Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / El Camino se hace con más tranquilidad en esta época

El Camino se hace con más tranquilidad en esta época

Volver

27 noviembre 2018 / lavozdegalicia.es

Lejos del grueso de los peregrinos, la ruta de Tui a Compostela facilita más la reflexión en otoño, apunta Celestino Lores.

La afluencia de peregrinos del verano ha dado paso a un número mucho más pausado.

-¿Es buena idea hacer el Camino Portugués en la temporada de otoño?

-Sí, el Camino se hace con más tranquilidad en esta época del año. Y se tiene la hermosura de los colores del otoño, con sus ocres y amarillos, que hacen que transitar por él sea más apacible. Además, lleva parejo una afluencia que es menor en número de peregrinos. Ya no hay esas prisas por llegar al albergue por el temor de que no haya camas. Esto permite ir más relajado y disfrutar mucho más del viaje.

-¿Cómo es el perfil del peregrino de otoño?

-Suelen ser gente mayor, la mayor parte jubilada, que hacen el Camino como una actividad placentera. Cambia mucho el perfil en comparación con el verano.

-¿Hay más riesgos al atravesarlo en otoño que en verano desde el punto de vista de la seguridad vial?

-La gente con lluvia, chubasqueros y una mochila tiene que tener cuidado cuando se llega a un puente para no resbalar. En lo que se refiere a las carreteras o al llegar a un cruce, los conductores los conocen, saben que puede haber peregrinos y los respetan. Una vez un peregrino sudafricano se extrañaba de que cuando pasaban, los coches se paraban para que pudiesen seguir. Es algo que se valora en el Camino de Santiago, que la gente respeta a los peregrinos.

-¿Qué destaca sobre todo que no se encuentra en verano?

-Lo inherente al otoño. Su colorido. Es una preciosidad y es para disfrutarlo con tiempo. También es una oportunidad de poder hablar más con los vecinos.

-¿Recomienda también la Variante Espiritual en noviembre?

-Por supuesto, la ruta es espectacular.