Apostol

Inicio / Santa Teresa

Santa Teresa

Monumentos

Gotarrendura

Ermita de Ntra. Sra. de las Nieves

En la ermita de Nuestra Señora de las Nieves destaca su torre de espadaña, similar a la de la Iglesia, y su campanillo.

En su interior destacan las imágenes de la Virgen de las Nieves, Sta Teresa de Jesús y S. José.

Iglesia Parroquial de San Miguel

La iglesia parroquial de la localidad está puesta bajo la advocación del Arcángel San Miguel, su patrón. Construida en el siglo XVII, destaca por su impresionante presbiterio. El campanario y la espadaña están rematados en ladrillo.

Del interior del templo destaca la cubierta de artesonado de madera, sostenida por columnas y arcos semicirculares, que sirven de separación entre las naves del templo.

La joya del templo es su Retablo Mayor. Realizado en estilo churrigueresco, que en esta zona tuvo un notable desarrollo, destacan sus características y monumentales columnas salomónicas. Se realizó en madera, con una sola calle y presidido por una representación de San Miguel Arcángel, la Custodia y el Sagrario. Sobre éste se encontraba dispuesta la imagen de la Virgen de Las Nieves.A ambos lados del Sagrario había dos tallas exentas, representando a San Roque y a San Blas.

Tras el año 1717 se encargó un nuevo Retablo Mayor, con la misma advocación, aprovechándose las imágenes de San Roque y San Blas. La novedad era una pintura de Santa Teresa, colocada en la Coronación. El autor del nuevo retablo fue el escultor Manuel Escovedo. La nueva escultura de S. Miguel pertenece al escultor J. Antonio. (1718 – 1720).

El dorado se llevó a cabo entre 1733 y 1735, obra del maestro dorador D. Alonso de la Fuente.

Los lienzos son de buena calidad. En el Sagrario hya una representación de La Inmaculada bajo la advocación de la «Virgen de la Portería»; en la Coronación, un cuadro del Éxtasis de Santa Teresa.

Además del Retablo Mayor, la Parroquia cuenta con otro retablo barroco, muy bueno, el de la Virgen del Rosario, adosado al muro derecho de la iglesia . Pertenece al año 1753.

Estatua de Santa Teresa de Jesús

Gotarrendura se encuentra íntimamente unida a la figura de Santa Teresa de Jesús, ya que su madre, Dª Beatriz de Ahumada, tenía aquí un importante patrimonio y es en esta localidad donde celebró sus desposorios con el hidalgo D. Alonso Sánchez de Cepeda.

Estas posesiones fueron muy importantes en la vida de la familia

ya que pasaron en ella largas temporadas.

Nada se conserva de esta hacienda, aunque la tradición quiere que las columnas del pórtico de la entrada de la Iglesia y los materiales empleados en su construcción pertenecen a dicha hacienda.

En 1962 se hizo una estatua de Santa Teresa con un pedestal, donada por el dueño de una finca de Avila, llamada «Huerta de Santa Teresa». En el pedestal, tanto en el anverso como en el reverso, hay lápidas de mármol blanco con versos de la gran mística abulense. El escultor Arenas realizó una copia de la imagen, que es la que hay en la actualidad, y otra copia fue donada por los dueños del Palomar al Centro de Educación Especial » Villa Santa Teresa».

Museo Etnográfico

Museo Etnográfico Eugenio López Berrón: Es una vieja casa de labranza en la plaza del pueblo. Su destino la demolición para construir de nuevo. Solo la sensibilidad y el empeño de Eugenio López Berrón, pintor de prestigio internacional, nacido en este pueblo, e hijo predilecto de su querido pueblo Gotarrendura, han convertido esta casa de adobe en lo que a partir de ahora será la memoria viva de nuestros antepasados.

Palomar

Con el nombre de CERCA DEL PALACIO, se conocía la finca propiedad de Dª. Beatriz de Ahumada y objeto de posterior atención y cuidado de su hija Teresa. En el año 1549 comprendía dos edificios: “Casas con una cerca, en que están hechas dos moradas y una cerca con un palomar en ella”.

No queda nada de la casa de los Ahumada, pero la tradición cuenta que, las columnas del pórtico de entrada de la iglesia y los materiales empleados en su construcción son piedras de aquella.

En la actualidad se conserva en buen estado el Palomar del que fue legítima heredera Santa Teresa y del que ella habla en algunas cartas.

Es un edificio exento de planta baja y mediana altura, construido con adobe revocado con mortero y mampostería en las esquinas, el tejado vierte a dos aguas. Los tabiques internos son de adobe (de mayor grosor que los de otros palomares) con nidales semicirculares y remate inferior de madera para protegerlos del continuo roce de las palomas.

No podemos olvidar que Santa Teresa denominaba a sus nuevos conventos o fundaciones “Palomarcitos”, por asociación de ideas en recuerdo al palomar de la casa de la infancia.

El Oso

Papatrigo

Narros de Saldañuela

Collado de Contreras

Fontiveros