquial de Santa María

La iglesia de Santa María de estilo románico sencillo y tosco pero muy bien conservado; en su interior destacan una talla románica de la Virgen y un retablo del siglo XVI

Cruz de Gonzar

Bonita y rústica cruz de Gonzar, que se sitúa a la entrada frente al albergue de peregrinos.

Iglesia de Santa María

Está muy bien conservada. Su estilo es el románico rural En su interior destacan una bella talla románica de la Virgen y un retablo renacentista del siglo XVI.

Ruinas de Castromayor

Todavía hoy se pueden apreciar las ruinas de un gran «castro», que dan nombre a la población y que se eleva al noroeste del actual poblado.

Capilla de la Magdalena

Se encuentra a la salida del pueblo y puede ser el indicio de la existencia de un antiguo hospital para peregrinos.

Iglesia de Santiago de Ligonde

El primitivo templo de Ligonde fue de estilo románico, pero hoy día sólo se conserva una portada, que podemos contemplar integrada en el templo neoclásico actual.

Conserva Ligonde un antiguo cementerio de peregrinos con una gran Cruz de piedra la cual constituye el Crucero más famoso de todo el Camino.

Templo de Eireche

El templo da nombre, en gallego, a esta aldea. Románico inicialmente, ha sufrido diversas reformas, pero conserva un importante arco triunfal.

Crucero

Un crucero más de los muchos que se pueden ver en toda Galicia.

Ermita del Pilar

En lo alto se encuentra la Ermita del Pilar (el Pedestal que sostiene la imagen está adornado con una cruz de Santiago). Desde el puesto fronterizo el Camino está marcado con flechas de color amarillo.

Monumento al Peregrino

De hierro y situado sobre el mismo punto de partida en el que los caminantes inician su recorrido, se alza esta sencilla escultura que rinde homenaje al peregrino.

Paso fronterizo e inicio del Camino

En un pilón comienza el Camino de Santiago en su variante aragonesa: Canfranc, Villanúa, Jaca, San Juan de la Peña, Santa Cruz de Serós y se adentra por Yesa en tierras de Navarra.

La variante aragonesa es más antigua que la variante navarra, aunque a partir del S.XII pasó a ser una ruta secundaria.

Candanchu

Candanchú se encuentra en el Pirineo aragonés, junto al nacimiento del río Aragón y a 1 km del Puerto del Somport, frontera con Francia.

Candanchú puede presumir de que nunca cerrará al público por cuestiones meteorológicos, ya que esta zona esta resguardada completamente del viento debido a su orografía. Candanchú destaca por sus paisajes de ensueño. Es sin duda, una de las estaciones de esquí más bonitas de España.

Lugar de ubicación del Hospital Santa Cristina

Las ruinas del Hospital de Peregrinos de Santa Cristina de Somport es uno de los antiguos centros dedicados a la atención del peregrino o el viajero

Puente de los peregrinos

Magnífico ejemplar de puente de origen medieval (aunque se ignora su época de construcción) y restaurado en el siglo XVI. Conserva su imagen tradicional y es uno de los puentes más conocidos del Camino de Santiago. Destaca un bajorrelieve con inscripción algo borrosa, perteneciente posiblemente a las obras de reforma (1599).

Iglesia de la Asunción

La primera iglesia parroquial, construida bajo la advocación de Nuestra Señora en el siglo XII, fue entregada por el monarca aragonés Pedro II al monasterio de Santa Cristina de Somport en 1202. El templo actual está construido con sillarejo y sillares en los flancos y obedece distintas etapas constructivas

Torre de fusileros o Espelunca

Se trata de una preciosa construcción de planta elíptica y cierto aire medieval, defendida con foso. De cuatro pisos, con capacidad para 25 hombres, tuvo cocina, enfermería, cuarto de oficial, calabozo y leñera. Al exterior presenta tres galerías con aspilleras, la central enmarcada por una vistosa galería de arcos. Todo construido en cuidada sillería.

Del siglo XV acoge una muestra multimedia sobre el camino de Santiago (visitas de 10 a 13 y de 17 a 19 h.)

Ruinas de un antiguo templo y hospital de peregrinos

En el año 1095 ya se conocía la existencia en este lugar de un hospital para pobres y peregrinos.

