Apostol

Inicio / Camino Lebaniego

Camino Lebaniego

Monumentos

Cades

Ferreria de Cades

La ferrería de Cades es una ferrería perteneciente al municipio cántabro de Herrerías. Cuenta con el estatus de Bien de Interés Local.

Abandonada en la segunda mitad del siglo XIX tras un siglo de actividad, fue reconstruida e inaugurada en el año 2000. Se trata del primero de los centros de interpretación temáticos abiertos en el marco del Ecomuseo Saja-Nansa. Es una construcción de planta cuadrangular, cubierta por un tejado a dos aguas y semienterrado, que presenta en uno de los extremos dos grandes estancias contiguas, separadas por el muro de bergamazo que alberga la sala de barquines (fuelles) y la del mazo. La maquinaria está accionada por sendas ruedas cuyas paletas eran movidas por el agua recogida en un depósito o antepara, adosado al muro de estolda de la ferrería. Aquella procedía del Nansa, de donde era desviada y traída por un canal de 580 metros de longitud y 2,2 de sección (en la actualidad, la antepara es cargada mediante el empleo de una bomba). Perpendiculares a las dos salas discurren cuatro grandes espacios destinados en origen a almacenar mineral y combustible (carbón vegetal). En el exterior se pueden ver los restos del canal que alimentaba la antepara y junto a ésta las ruinas de un antiguo molino que funcionó hasta mediados del siglo XX. En la ferrería de Cades se producían lingotes de hierro mediante un procedimiento conocido como ‘forja catalana’, que consistía en la obtención directa del hierro a partir del mineral, separándolo de los elementos junto a los cuales aparece mezclado en la naturaleza sin necesidad de fundirlo completamente.

Sobrelapeña

El molinuco de Sobrelapeña

El molino capta las aguas del arroyo de la Fuente. Se documenta su actividad desde la mitad del siglo XVIII y dejó de funcionar en los años sesenta.

La documentación de los siglos XVIII y XIX refiere la existencia de dos molinos en Sobrelapeña, uno de ellos debió ser este.

No conserva ya ningún elemento de la infraestructura hidráulica, aunque su emplazamiento permanece en la memoria de los vecinos del pueblo.

El edificio es de una altura sobre el nivel hidráulico, de planta cuadrada, realizado en fábrica de piedra de gruesa mampostería y sillería en esquinas y vanos. Bajo la cubierta, a dos aguas, hay una estructura de vigas y rastreles de madera de roble, al igual que el forjado entre pisos. Dispone de dos vanos, uno de ellos la puerta de entrada y el otro un ventanuco que está cegado.

No es posible observar, al exterior, cómo entraba el agua hasta el edificio, pero en el interior se percibe un orificio de sección rectangular que pudo ser el saetín por el que discurría el agua hasta incidir en el rodete. La salida del agua desde el cárcavo hasta el desagüe también ha sido cegada.

No está en buen estado, y tampoco conserva ningún elementos hidráulico o de molienda.

Sobre el dintel de la puerta de acceso aparece grabada una cruz latina sobre base triangular.

Lafuente

Iglesia Parroquial Santa Juliana

De estilo románico, declarada Bien de Interés Cultural (1983). Data de finales del siglo XII y principios del siglo XIII. Tiene sólo una nave y ábside semicircular. Algunos arcos apuntados preludian ya el gótico.

Cicera

Lebeña

Iglesia de Santa Maria

La iglesia de Santa María es uno de los mejores testimonios del arte prerrománico en España, encuadrado dentro del denominado «arte de repoblación» o mozárabe. Fue declarada Monumento Nacional el 27 de marzo de 1893.

Su planta es rectangular. La cabecera recta, orientada hacia el Este, presenta tres ábsides paralelos, el mayor algo más profundo, y tres naves separadas por cuatro pilares exentos. En su estructura se mezclan elementos de tradición visigoda -la planta y el alzado-, asturiana -el aparejo y los ábsides-, y propiamente mozárabe: pilares, arcos, alfiz, técnica decorativa y concepto espacial.

El espacio interior es de gran belleza por su compartimentación horizontal y vertical, subrayada por el empleo de la bóveda de cañón longitudinal en la nave central, y transversal en los tramos de las naves laterales.

El pórtico fue construido ya en el siglo XVIII y la torre a finales del siglo XIX, tras ser declarada Monumento Nacional en 1893.

Santa María de Lebeña

Allende

Cabañes

Castañar milenario

En el Habario o Castañar de Pendes es un lugar espléndido para relajarse, reponer fuerzas y contemplar el maravilloso paisaje de esta zona cada vez más conocida de Liébana desde el Mirador de Los Moros, los más de 200 castaños milenarios, restos de castros o poblados cántabros casi ocultos entre la vegetación y el terreno y un pequeño área recreativa con mesas, columpios, una fuente y posiblemente uno de los campos de fútbol mas bonitos del mundo aunque no el más grande pero si por las vistas. Cerca del Habario se hallan los pueblos de Cabañes, con un albergue y Pendes, donde se puede visitar una quesería, ver la elaboración de los quesos y posterior degustación de los productos con una visita guiada y también la posibilidad de alguna ruta autoguiada del entorno.