Apostol

Inicio / Actualidad / Un peregrino que sufra un infarto podrá recibir ayuda desde un dron

Un peregrino que sufra un infarto podrá recibir ayuda desde un dron

11 septiembre 2019 / lavozdegalicia.es

Los aviones no tripulados podrán trasladar un desfibrilador semiautomático de fácil uso y ofrecer un servicio asistencial

El Camino de Santiago será cardiosaludable gracias a una iniciativa pionera en toda Europa que fusionará la tecnología con el servicio sanitario público gallego. Los peregrinos que sufran una parada cardiorrespiratoria haciendo la peregrinación tendrán más probabilidades de sobrevivir gracias a que algunos drones podrán trasladar un desfibrilador semiautomático de fácil uso y ofrecer servicios telemáticos de asistencia.La iniciativa cuenta con la colaboración del aeródromo de Rozas y tratará de atender de forma inmediata a los peregrinos que sufran alguna patología. La inversión total es de 1.150.000 euros, iva incluido, y el proyecto está financiado en un 80% por los Fondos Europeos de Desarrollo Regional. Los primeros aviones no tripulados podrían estar en marcha, si todas las pruebas son satisfactorias, en el Xacobeo 2021. Entonces, los drones se implantarán en un pequeño tramo del Camino y, progresivamente, se incorporarán a otras zonas.El Sergas incorporará a su cartera de servicios la atención telemática a los peregrinos gracias a gafas 5G y a la retransmisión de vídeos en tiempo real, que permitirán a viandantes o acompañantes atender al peregrino que sufra el problema cardíaco. Un total de 15 personas trabajarán en el desarrollo de este proyecto tecnológico, impulsado por la Axencia Galega de Innovación de la Xunta de Galicia. Hoy se presentó en Portomarín -y mediante la fórmula de compra pública de tecnología innovadora- la licitación del servicio integral de cardioprotección en el Camino, con vistas a atraer a nuevos investigadores y también dar la oportunidad a que medianas y pequeñas empresas vinculadas al polo aeroespacial de Galicia participen en el proyecto. Los negocios que quieran presentar la licitación deben acreditar solvencia técnica y económica a través de los últimos trabajos realizados. En el acto participó el conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, acompañado de representantes de otras consellerías como la de Sanidad, de responsables de la Xunta en Lugo y del alcalde de la localidad, Juan Serrano. La licitación del proyecto se realizará en varias fases. Primero se crearán soluciones para el mismo, desde diciembre y durante cuatro o cinco meses, teniendo e cuenta que el plazo de adjudicación termina el día tres de octubre. Después empezarán las pruebas de validación y la solución definitiva debe estar lista antes del 30 de junio del año 2020. Será entonces cuando se realice la primera prueba piloto.

¿Cómo funcionarían los drones?

El mecanismo de funcionamiento de los drones empezaría con una llamada al 061 que determinaría si el peregrino que está haciendo el Camino de Santiago sufre una parada cardiorrespiratoria u otra patología. Entonces se activaría el protocolo para enviar de forma inmediata un electrocardiógrafo y un desfibrilador semiautomático a través de un dron. El acompañante o la persona que atienda al peregrino debe ponerse a unas gafas 5G y seguir las indicaciones proporcionadas por los técnicos sanitarios del 061. Entonces, este compañero podrá presenciar un vídeo en tiempo real las indicaciones necesarias para realizar las maniobras de reanimación pertinentes, en función de la patología que sufra el peregrino. Justo después, una ambulancia saldrá hacia el lugar para continuar con la asistencia.Para realizar todo esto, el servicio aéreo no tripulado será autónomo, tendrá un sistema de geolocalización y soportará una carga de tres kilogramos y medio, teniendo en cuenta que también puede transportar otros medicamentos necesarios para realizar la atención al peregrino, como adrenalina o antihistamínicos.