Apostol

Inicio / Vía Augusta

Vía Augusta

Etapa

6

Monumentos

Ruta principal

Utrera

Utrera, estatua a Rodrigo Caro

Poeta, historiador, abogado y sacerdote católico del Siglo de Oro español, primera mitad del siglo XVII. Fue, sobre todo, arqueólogo, anticuario e historiador; tenía una gran biblioteca de clásicos y hasta un pequeño museo y escribió tanto en latín como en castellano. Un ilustrado avanzado a su tiempo.

Especial interés guardan sus Días geniales o lúdicos por la enorme cantidad de materiales folclóricos que contiene, ya que es un tratado sobre los juegos infantiles y de adultos en general que incluye también festejos, supersticiones, creencias, fiestas de toros, costumbres y celebraciones populares, todo servido con una profunda erudición. La obra circuló solamente en versión manuscrita y está escrita en una prosa digna de los mejores autores de nuestros Siglos de Oro; estaba definitivamente acabada en 1626. La Sociedad de Bibliófilos Andaluces la publicó de forma deficiente (Sevilla, 1884); Jean Pierre Etienvre publicó una edición más rigurosa (Madrid, 1978) en dos volúmenes.

Iglesia de Santa María de la Mesa

Está declarada Bien de Interés Cultural en calidad de Monumento Histórico-Artístico desde 1979. Forma parte del paisaje característico de Utrera, ya que su torre, al ser la edificación más alta de la ciudad, se puede ver desde cualquier punto. Se trata de un templo medieval que se reformó en el año 1401 y posteriormente en el siglo XVI, perteneciendo a esta segunda fase la portada de los pies y el crucero. Es un templo de grandes dimensiones, construido en ladrillo, cantería y mampostería, con cinco naves, la central de mayor altura, con seis tramos y crucero. Desde un punto de vista artístico, mezcla las formas góticas y renacentistas. La Puerta del Perdón presenta una rica decoración y un diseño atrevido para los cánones renacentistas conforme a los que está construida. Posiblemente se ubica donde antes hubo una mezquita.

Iglesia de Santiago el Mayor, detalle del tímpano

Iglesia parroquial declarada Bien de Interés Cultural en calidad de Monumento histórico-artístico desde 1977. Es un templo gótico del siglo XIV con una larga historia. Está ubicado en las proximidades del castillo. Su planta de tipo de salón se encuentra dividida por pilares fasciculados y cubiertas de bóvedas nervadas de gran belleza. Posteriormente, las naves se vieron completadas con cúpula renacentista y capillas barrocas y neoclásicas. Es digna de observar la veleta de dicha iglesia, con la imagen de Santiago Matamoros, la cual también aparece en el tímpano de la portada.

Santuario de la Consolación

Este templo está ubicado en las afueras de la ciudad, y se llega a él por un espacioso camino, hoy día convertido en paseo, flanqueado por el Parque de Consolación. En su interior se encuentra la patrona de la ciudad, Nuestra Señora de Consolación, destacando además su artesonado mudéjar y el altar mayor barroco. El edificio es de estilo barroco clasicista. Fue construido en el primer tercio del siglo XVII, sobre una ermita del siglo XVI dedicada a albergar la imagen de la Virgen de Consolación, que fue trasladada desde el desaparecido Convento de la Antigua. El 31 de marzo de 1561, la Orden de los Mínimos se hizo cargo de la ermita, levantaron su monasterio anexo a ésta, y más tarde la iglesia que se observa en la actualidad. Fue declarado Monumento histórico-artístico en 1982.

Puente de Las Alcantarillas

Es una de las construcciones más destacables que se conservan de época romana. Se trata de un puente de dos ojos, por el que, según la inscripción que figuraba en el mismo, discurría la Vía Augusta que enlazaba la Bética con el norte de la península. Sobre el pilar central aún puede leerse la inscripción AVGVSTVS PONTEM.

Cercano al mismo se alzaban dos baluartes defensivos, uno de los cuales ha sido recientemente restaurado. Está declarado Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico-Artístico desde 1931.

Palacio de Vistahermosa

El antiguo palacio de Vistahermosa se sitúa en la Plaza de Gibaxa. Su portada rococó es de 1730. En su interior destacan sus salones románticos e historicistas. Actualmente es la sede del Ayuntamiento de Utrera.

