Apostol

Inicio / Vía de Bayona

Vía de Bayona

Etapa

12

Tramos

Monasterio de Rodilla – Burgos

28.5 km

1. Monasterio de Rodilla - Santa Marina - 1.2 km

Siguiendo la carretera en suave ascenso que conduce hacia Temiño, muy pronto se alcanza el Barrio de Santa Marina, precioso lugar donde la orografía ha dibujado, con sus escarpados montes, un curioso valle en el que se ubica la románica e increíble ermita de Ntra. Sra. del Valle, la cual se encuentra 400 metros más allá del Barrio siguiendo la traza del Camino.

2. Santa Marina - Las Mijaradas - 13.5 km

Largo y árido tramo el que nos espera. Aconsejamos proveerse de agua y alguna que otra fruta para afrontarlo.

Desde la ermita seguimos en ascenso por la carretera de Temiño. Al poco tomaremos un camino con algo de asfalto que surge a la izquierda y que nos conduce en suave ascenso hacia una altiplanicie con un gran número de modernos molinos de viento. Pasaremos al lado de los mismos y con la vista del Puerto de la Brújula a nuestra derecha, nos adentramos por camino carretil en un bosque de pinos con poco fuste.

En agradable pero prolongado paseo por caminos que se van entrelazando, y sin perder las señales se llega al lugar de Las Mijaradas, que es como una pequeña granja o colonia, sin el menor servicio. Cuidado porque hay algún que otro perro.

3. Las Mijaradas - Hurones - 2.2 km

Bordeamos por el Este las vallas que limitan las tenadas de Las Mijaradas, y siguiendo los mismos caminos, que circulan paralelos a la carretera Burgos/ Poza de la Sal, salvaremos los dos largos kilómetros que nos separan del pueblo Hurones.

4. Hurones - Villayerno Morquillas - 1.7 km

Con la vista ya casi podemos ver el siguiente pueblo de Villayerno Morquillas, el cual se encuentra al otro lado de la carretera Burgos/Poza de la Sal, calzada que salvaremos siguiendo el mismo camino de tierra que hemos tomado a la salida de Hurones. El perfil es prácticamente llano y no ofrece dificultades.

5. Villayerno Morquillas - Villimar - 4.0 km

Villimar que era una pequeña localidad totalmente aislada, es hoy una prolongación de Burgos. La expansión la ha absorbido por completo. El peregrino, una vez superado Villayerno Morquillas, lo único que aprecia en el horizonte son modernos edificios de viviendas, naves industriales y un nudo de carreteras y autovías que confunde las paz que traía de los polvorientos caminos.

Tiene que seguir las señales con atención y que le llevarán hasta lo poco que queda del antiguo pueblo de Villimar.

6. Villimar - Burgos - 5.9 km

Un prolongado recorrido urbano a la vera del Río Vena, sitúa al peregrino en el centro de la ciudad.