Apostol

Inicio / Actualidad / Nacen los «corregrinos» en el Camiño Francés

Nacen los «corregrinos» en el Camiño Francés

27 junio 2017 / Mundicamino

Equipos de 10 corredores cubren la ruta jacobea desde Roncesvalles cubriendo etapas de 100 kilómetros.

El Camino de Santiago asiste durante la última semana al nacimiento de una nueva especie de peregrinos, los corregrinos como ellos mismos se bautizaron. La particularidad que les diferencia del resto es que están participando en la denominada Primera Carrera de Peregrinos, aunque no es competitiva, integrados en cuatro equipos de diez corredores que completan etapas de una media de cien kilómetros haciendo relevos hasta completar los 785 totales que componen el recorrido. La prueba comenzó el pasado domingo en Roncesvalles. Ayer entraron en Galicia para pernoctar en Sarria y hoy llegarán a Santiago. La idea del promotor del evento, José Luis Aguado, es sumar deporte, cultura, compañerismo y turismo en una misma actividad y por ello eligieron la ruta jacobea. Los cuatro equipos están compuestos por personas de toda España que reservaron su plaza por Internet y que para participar tuvieron que abonar una inscripción. La prueba también cuenta con patrocinadores y una parte del dinero que recauden por todos los conceptos lo destinarán a la Fundación del Comité Olímpico Español para ayudar a los deportistas olímpicos. Los participantes disponen permanentemente de atención médica y servicio de fisioterapia y podología. La actividad se complementa con una programación cultural tras la conclusión de cada etapa en la que los participantes pueden disfrutar de las excelencias gastronómicas de cada lugar, además de conocer parte de su patrimonio. La pretensión de los responsables del evento es que tenga continuidad en venideras ediciones. Uno de los participantes es el celanovés Amandino Pereira, quien calificó su participación en este evento como «una gran experiencia que permite sumar historia, deporte y convivencia acompañado de unas personas que se pueden denominar como una familia por la excelente convivencia que mantenemos desde la salida de la primera etapa». Amandino Pereira reconoce que el trayecto es muy llevadero, aunque los rigores del calor en las últimas jornadas fueron un enemigo complicado e inesperado. «La verdad es que es una experiencia muy llevadera, a pesar de que la ola del calor nos pilló de lleno en una de las etapas más complicadas, la de León a Burgos, con rectas interminables en las que apenas había sombras, pero lo sorteamos y seguimos adelante». Lo que Amandino Pereira asegura que se agradece es llegar a Galicia. «Es otra cosa, notar el olor a bosta -dice con una carcajada- y los distintos tonos de verde del paisaje, además de correr entre árboles es una historia muy distinta. En mi caso, a pesar de hacer el último relevo todo en cuesta para llegar a O Cebreiro, llegar a Galicia fue especial». Su vecino de localidad y de carrera Roberto Miranda no duda en salir al quite para afirmar que «suscribo palabra por palabra todo lo que acaba de comentar Amandino». Roberto Miranda destaca de manera especial la labor de los organizadores. «Organizar un evento en el que es preciso movilizar a tanta gente es muy complicado y el equipo que dirige Jose Luis Aguado, bien secundado por Lino de Prado, ha conseguido que todo salga a la perfección a pesar de ser la primera vez que se organiza algo de estas características. Cuidan tanto los detalles que hasta hubo tarta de cumpleaños para dos personas que celebraron su onomástica durante la carrera». «Es una gran experiencia participar en una actividad que suma historia, deporte y convivencia con una familia de unas sesenta personas» «A nivel humano es algo realmente increíble y más conseguir que nada falle en la primera edición como han logrado los miembros de la organización»