Castillo de Utrera

Se encuentra sobre un cerro natural muy próximo a la parroquia de Santiago el Mayor. Está declarado Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico-Artístico desde 1985. Fue construido por el Concejo de Sevilla sobre los restos de una antigua torre árabe. Aparece citado en 1264 por Alfonso X el Sabio. En 1368 fue destruido por Muhammed V de Granada y posteriormente reconstruido a finales del siglo XIV. Desde finales del XV ha permanecido abandonado hasta finales del siglo XX, en el que se han realizado una serie de actuaciones destinadas a su recuperación para uso público.

Pasaje del Niño Perdido

Este conjunto arquitectónico fue una antigua judería con sinagoga, transformada a lo largo del tiempo en hospital, iglesia, cementerio y casa de expósitos. Actualmente esta zona acoge varias viviendas particulares y bares de copas, aunque sigue siendo uno de los lugares más característicos y representativos del casco antiguo utrerano.

Plaza del Altozano

El tipo de casa histórica utrerana presenta como característica la humildad de sus materiales —mampostería de argamasa, ladrillos, teja árabe y cal— y la uniformidad de sus fachadas. El casco antiguo de Utrera presenta un estilo característico marcado por la sobriedad de estas construcciones. Aún se conserva un conjunto importante de casas del siglo XVIII, como las que ocupan el flanco norte de la Plaza del Altozano, así como algunas pocas que datan de los siglos XVI y XVI.

Arco de la Villa

En diferentes zonas del casco histórico se conservan algunos restos de la muralla medieval, entre los que se encuentran el Arco de la Villa, el Portillo de la Misericordia y algunas torres como las de la Plaza de la Constitución, la Plaza del Altozano y la calle Álvarez Hazañas. El Arco de la Villa, recientemente restaurado, era una de las puertas de entrada a la ciudad. En su estructura presenta vanos apuntados, y una capilla barroca en el piso alto.

Fuente de los Ocho Caños

Es una antigua fuente restaurada, de planta octogonal y con una cubierta a modo de templete. Está situada al final de la calle Cristo de los Afligidos, cerca de la puerta medieval del Arco de la Villa, en el exterior del recinto amurallado. La cubierta está adornada por paños de azulejos sevillanos y se sostiene sobre ocho arcos de medio punto. Bajo cada arco posee un grifo que desagua en la pila que rodea toda la estructura. Su función era la de aprovisionar de agua a los habitantes de la villa y abrevar al ganado.

Alcalá de Guadaíra

Castillo de Alcalá

Junto con el río, quizás sea el monumento más significativo de la ciudad. Situado sobre anteriores asentamientos de la Edad del Bronce, data de época almohade, aunque tras la Reconquista de Fernando III el Santo adquiere su configuración definitiva. Está catalogado como Monumento Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural. Es visitable.

Ermita de San Roque

Situada en el entorno de los Pinares de Oromana, forma parte de un antiguo recorrido penitencial. Guarda una talla de Ntra. Sra. de Belén que data del siglo XVI, y otra de San Roque del siglo XVII. Se puede apreciar un lienzo de la escuela sevillana, del siglo XVIII.

Desde la Ermita se puede apreciar una bonita panorámica de la localidad de Alcalá de Guadaíra, de la Iglesia de Santiago, del Puente de Carlos III y también del recinto fortificado junto con la Iglesia de Santa María del Águila

Hotel Oromana

Situado en el entorno natural Pinares de Oromana, es un edificio de estilo regionalista construido también por Juan de Talavera a principios del siglo XX con motivo de la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929.

Molinos de Ribera

La molinería alcalareña tiene su origen durante la Edad Media. Aunque existen hipótesis sobre instalaciones molineras en el Guadaíra en época romana, no hay constancia arqueológica, siendo por otra parte escasos los ejemplos de molinos fluviales romanos a nivel regional.

Los edificios que vemos hoy son en su mayor parte tardíos, construidos a partir del siglo XVI. Sin embargo, hay referencias en documentos escritos a partir del siglo XII. En época andalusí (almohade, siglos XII y XIII) ya existían varios enclaves molineros en el curso del río.

