Apostol

Inicio / Actualidad / Ordes estrena el albergue en el Camino Ingles

Ordes estrena el albergue en el Camino Ingles

26 junio 2019 / lavozdegalicia.es

El Arzobispado de Santiago cedió durante treinta años la antigua rectoral, restaurada por la Xunta con un presupuesto cercano al millón de euros

Desde la una de la tarde, los peregrinos que realicen el Camino Inglés pueden pernoctar en el albergue de Poulo, en Ordes. Las instalaciones, inauguradas por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, saldan una deuda histórica del Xacobeo con este itinerario, ya que el último albergue público antes de llegar a Santiago se ubicaba en Neda.El alojamiento de Poulo está a pie del Camino, en uno de los tramos mejor conservados de esta ruta jacobea, que cada año incrementa el número de peregrinos, que en algunos casos tienen derecho a recibir la compostela. Alejado de la carretera, con el canto de los pájaros y el kikiriki del gallo, el albergue abrió sus puerta para el acto inaugural a primera hora de la mañana. El valor añadido de las instalaciones, cuya rehabilitación costó cerca de medio millón de euros, está en que el edificio era la antigua casa rectoral, que permanecía en estado de abandono desde hace décadas, según recordaban varias vecinas de esta parroquia, que se acercaron, emocionadas, al ver el resultado final.El albergue tiene capacidad para acoger a 42 peregrinos. La mayor parte deben alojarse en una estancia abierta a la que se accede por una estrecha escalera de madera pertrechada por unas paredes protegidas por láminas de madera de un intenso color verde. «Son case as mesmas que eu lembro cando nena», relataba una de las vecinas de Poulo, que recordaba como en este inmueble acudía a las clases de catequesis con los demás niños de esta parroquia rural. Todas las dependencias están identificadas con pictogramas que incorporan textos en braille. En la planta baja, dos camas articuladas evidencian que el albergue de Poulo está adaptado para personas con problemas de movilidad. La sala principal, con una lareira enorme, comunica con el espacio habilitado como comedor y cocina, con un reparto diáfano de los espacios y colorido mobiliario de moderno diseño, que armoniza con la piedra vista de mampostería y los tabiques de madera que hacen las veces de la clásica pared blanca recién pintada.Al acto inaugural asistió el alcalde anfitrión, José Luis Martínez Sanjurjo, que recordó que la rehabilitación de este edificio fue una de las primeras demandas que le trasladó a Feijoo hace cuatro años. «Dito e feito», añadió. Para conseguirlo también fue necesario un acuerdo con el Arzobispado de Santiago, que en el 2016 firmó una cesión sin coste alguno durante un período de treinta años.

Para entonces, señaló el presidente de la Xunta en su discurso, el Camino Inglés debe ser un itinerario mucho más conocido y transitado. De momento, avanzó Feijoo, el número de peregrinos de las distintas rutas creció en lo que va de año cerca del 13 % respecto al mismo período del año pasado.Además, resaltó, «xa é un fenómeno internacional, cun 66 % dos peregrinos procedentes de case 180 nacionalidades. E case metade fan rutas alternativas ao Camiño Francés»