Iglesia Parroquial de San Esteban

Se encuentra situada en el mismo centro de la localidad. El edificio primitivo es originario del siglo XI, aunque ha sufrido diversas reformas a lo largo de los siglos; especialmente drástica fue la sufrida en el siglo XVII, que le llevó a perder sus hermosas características románicas. Hasta principios de este siglo su cubierta era de losa y su torre se remataba con un chapitel que fue suprimido y sustituido por una barandilla, la cual fue eliminada y sustituida en 1998 por una cubierta de pizarra.

En su interior destacan los magníficos retablos del Barroco Rural Aragonés, diseminados a lo largo de las pequeñas capillas propiedad de las diferentes familias de los infanzones de la zona. Sin embargo, la pieza estrella del interior de este templo es una imagen de la Virgen con el Niño, de estilo románico de fines del siglo X o principios del siglo XI. Se la conoce en la zona como Ntra. Sra. de los Ángeles y estaba en un pequeño templo, ya desaparecido, en las inmediaciones del cementerio viejo. Los historiadores del Arte, expertos en el estilo románico, aseguran que esta imagen es una de las mejores piezas realizadas en ese periodo por la extraordinaria expresividad de la figura y la belleza de su policromado.

Vistas desde el Camino

Impresionantes vistas, las que ofrece al peregrino, toda la ruta del valle.

El Río Aragón a su paso por Villanúa

Recorre el término el Camino de Santiago, que baja de Canfranc por la margen izquierda – entre espectaculares cortados- y cruza a la opuesta, hacia Aruej, por el puente viejo, reconstruido en el s. XVI por el afamado maestro de obras Juan de Albistur. Pasa el Camino por delante de la entrada a la cueva de las Guixas, uno de los mayores atractivos turísticos del término.

Restos Megalíticos

Atesora esta localidad la mayor parte de los escasos restos de este tipo existentes en la Península. Forman un grupo en el que destacan: el Dolmen de Guisas, el Dolmen de

Letranz, y el Dolmen de Diezcapanas.

Santa María de Iguazel

La iglesia es una de las primeras muestras del Románico de Aragón, mantiene gran influencia estilística de los talleres de la cercana catedral de Jaca. más valioso que se conserva in situ en la parte exterior es su portada, una inscripción por la cual sabemos su fecha de realización y sus donantes, y unos preciosos capiteles labrados en la fachada y ábside. el interior ornamentan el presbiterio unas pinturas murales de transición al gótico con la Virgen como protagonista.más, en el museo diocesano de Jaca también se guarda la verja de hierro que separaba la zona del altar con la nave y una talla de la Virgen con el niño de estilo gótico

Iglesia de San Miguel

La iglesia parroquial de San Miguel Arcángel es un edificio románico del siglo XII, que sufrió importantes modificaciones a lo largo de los siglos XVI y XVII, que contribuyeron a perfilar el aspecto que hoy en día presenta el templo.

Al exterior, el ábside románico, de buena sillería, no presenta motivos decorativos. Centrada en él, una ventana de medio punto dovelada y derrame exterior, cerrada hoy día por alabastro.

Destaca de la silueta del templo la torre campanario, de aspecto fortificado, adosada a la cabecera y rematada por un cuerpo de campanas.

El perímetro exterior de la parroquial está rodeado por una hermosa plazoleta en la que el peregrino podrá descansar y recuperar fuerzas en su camino a Jaca.

La Ciudadela

Es un perfecto ejemplo de arquitectura militar del siglo XVII. Se inspira en la fortaleza de la ciudad belga de Lieja y comenzó a construirse por orden del rey Felipe II a finales del siglo XVI, según las trazas dadas por Tiburcio Spanoqui. Su planta es de forma pentagonal y tiene un amplio patio de armas. Además cuenta con una iglesia de la segunda mitad del siglo XVII en la cual el rasgo más destacable son las columnas salomónicas de su portada. El sistema de defensa cuenta con foso, contraescarpa, plazas de armas, un camino cubierto, etc.

Actualmente es la sede de la Comandancia Militar y uno de los más destacados símbolos de la ciudad.

Casa Consistorial

La construcción de La Casa Consistorial de Jaca en el siglo XVI, se ha convertido en una obra clave para la arquitectura civil. Destaca su fachada de piedra, en ella se encuentra el escudo de Jaca y justo en la entrada, también podemos contemplar las tres Campanas de la Torre del Reloj. Aparte de ser utilizado como edificio del gobierno local, en el se encuentra el Archivo Municipal de Jaca, un verdadero patrimonio histórico-cultural de incalculable valor y uno de los más importantes de España.

