Apostol

Inicio / Actualidad / …Y ya van 9.000 peregrinos

…Y ya van 9.000 peregrinos

24 junio 2019 / elperiodicodeextremadura.com

Es el número de caminantes que transitaron en 2018 por la Vía de la Plata, en aumento cada año, pero solo suponen el 3% de los que llegan a Compostela

La Vía de la Plata, el principal eje de comunicación del occidente español, se convirtió por méritos propios en la ruta jacobea del sur. Más de 9.000 peregrinos transitan cada año por sus 26 etapas para llegar a Santiago, muchos de ellos desde Sevilla, siguiendo el itinerario romano hasta el municipio zamorano de Granja de Moreruela, donde la mayoría coge el desvío del Camino Sanabrés que les lleva en trece días hasta Santiago. Los menos continúan por la Vía de la Plata hasta Astorga para enlazar allí con el Camino Francés y enfilar hacia la capital gallega.

La Vía de la Plata no solo pasa por Cáceres, es que también está muy relacionada con el origen de la ciudad. Aunque se tiene constancia de que era transitada por los primeros pobladores de la Península (tartesios, fenicios, griegos, etc…), las noticias más antiguas que la documentan como calzada datan del 139 a.C., cuando el cónsul Quinto Servilio Caepio funda el campamento de Castra Servilia, a pocos kilómetros del actual Cáceres y germen del asentamiento en estas tierras. En épocas posteriores, la Vía de la Plata sirvió para que los mozárabes marcharan al norte escapando de la dominación árabe (de ahí también su nombre como Camino Mozárabe), y luego, con la Reconquista cristiana, para que los habitantes del sur peregrinaran a Compostela (de ahí su nombre de Camino de Santiago).

Lo cierto es que este fenómeno sigue ganando fuerza. Durante el año 2018, la Oficina de Peregrinaciones a Santiago registró 327.378 peregrinos, muy por encima de los 301.036 del ejercicio 2017 y de los 272.417 del último Año Santo (2010). Queda claro que a la gente le gusta asumir estos retos por distintas motivaciones (religiosas, culturales, deportivas…), pero la Vía de la Plata aún no constituye una alternativa mayoritaria. De hecho, en 2018 más de la mitad de los peregrinos llegaron a Compostela por el Camino Francés (186.199), seguido del Camino Portugués (67.822), Camino del Norte (19.040), Camino Primitivo (15.038), Camino Inglés (14.150), Camino Costa Portuguesa (13.841) y Vía de la Plata (9.127), que solo representa un 3%, pero que supera con mucho los 5.129 de hace una década.

Hay que recordar que de esta vía salen otras dos a su paso por la geografía cacereña: la Vía de la Estrella y la que conduce a Las Hurdes. En 2021, todas deben estar perfectamente señalizadas, promocionadas e incorporadas a las últimas tecnologías, con el proyecto de 406.000 euros financiado por la UE y la diputación cacereña.

REPOSO EN CÁCERES / Y es que la Vía de la Plata es un auténtico reto para un número creciente de peregrinos: 1.000 kilómetros de Sevilla a Compostela en aproximadamente tres meses de caminata. El final del primer tercio se sitúa Cáceres, parada decisiva para muchos. Aquí las piernas llegan ya cansadas después de 300 kilómetros de caminata. Con frecuencia vienen lesionados, con heridas en los pies y enfermos, por lo que deben reponerse. Suelen arribar a la ciudad tras dormir en Aldea del Cano, pero los más valientes llegan desde Alcuéscar en un solo día. Muchos solo reposan algunas horas en Cáceres. En invierno reinician la andadura hacia las 6.30, y en verano salen a las 4.30 para burlar el calor.