Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / León mantiene el tirón en el peregrinaje por Camino Santiago Francés en CyL

León mantiene el tirón en el peregrinaje por Camino Santiago Francés en CyL

Volver

12 enero 2018 / lavanguardia.com

La provincia leonesa mantuvo el tirón en 2017 en el peregrinaje por el Camino de Santiago Francés a su paso por Castilla y León, con 57.000 peregrinos en la capital y 80.000 en El Bierzo, cifras similares a las de 2016, mientras que en Burgos y Palencia descendieron hasta los 45.000 caminantes.

De los 301.036 peregrinos que llegaron a Santiago de Compostela en 2017, el 56 por ciento recorrieron el Camino Francés, y de estos, entre 45.000 y 80.000 atravesaron Castilla y León, en función de las etapas jacobeas, según los datos del Centro de Estudios y Documentación del Camino situado en el Real Monasterio de San Zoilo de Carrión de los Condes (Palencia).

En concreto 45.720 peregrinos pasaron por tierras palentinas, un 2,5 por ciento menos que el año anterior, y una cifra muy similar en la provincia de Burgos, ya que hay muchos peregrinos que hacen la ruta entre Burgos y León en autobús para evitar recorrer esta parte de Castilla y León en verano, con altas temperaturas y escasez de arbolado.

Sin embargo a partir de León, los peregrinos que discurrieron por el Camino Francés aumentaron considerablemente y llegaron a números muy similares a los del año pasado.

En concreto, según el estudio, la capital leonesa registró cerca de 57.000 peregrinos, que aumentaron hasta los 63.000 en la zona de la maragatería y alcanzaron el número más alto de la Comunidad, cerca de 80.000 peregrinos, en la comarca del Bierzo, principalmente en torno a Ponferrada.

El Camino Francés sigue siendo el más utilizado y llega al 56 por ciento, aunque ha registrado un descenso del tres por ciento con respecto al año pasado, lo que demuestra "cierto agotamiento" de este itinerario ante la aparición de nuevos caminos, según ha indicado el director del Centro de Estudios y Documentación del Camino de Santiago, Ángel Luis Barreda.

Esto se deja sentir en el Camino Portugués, un itinerario emergente que se lleva al 19 por ciento de los peregrinos, y en otros itinerarios que pasan por Castilla y León como la Vía de la Plata, el Camino de Madrid, el itinerario de Oviedo que se inicia en la capital leonesa o el llamado Camino Real de Invierno que parte de Ponferrada.

Los datos recogidos señalan también el aumento de peregrinos extranjeros, ya que dos de cada tres peregrinos son extranjeros, que realizan el camino en los meses de primavera y otoño y que proceden principalmente de Alemania (13%) e Italia (12,75%).

Asimismo han aumentado los peregrinos procedentes de Estados Unidos (6,76%) y se confirma la tendencia de los últimos años de peregrinos procedentes de Corea y Japón (más del 3%) que han desplazado en interés a otros países tradicionalmente jacobeos como Holanda, Bélgica o Francia.

En cuanto a los peregrinos españoles, por primera vez los andaluces ocupan el primer puesto (17%), desplazando a los madrileños, en segundo lugar, seguidos de catalanes y valencianos.

El perfil tradicional sigue siendo mayoritariamente masculino, ya que el 49,61 por ciento de los peregrinos son hombres y el 41,8 por ciento mujeres; más de la mitad tienen entre 30 y 60 años, mientras los menores de 30 años llegan al 26,85 por ciento y los jubilados superan el 14,4 por ciento.

Además la mayoría, un 38 por ciento realizan el camino por motivos religiosos y el 85,65 por ciento siguen haciendo el camino a pie.

En base a estos datos el director del Centro de Estudios del Camino ha destacado algunos aspectos positivos como el aumento y mejora de los albergues y de los establecimientos de calidad, y otros negativos como la falta de limpieza en el Camino o "la guerra" de señales.

Además Barreda ha reclamado una legislación "lo suficientemente clara" para evitar los abusos en precios y servicios ya que esto repercute negativamente en la imagen del Camino.

Barreda ha recordado al respecto que el Camino sigue manteniendo su atractivo como itinerario "de éxito", pero ha advertido de la necesidad de seguir mejorando para "no matar la gallina de los huevos de oro" dada la importancia económica que tiene este recurso para muchos pequeños pueblos