Apostol

Inicio / Camino Lebaniego

Camino Lebaniego

Monumentos

San Vicente de la Barquera

Portada de la Iglesia de Santa María de los Angeles

Preciosa portada románica que da acceso a la Iglesia de Santa María de los Angeles

Iglesia de Santa María de Los Ángeles

Está construida sobre los cimientos de un templo anterior. Sigue la tipología característica del llamado gótico montañés y su periodo de construcción abarca los siglos XIII a XVI. Los rasgos más destacados de su exterior son la Torre Fuerte y las dos puertas románicas. Del interior, sobresalen las tres bóvedas de ojiva y su fabuloso retablo barroco, así como sus diferentes altares y capillas y los enterramientos de suelo originales de la época. Famoso es el sepulcro del Inquisidor Antonio del Corro, una de las más bellas muestras del arte funerario.

La iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles fue declarada Monumento de Interés Histórico en 1931.

Palacio del Corro

Este bello palacio renacentista fue construido en el siglo XVI gracias a la iniciativa del inquisidor Antonio del Corro, para cumplir la obra de misericordia de asistencia al enfermo. Su fachada es plateresca y entre ella destacan los escudos de armas del fundador.

Santuario de la Barquera

La capilla de la Virgen de la Barquera se encuentra junto a la entrada del puerto. Aunque se ha documentado la existencia de un edificio medieval en el XV, la actual fábrica fue erigida entre los años finales del siglo XVII y el primer tercio del XVIII fue levantado con el propósito de albergar a los devotos de la Virgen de la Barquera durante las festividades populares. La capilla consta de un volumen rectangular con muros armados con piedra de mampostería y sillería en los esquinales, contrafuertes y cercos de los vanos. Se trata de una única nave central de tres tramos formados por arcos tajones de medio punto que se apoyan sobre pilastras y soportan bóvedas de terceletes en sus dos primeros tramos y bóveda rebajada en la cabecera, dividida en segmentos por gallones.

El santuario fue incluido en el Inventario General del Patrimonio Cultural de Cantabria en 2001.

Hospital de la Concepción - Ruinas

Como importante nudo de comunicaciones en la Ruta de la Costa del Camino Jacobeo, San Vicente de la Barquera tuvo numerosos hospitales y albergues para los romeros. Este Hospital fue construido entre los siglos XIV- XVI; en él encontraron acogida numerosos peregrinos enfermos.

La Acebosa

Iglesia de San Jose

Data del siglo XIII. Tiene una sola nave, ábside cuadrado y pertenece al estilo románico; conserva restos de pinturas con embarcaciones.

Hortigal

Estrada

Torre Estrada

La cerca delimita un espacio circular y se adapta a sendos peñascos calizos. Es de mampostería y estuvo almenada, conservándose todavía algunos restos de las almenas. Tiene saeteras y una puerta sencilla con arco ojival, situada muy cerca de la torre. Estuvo rodeada de un foso excavado en tierra y en roca, actualmente muy colmatado. La torre está elevada sobre un crestón calizo, teniendo planta cuadrada y tres alturas. Posee un arco de entrada de medio punto y varios vanos ligeramente apuntados, además de saeteras. A la misma se accede por una rampa con peldaños labrados en la roca. En la esquina suroeste tiene adosado un pequeño edificio, quizás usado como establo. La capilla, también construida sobre un crestón calizo, está adosada a la muralla, en el extremo opuesto a la torre. Se accede a la misma por medio de una escalinata y posee dos grandes columnas exentas de mampostería enfrente de la entrada. Tiene planta y ábside rectangulares, con bóveda de cañón apuntada. La entrada se encuentra en la fachada meridional, con arco de medio punto, encima de la cual hay dos pequeños escudos de los linajes de Estrada y Ceballos. Tiene espadaña sencilla. Lo más destacable es la presencia de canecillos bastante bien conservados en la fachada meridional, con figuras humanas, animales, etc. todos ellos de talla tosca.

