Apostol

Inicio / Vía de Bayona

Vía de Bayona

Etapa

9

Cultura

Miranda de Ebro

Los primeros datos que se tienen sobre asentamientos en la zona datan de la Edad del Hierro. A tan sólo 3 km de Miranda se sitúa el yacimiento romano de Arce-Mirapérez, donde según los últimos estudios se ubica Deóbriga.
En 1254, Miranda verá consolidado el comercio con la concesión por parte de Alfonso X el Sabio de la feria de mayo, a la que se sumaría en 1332 la concesión por parte de Alfonso XI de Castilla de la feria del Ángel. La posesión de un puente sobre el Ebro desde por lo menos el siglo X junto con la concesión del fuero han hecho que Miranda de Ebro sea desde la antigüedad un gran centro mercantil en la comarca. Durante los siglos XIV y XV, y tras las disputas entre Pedro I de Castilla y Enrique de Trastámara, la villa de Miranda pasará de mano en mano, primero al señorío de Burgos, Hermandad de Álava y por último de nuevo al señorío de Burgos en 1493 hasta nuestros días.
Durante la Baja Edad Media, poseía una de las juderías más importantes del norte de Castilla, incluso hoy día se conserva una sinagoga de la época. El modelo de villa era el típico medieval; el núcleo primitivo de Miranda se situaba en la orilla derecha del río Ebro bajo la protección del Castillo de Miranda levantado en el siglo XIV por el conde don Tello en el cerro de La Picota. La existencia de un puente hizo crecer a la villa en la orilla izquierda creándose el barrio de Allende o de San Nicolás. Además la ciudad estaba amurallada y disponía de nueve puertas de entrada.
El 7 de julio de 1907, el rey Alfonso XIII de España concede a la villa el título de ciudad. Durante la Guerra Civil, la ciudad albergó un campo de concentración franquista, que permaneció activo hasta 1947, siendo el último de España en cerrar.

Orón

Los primeros datos de Orón se remontan al año 873, cuando el conde Diego Porcelos inicia la reconquista desde tierras alavesas. Este conde sucede a su padre Rodrigo y bajo mandato de Alfonso III se aventura a reconquistar estas tierras bajando de las vascongadas por Gorbea para llegar a las márgenes del río Arlanzón y encontrando curiosamente a la antigua población de Aurea Patricia donde más tarde seria enterrado.
Nos encontramos ante unas poblaciones que por su cercanía recordamos como Cellorigo, Santa Gadea, Obarenes hasta Pancorbo plaza amurallada y fortificada y que marca frontera y límite de estas avanzadillas, quedando Orón libre del yugo de los moros.
En el Censo de Vecindarios de la Corona de Castilla realizado en 1591 estaba incluida en la provincia de Burgos siendo uno de los Concejos de Miranda que contaban en su conjunto con 303 vecinos pecheros.

Ameyugo

Ameyugo pertenece al partido judicial de Miranda de Ebro, situado en el camino real que conduce de Madrid a Francia. En su término se encuentra la granja de Cadepajares que perteneció al monasterio de Bugedo. Ameyugo está bañado por el río Oroncillo que llegó a mover cinco molinos harineros aunque en la actualidad solamente se conserva uno de ellos y fuera de funcionamiento.
Ameyugo perteneció a la Casa de Lara. Posteriormente su propiedad fue compartida por los Velasco y los Vélez de Guevara. La torre que aún se puede ver en el pueblo perteneció a la familia Velasco y posiblemente fue levantada hacia 1480 por Isabel de Guevara.
Este municipio tuvo un castillo en la cima del monte siendo fundamental para el dominio de las tierras fronterizas. Posteriormente desapareció conservándose una pequeña torre que fue utilizada como telégrafo óptico fortificado levantado durante las guerras carlistas

Pancorbo

La importancia del desfiladero de Pancorbo como vía de tránsito entre la meseta superior y el valle del Ebro es permanente a lo largo de toda su historia, y hay que suponer que también lo fue en su prehistoria. Sin embago los restos hallados hasta la fecha son escasos y poco representativos.
En el año 1029 tras la muerte del rey García Sanchez, Pancorbo pasó a formar parte de Navarra. Tras la batalla de Atapuerca (1054) regresó el rey castellano Fernando I. Lo recuperaron en el 1068 los navarros y pasó definitivamente a formar parte de Castilla en 1076, reinando Alfonso VI. El rey Alfonso VII dotó de fuero a la villa de Pancorbo (8 de Marzo de 1147) y confirmó su alfoz quedando anexionada como villa raelenga a la corona.
En 1793 España declaró la guerra a la República Francesa. Los franceses invadieron Las Vascongadas, por lo que le gobierno decidió construir en Pancorbo el fuerte de Sta.Engracia, al que se dotó con 173 piezas de artillería, 600 caballos y 10.000 hombres.
Desde Marzo de 1808 hasta Junio de 1813, Pancorbo estuvo tomado por las tropas francesas.
Durante la primera guerra carlista, Pancorbo se mantuvo con los liberales, pero tuvo que soportar el asedio de los tradicionalistas que llegaron a incendiar el castillo de Sta. Marta (castillo moro) el 10 de Agosto de 1835.
En 1856 la Compañia de Caminos de Hierro del Norte de España inició las obras del ferrocarril Madrid-Irún. En Agosto de 1862 pasó el primer tren regular por Pancorbo.