Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / Los albergues del Camino de Santiago deberán cumplir unos «mínimos de habitabilidad»

Los albergues del Camino de Santiago deberán cumplir unos «mínimos de habitabilidad»

Volver

16 marzo 2016 / elcomercio.es

El Principado crea un registro y da un plazo de cuatro años a las instalaciones actuales para ajustarse a la norma.



Los albergues de peregrinos del Camino de Santiago habrán de cumplir unos «requisitos mínimos de habitabilidad» y deberán dar absoluta prioridad a quienes hacen la ruta a pie. Esos son algunos de los preceptos que se incluirán en el decreto que ultima el Gobierno asturiano para regular los establecimientos, que suman en estos momentos en la región una treintena.



Según informan fuentes del Principado, la normativa recogerá las condiciones y los servicios básicos que se han de poner a disposición de los peregrinos, como agua fría y caliente, y puntos de luz en las habitaciones y lugares comunes. Además, deberán contar con un seguro de responsabilidad civil y dar prioridad a quienes realicen la ruta a pie y a aquellos que tengan limitaciones físicas. Esos albergues formarán parte de un registro al que se incorporarán de forma automática los que actualmente existen, que son mayoritariamente de titularidad municipal. Los que no cumplan los requisitos tendrán cuatro años para subsanarlos. «Queremos ordenar unos establecimientos que carecían de normativa y fijar los requisitos mínimos para futuras aperturas ante el interés creciente despertado en el sector privado ante el elevado número de ciudadanos que cada año se animan a realizar la ruta», aseguró ayer el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, que presidió la segunda reunión del grupo de trabajo del Camino de Santiago, que coordina el trabajo de seis consejerías para elaborar un proyecto estratégico de la Ruta Jacobea que se prevé pueda estar listo en septiembre.



También se acordó en esa reunión ampliar la Comisión del Camino de Santiago del Consejo de Patrimonio Cultural de Asturias para incluir a representantes de la Delegación de Gobierno, la Federación Asturiana de Concejos, asociaciones y agrupaciones de amigos de la ruta, la Universidad de Oviedo y la Iglesia.



Mientras llega ese plan integral, la Dirección General de Patrimonio Cultural ha anunciado una serie de actuaciones que va a ejecutar de inmediato. Está previsto acometer obras en el tramo entre Muros de Nalón y Soto de Luiña, una actuación que incluirá desbroces, habilitación de sistemas de drenaje y colocación de hitos de señalización. Además, se están analizando posibles actuaciones en el Camino costero a lo largo de este año.