Serdio

Iglesia de San Julián

El templo parroquial de Serdio ha sido completamente modificado. Los muros de piedra han sido encalados y poco queda de su aspecto original. Sobresale, como elemento constructivo típico de las zonas rurales cántabras, el pórtico lateral. La otrora imponente torre sigue llamando la atención por su altura, que contrasta fuertemente con la marcada horizontalidad del templo.

Muñorrodero

Camijanes

Puente del Tortorio

El puente del Tortorio se encuentra situado, sobre el río Nansa, en un camino vecinal dirección a Cabanzón, dentro del Ayuntamiento de Herrerías en Cantabria (España).

Se trata de una construcción que data del año 1761 según consta en una piedra grabada junto al puente. Es un puente de un solo ojo con forma de «lomo de asno», (la parte central del puente se encuentra ligeramente elevada con respecto a los extremos). Destaca la colocación de barandillas metálicas en lugar de los tradicionales pretiles.

Iglesia parroquial de San Roman

La iglesia de San Román, situada a las afueras del núcleo de población de Camijanes, tiene una nave de dos tramos separados por arcos de medio punto, con capilla lateral en el lado del Evangelio. La cabecera tiene bóveda de crucería simple, mientras que la nave está cubierta con yesería que sustituye a la madera que debió existir originalmente.

A falta de un estudio documental, habría que encuadrar esta iglesia entre los siglos XVII y XVIII. Es difícil precisar algo más en atención a las características de la arquitectura, si bien dado que el retablo es de la primera mitad del S-XVII, sería lógico suponer que ésta fuera la fecha de realización de la iglesia, dado que lo habitual es que los retablos se coloquen en el momento en que concluye la fábrica del edificio.

El retablo mayor puede ser obra del mismo maestro que trabaja en el de Bielva. Es una obra muy popular, de tipología prechurrigueresca. En la hornacina central está San Román con la lengua en la mano, iconografía habitual de este santo. En la capilla lateral hay una Virgen de vestir del S-XIX.

Cabanzón

Torre de Cabanzon

La cerca exterior tiene planta cuadrangular, está almenada y tiene un pasillo estrecho de ronda, levantando unos 3 m.Cuenta con una puerta de entrada en arco de medio punto y aspilleras. La torre tiene planta cuadrangular, de unos 10 m. de lado, y es de tres alturas. La entrada principal está en la fachada septentrional. En la cara occidental y frente a la entrada de la cerca, tiene una ventana ajimezada con arcos apuntados y dos troneras, una a cada lado de la misma. En las otras fachadas también tiene vanos flanqueados por troneras en el primer piso. Ha sido realizada con mampostería con sillería en vanos y esquinales.

Cades

Ferreria de Cades

La ferrería de Cades es una ferrería perteneciente al municipio cántabro de Herrerías. Cuenta con el estatus de Bien de Interés Local.

Abandonada en la segunda mitad del siglo XIX tras un siglo de actividad, fue reconstruida e inaugurada en el año 2000. Se trata del primero de los centros de interpretación temáticos abiertos en el marco del Ecomuseo Saja-Nansa. Es una construcción de planta cuadrangular, cubierta por un tejado a dos aguas y semienterrado, que presenta en uno de los extremos dos grandes estancias contiguas, separadas por el muro de bergamazo que alberga la sala de barquines (fuelles) y la del mazo. La maquinaria está accionada por sendas ruedas cuyas paletas eran movidas por el agua recogida en un depósito o antepara, adosado al muro de estolda de la ferrería. Aquella procedía del Nansa, de donde era desviada y traída por un canal de 580 metros de longitud y 2,2 de sección (en la actualidad, la antepara es cargada mediante el empleo de una bomba). Perpendiculares a las dos salas discurren cuatro grandes espacios destinados en origen a almacenar mineral y combustible (carbón vegetal). En el exterior se pueden ver los restos del canal que alimentaba la antepara y junto a ésta las ruinas de un antiguo molino que funcionó hasta mediados del siglo XX. En la ferrería de Cades se producían lingotes de hierro mediante un procedimiento conocido como ‘forja catalana’, que consistía en la obtención directa del hierro a partir del mineral, separándolo de los elementos junto a los cuales aparece mezclado en la naturaleza sin necesidad de fundirlo completamente.