Catedral de San Pedro Apóstol

Es uno de los templos más importantes del Camino Jacobeo y se la considera la primera catedral románica erigida en los reinos cristianos de la Península Ibérica. Fue levantada en el siglo XI, durante el reinado del rey Ramiro I. La fase constructiva más importante se desarrolló durante los primeros años del siglo XII, ya que en ella se terminó la torre, se abovedó el crucero y fue levantado el claustro. Las bóvedas de las capillas y las naves tuvieron que esperar hasta el siglo XVI, realizadas por Juan de Segura; la bóveda de la nave central es obra de Juan de Bescós y pertenece igualmente al siglo XVI. Posee planta de cruz latina, con tres naves separadas por columnas cuyos capiteles evidencian fuertes influencias bizantinas y cabecera triabsidal.

En la actualidad es la sede del Museo Diocesano.

Monasterio de Monjas Benedictinas

Conocido en la ciudad como «Las Benitas». Aquí se trasladaron las monjas de Santa María en Santa Cruz de la Serós en 1555.

El proyecto original contemplaba la existencia de dos espacios diferenciados, lo que dió lugar a que fueran conocidos como iglesia «alta» e iglesia «baja».

La inferior, «San Salvador», es una cripta románica del siglo XII.

La superior, en origen, también era románica, pero fue reformada en el XVIII. Conocida como «San Ginés», conserva una portada románica y el sarcófago románico de Doña Sancha, a los pies de la nave. En la iglesia también se guarda una talla policromada del siglo XII del Salvador, con el Evangelio en la mano izquierda.

Soportales del Casco Antiguo

Junto a la catedral se encuentra este rincón, que seguramente es el más típico de la ciudad, con sus bonitos soportales y con un buen número de cafés que ofrece al visitante y al peregrino un encanto especial.

Otros monumentos

El recorrido por la ciudad de Jaca permite visitar otros monumentos, como la Torre del Reloj del siglo XIII, único resto que se conserva del antiguo Palacio Real; el puente de San Miguel, que cruzaban los peregrinos dirección a Santiago, con la Capilla del Rosario; la ermita de Sarsa obra del románico rural y la ermita de Nuestra Señora de la Victoria.

Otra vista de la Ciudadela

La Ciudadela de Jaca , es una de las zonas verdes y paseos más bonitos de la ciudad. Sus amplios caminos alrededor de la Ciudadelas de Jaca que nos permiten retroceder en el tiempo allá en el año 1595, cuando en el mandato de Felipe II, se mandó construir. Y ver en las esquinas, las garitas de vigilancia y los rebecos en el foso escarpado. Paseando por el lado Oeste, dirección sur, de fondo tenemos Peña Oroel, y por el otro lado, paseando dirección norte, y quedándonos la Ciudadela a mano izquierda quedándonos en esta caso Collarada de fondo. A la sombra de las garitas de vigilancia que hay en cada esquina de la Ciudadela, y si nos asomamos al foso escarpado, tendremos a nuestros pies a una veintena de rebecos. Y ya en el interior, podremos observar una plaza de armas también pentagonal, no antes sin pasar por el puente de tres arcos más uno levadizo, con la Capilla de San Pedro en su interior que al primera vista está como aislado, con espadaña y portada barroca.

Iglesia de Santa María.-

La Iglesia de Santa María, actual iglesia parroquial, es un edificio del denominado románico internacional, conocido también como románico jaqués.

Se trata de un edificio que debió ser comenzado en el último tercio del siglo XI. Desaparecieron hace siglos, el claustro que estaría anexo a la iglesia, probablemente en el lateral sur de la iglesia y estancias como la sala capitular, el refectorio y el dormitorio de las monjas, el archivo monástico.

Desde el punto de vista del arte, Santa María no es una más de las iglesias románicas altoaragonesas. Su tamaño es considerable en relación a la población para la que fue edificada.

Monasterio Femenino de Santa Cruz de la Serós

Su construcción data de la primera mitad del siglo XI. En el ejerció de abadesa la hija del Rey Ramiro I, Doña Sancha , época durante la cual alcanzó su máximo prestigio como convento para las mujeres de la nobleza aragonesa. Actualmente se conserva la Iglesia de Santa Cruz del siglo XI declarada Monumento Nacional. La planta es de Cruz latina, con tres ábsides y una sola nave. En el interior destacan sus capiteles y el retablo del Altar Mayor, que data del siglo XV.

