Apostol

Inicio / Actualidad / Los podólogos gallegos aconsejan a peregrinos «adaptar la ruta y reducir recorrido» con ampollas o tendinitis

Los podólogos gallegos aconsejan a peregrinos «adaptar la ruta y reducir recorrido» con ampollas o tendinitis

13 junio 2019 / galiciapress.es

El Colexio de Podólogos de Galicia aconseja a los peregrinos «adaptar la ruta y reducir recorrido» cuando aparecen ampollas en los pies, tendinitis o dolores musculares.

Así lo ha indicado la entidad colegial en un comunicado, en el que aconseja «zapatillas de trekking y calcetines de algodón» como «principales aliados para la protección de los pies».

También recomienda plantillas personalizadas y calzado deportivo «adecuado» para los ciclistas del Camino de Santiago, «que sufren adormecimiento en la zona plantar por la presión durante el pedaleo», concretan los podólogos gallegos.

Por ello, el Colexio de Podólogos de Galicia ha destacado que «quiere ayudar en el cuidado de los pies de los peregrinos del Camino de Santiago en estos meses de verano en los que se prevé una llegada masiva de caminantes por las diferentes rutas de peregrinación».

Según datos de la Oficina del Peregrino, en mayo se recibieron 46.673 peregrinos, de los que a pie llegaron la mayoría, 43.633(93,49%); en bicicleta, 2.750 (5,89%); a caballo, 199 (0,43%); a vela, cuatro (0,01%) y 87 (0,19%) en silla de ruedas.

En este sentido, los podólogos gallegos ofrecen a los peregrinos una serie de recomendaciones para que «puedan evitar las dolencias y lesiones más habituales que aparecen en el transcurso de la ruta».

«Al caminar una media de 25 kilómetros diarios durante días consecutivos y, además cargando con una mochila de un peso considerable, es común que aparezcan ampollas en los pies, así como tendinitis o dolores musculares», avisan.

Al respecto explican que cuando aparecen estas lesiones, los podólogos inciden en la necesidad de que los caminantes adapten la ruta a sus capacidades físicas y recorran menos kilómetros en cada etapa.

«Si la lesión persiste durante varios días se recomienda abandonar la actividad y acudir a un podólogo para la valoración de la lesión y el posterior tratamiento», indica el presidente del Colexio de Podólogos de Galicia, Borja Pérez Serrano.