Apostol

Inicio / Actualidad / Cuaderno de viajes de lo que no debes perderte en el Camino del Norte : Etapa Ontón-Islares

Cuaderno de viajes de lo que no debes perderte en el Camino del Norte : Etapa Ontón-Islares

10 junio 2021 / Mundicamino

Para esta etapa os aconsejamos los principales monumentos que no debéis perderos:

Otañes

Iglesia de Santa Maria Llovera

En el peculiar barrio de Llovera se encuentra este singular templo cuya construcción se sitúa en torno al siglo XIII, aunque muy reformada en siglos posteriores. En 1570 se funda la actual capilla del Sagrado Corazón y, dos años más tarde, Gaspar de Sierralta hace otra familiar al lado de la epístola.

Santullan

La iglesia de San Julián es de principios del siglo XVI. A pesar de las numerosas reformas que ha sufrido, conserva visible el trazado gótico original. Destaca en el ábside una escultura del siglo XVII realizadas por el escultor Juan de Garay.

Samano

Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari

La iglesia de San Nicolás de Bari está en el Campo próxima a la plaza donde se ubicaban las antiguas escuelas y que hoy acogen otras dependencias de interés común. Es una construcción monumental de una nave con cinco tramos con bóvedas de terceletes y cabecera poligonal. La sacristía tiene bóvedas estrelladas. La portada sur es de estilo neoclásico. El exterior de la iglesia ha sufrido transformaciones en diversas etapas.

Castro Urdiales

Iglesia de Santa María

La Iglesia Gótica de Santa María es el monumento gótico más importante de Cantabria. Su construcción se inicio en el siglo XIII pero no fue finalizada hasta el siglo XV. Es un templo de grandes dimensiones, con aspecto de catedral, al que se accede por una bella escalinata con dos torres. Su planta es basilical y está formada por tres naves, siendo la central de más altura que las laterales, tres ábsides y tres capillas de planta poligonal en su cabecera. En su interior merecen especial mención las imágenes de la Virgen Blanca y el Cristo Yaciente, y las tres tallas góticas de los Reyes Magos. Fue declarada Monumento Nacional en el año 1931.

Castillo – Faro

El Castillo-Faro está situado en el casco antiguo de la villa, junto a la Iglesia Gótica de Santa María, y fue construido durante los siglos XIII y XIV. Es un fortaleza de planta pentagonal y elevados muros reforzados en sus esquinas, que en sus orígenes fue el principal baluarte defensivo de la población. Es uno de los pocos castillos que se conservan en toda Cantabria y en la actualidad se encuentra ocupado por el Faro de Castro. Desde el Castillo se desciende al puerto cruzando por un Puente Medieval.

Puente medieval

El Puente Medieval, popularmente llamado romano y conocido también como Puente Viejo, forma parte del Conjunto Monumental de Castro Urdiales. Está situado en el promontorio de la villa, uniendo el Castillo-Faro con el puerto. Posee un sólo ojo de gran tamaño formado por un arco apuntado.

Allendelagua

Fortaleza Medieval

Los Restos de la Torre-Fortaleza Medieval-Templaria se encuentran muy cerca de la pequeña localidad de Allendelagua, lugar donde se encuentra la fortaleza. Las ruinas posiblemente sean del siglo XIV o XV. Están situados en la ladera de un monte y sus alrededores poseen unas fantásticas vistas. Perteneció a la Orden de los Templarios y en la actualidad se conservan en muy mal estado.

Islares

Iglesia Parroquial de San Martín de Tours

La iglesia de San Martín de Tours es un edificio de mayor tamaño que las anteriores, con cementerio adosado al norte y un cuerpo para vivienda al sur, aunque de menor altura. Una torre cuadrangular, que alberga reloj y campanas, se sitúa al oeste. Consta de una nave con dos tramos cubiertos por bóvedas de crucería. Ha sido alterada su planta pero se aprecia la presencia dominante del estilo Gótico, especialmente por su ábside rematado por una bóveda nervada y con siete plementos que confluyen en una clave con imagen de un cordero sobre la que se apoya una cruz. El presbiterio queda enmarcado por un arco triunfal apuntado. La decoración interior es muy sencilla como muestran los arranques de los nervios de bóveda y los capiteles. Actualmente hay un retablo sencillo de madera con hornacinas que acogen imágenes de devoción popular.