Monasterio nuevo

El monasterio nuevo ó de arriba está situado entre bosques y praderas y fue construído en el siglo XVII.

Monasterio antiguo

Monasterio antiguo ó de abajo, de estilo visigótico. Su constucción se inició bajo una zona rocosa del monte Pano a principios del siglo IX. Tuvo una gran influencia en el reino de Aragón, tanto por la reforma litúrgica como por panteón de reyes y nobles, desde que la Orden del Cluny empezó a dirigirlo en 1701. Tiene dos plantas; en la inferior se encuentra una iglesia mozárabe de mediados del siglo IX y la sala de Concilios que debió ser el dormitorio monacal. En la superior se hallan una Iglesia románica de tres ábsides en la misma roca, del siglo XI; un hermoso claustro románico, cuya cubierta es la visera de la roca; y los llamados Panteón de Reyes y Panteón de Nobles. El monasterio ha sido restaurado varias veces.

Monasterio antiguo

Monasterio antiguo ó de abajo, de estilo visigótico. Su constucción se inició bajo una zona rocosa del monte Pano a principios del siglo IX. Tuvo una gran influencia en el reino de Aragón, tanto por la reforma litúrgica como por panteón de reyes y nobles, desde que la Orden del Cluny empezó a dirigirlo en 1701. Tiene dos plantas; en la inferior se encuentra una iglesia mozárabe de mediados del siglo IX y la sala de Concilios que debió ser el dormitorio monacal. En la superior se hallan una Iglesia románica de tres ábsides en la misma roca, del siglo XI; un hermoso claustro románico, cuya cubierta es la visera de la roca; y los llamados Panteón de Reyes y Panteón de Nobles. El monasterio ha sido restaurado varias veces.

Monasterio antiguo

Monasterio antiguo ó de abajo, de estilo visigótico. Su constucción se inició bajo una zona rocosa del monte Pano a principios del siglo IX. Tuvo una gran influencia en el reino de Aragón, tanto por la reforma litúrgica como por panteón de reyes y nobles, desde que la Orden del Cluny empezó a dirigirlo en 1701. Tiene dos plantas; en la inferior se encuentra una iglesia mozárabe de mediados del siglo IX y la sala de Concilios que debió ser el dormitorio monacal. En la superior se hallan una Iglesia románica de tres ábsides en la misma roca, del siglo XI; un hermoso claustro románico, cuya cubierta es la visera de la roca; y los llamados Panteón de Reyes y Panteón de Nobles. El monasterio ha sido restaurado varias veces.

San Juan de la Peña

Toda la información histórica y artística del Monasterio de San Juan de la Peña en toda la historia del monasterio

San Salvador de Santa Cilia

El templo de Santa Cilia de Jaca alberga un bellísimo Retablo Mayor, presidido por un lienzo de buena factura, que representa al Salvador, en el momento de su Ascensión al Cielo. La Coronación es muy bella, representa al Padre Eterno, que acompañado del Espíritu Santo, recibe a su Hijo en la Gloria. La arquitectura del retablo no ocupa toda la pared del fondo, sino que deja ver una escenografía barroca, con el típico motivo de los cortinajes.

Nucleo Urbano

Ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico del Camino de Santiago. Dentro de él es especialmente importante el Palacio de estilo renacentista (XV-XVI), en el que destaca la importante entrada con arco de medio punto y una fachada sencilla cobijada bajo un alero de gran saliente.

Vista exterior de San Salvador

La iglesia actual se eleva en sillarejo, en el siglo XVIII, aprovechando algunos elementos preexistentes, como la torre campanario de planta cuadrada, ubicada en la zona de los pies, (fechada en 1646), y una portada gótica en el muro norte, cobijada por un pórtico. El acceso al interior se realiza a través de dos portadas, en una de las cuales aparecen las inscripciones «IHS» y «abadía», señalando así la pertenencia de la localidad al monasterio de San Juan de la Peña.

El edificio presenta una sola nave, con testero recto, cubierta con bóveda de cañón con lunetos, separando los cinco tramos arcos fajones que apean en ménsulas. Se edificaron dos capillas en cada uno de los lados, unidas entre sí y cubiertas con bóveda de arista, y que en planta dotan al edificio de una apariencia de cruz latina. Posee un coro elevado a los pies, (que hasta el año 1930 estaba directamente comunicado con la casa-palacio de La Clavería), y una sacristía adosada al lado sur del presbiterio.

Monumento al peregrino