Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / El caso Denise no frena el auge estadounidense del Camino de Santiago

El caso Denise no frena el auge estadounidense del Camino de Santiago

Volver

13 enero 2016 / elprogreso.galiciae.com

Los romeros del país norteamericano se sitúan terceros en el ránking internacional de 2015 al sumar 13.658 y desbancar a los portugueses ? La ruta sigue sin afianzarse entre los propios gallegos, a pesar de que su presencia crece gradualmente y el año pasado se contaron 8.653.



El pasado abril saltaron todas las alarmas en torno al Camino de Santiago con la desaparición de la peregrina estadounidense Denise Thiem. La repercusión que tuvo el caso en los medios de su país, especialmente tras el hallazgo del cadáver de la caminante y la detención de su asesino confeso —a pocos kilómetros de la provincia de Lugo—, hizo temer lo peor a los hosteleros y comerciantes de las muchas localidades que viven de la ruta, que llevaban años beneficiándose de la creciente pasión que despierta el Camino en la sociedad yanqui. Sin embargo, el balance final de peregrinos de 2015 disipó cualquier temor: Estados Unidos sigue apostando por la aventura jacobea y, de hecho, ya es el tercer país que más gente aporta, desbancando a Portugal.



A pesar de la distancia geográfica, los 13.658 peregrinos estadounidenses se situaron como los terceros extranjeros con más afluencia en la ruta al representar un 9,75% del total, relevando a portugueses (8,9%) y situándose solo por debajo de italianos y alemanes, que suponen el 15,79 y 13,46%, respectivamente, de los romeros internacionales.



Y aunque es indudable que el caso de Denise Thiem amenazó con echar por tierra buena parte del trabajo promocional que hizo la película The Way en la sociedad estadounidense desde su estreno en 2010, parece que las buenas sensaciones del filme protagonizado por Martin Sheen —del que ya se ha anunciado una segunda parte— parecen haber vencido en esta ocasión al miedo.



MÁS ESPAÑOLES. Los caminantes españoles también se han incrementado en el último año (+8.720) y la mayor parte de ellos provienen, como en ejercicios anteriores, de Madrid, Andalucía y Cataluña, según los datos de la Oficina del Peregrino. Mientras, el apogeo de una de las principales tradiciones de la comunidad sigue sin calar entre los propios gallegos, aunque cada año peregrinan más. De todas formas, son los extranjeros, con un aumento de 15.878, los principales 'culpables' de que el Camino haya batido un nuevo récord en año ordinario: 262.458 peregrinos en 2015, solo 10.000 menos que en el Xacobeo de 2010.



PRINCIPALES RUTAS. No hay duda de que la afluencia crece a un ritmo fulgurante, pues una década atrás los caminantes que llegaban a Compostela no alcanzaban los 100.000. Aunque el alza beneficia a Galicia y otras comunidades por las que transcurre la ruta, algunas voces ya han advertido de una masificación, especialmente en el Camino Francés, que sigue siendo con diferencia la vía más concurrida al ser elegida por 172.207 romeros, el 65,61% del total. Ganan terreno el Camino Portugués, que recorrieron 43.135 personas el año pasado, y el Camino Primitivo, que pasa por Lugo y en 2015 concentró un 1% más de caminantes que en el ejercicio anterior. Por su parte, el Camino del Norte, que atraviesa Vilalba, se mantiene en torno a los 15.000 peregrinos anuales.



La afluencia aumenta durante los meses de invierno gracias a los peregrinos extranjeros



El balance del recién finalizado año confirma que la estacionalidad del Camino se reduce cada vez más al aumentar el número de peregrinos en invierno. En enero y febrero de 2015 se superó ampliamente la barrera de los 1.000 peregrinos, cifra que no se alcanzó en el ejercicio anterior.



Y es en estos meses en los que se abre una brecha entre la afluencia de españoles y extranjeros: los primeros, por preferencias personales o exigencias en el calendario, siguen optando por la época estival y su presencia en invierno es testimonial, mientras que los foráneos se dejan ver cada vez más en la estación fría.



La diferencia se acentúa en meses como octubre y noviembre, en los que los extranjeros llegan a representar un 70% de la afluencia en el Camino. Y los que más se hacen notar son los estadounidenses, que demuestran ser los caminantes menos estacionales y encabezan el ránking en varios meses invernales.



También en mayo se cumple esta proporción, y a pesar de ser un periodo más cálido, los españoles no sobrepasan el 30% de peregrinos. Un mes antes, sin embargo, los promedios se igualan al aumentar el número de romeros nacionales en Semana Santa.



VERANO. En julio y agosto se invierten las tornas y la presencia de españoles en la ruta se dispara, aventajando en más de 10.000 a la de extranjeros, para volver a quedar en inferioridad con la llegada del mes de septiembre.