La mayor parte se mantuvieron en funcionamiento hasta el siglo XX. No obstante, los avances tecnológicos, junto con los problemas por los que pasa la industria panadera durante la posguerra civil, harían inviable su pervivencia. Entre 1950 y 1970 irían abandonándose todas estas instalaciones, algunas de ellas ya en un estado de conservación ruinoso.

El de la foto es el llamado Pelay Correa, que recibe su nombre del Gran Maestre de la Orden de Santiago y fundador del Monasterio pacense de Tentudía.

Museo de Alcalá

Ubicado en el Parque Centro, su origen está constituido por tres colecciones: la Colección Arqueológica Municipal, la Colección de Pintura Taurina «Legado Conde de Colombí» y la Colección Municipal de Artes Plásticas. Cuenta también con una muy interesante sección de Paleontología. Visitable, excepto los lunes tarde.

Parroquia de Santiago el Mayor

Se encuentra en la Plaza del Derribo, en pleno centro de la ciudad, a pocos metros del Recinto Fortificado y de la Iglesia de Santa María del Águila. Sus cimientos datan de 1500, tiene planta gótica con tres naves cubiertas con bóveda de nervadura. Otra parte es neoclásica del siglo XVIII.

La portada lateral derecha se decora con un azulejo del s. XVIII representando a Santiago Matamoros. Un capitel visigodo aparece empotrado en una de las esquinas del templo. Ha sufrido varias transformaciones, la mayoría de ampliación. El edificio fue profundamente remodelado tras el terremoto de Lisboa de 1755. La torre se modificó en 1892 alzándose trece metros.

Pinares de Oromana

Un auténtico vergel para esparcimiento de la población, desde el que hay una magnífica vista de la villa de Alcalá y su castillo. La orden de creación proviene del propio ayuntamiento, siendo alcalde Pedro Gutiérrez Calderón que, con el influjo de la Exposición Iberoamericana de 1929 en Sevilla, importa el gusto por los paseos urbanos donde las gentes de la localidad puedan holgar y descansar. Los encargados de dicho proyecto fueron los conocidos arquitectos Juan Talavera y Aníbal González.

Puente del Dragón

Este sorprendente puente sobre el río Guadaíra presenta un innovador diseño y forma parte de la circunvalación de la ciudad. Su estructura recubierta de cerámica se inspira en la arquitectura del barcelonés “Parque Güell». Adopta la forma de un dragón y es llamado también localmente “el guardián del castillo”, ya que se sitúa junto al mismo. Su forma de serpiente se adapta perfectamente a su cometido y al entorno, extramuros de la población.

Puente Romano o de Carlos III

Puente de piedra sobre el río Guadaíra, de origen romano, aunque con numerosas reconstrucciones posteriores. Se encuentra en el casco urbano de la ciudad, por donde confluyen las carreteras de Dos Hermanas y Utrera. Decisivo en el camino real a los puertos de Cádiz, fue transformado en el siglo XVIII en tiempos del rey Carlos III. También conocido localmente como “Puente Viejo”.

Santuario Nuestra Señora del águila

Se trata de un templo gótico-mudéjar del siglo XIV, de aspecto fortificado, que se levantó sobre una antigua mezquita, en un solar en el que al parecer anteriormente existió una iglesia visigótica.

Fundado en la época del rey Fernando III, este templo tuvo carácter de parroquia bajo la advocación de Santa María del Castillo hasta el siglo XVIII.

En el siglo XIX se convirtió en la capilla del cementerio que se creó detrás de la cabecera de esta ermita, y posteriormente sufrió las consecuencias de los desórdenes de la Guerra Civil Española, cuando en el año 1936 fue quemada y saqueada, estando actualmente rehabilitada.

Teatro Gutiérrez de Alba

Acoge actos sociales de la comunidad local, como pregones, conferencias, galas honoríficas, muestras de teatro y baile, cine temático, espectáculos infantiles o certámenes como el «Concurso Regional de Agrupaciones Carnavalescas”.

Se trata de un edificio de arquitectura regionalista diseñado por Juan de Talavera hacia los años veinte del siglo pasado.

Ruta alternativa

Utrera

Utrera, estatua a Rodrigo Caro

Poeta, historiador, abogado y sacerdote católico del Siglo de Oro español, primera mitad del siglo XVII. Fue, sobre todo, arqueólogo, anticuario e historiador; tenía una gran biblioteca de clásicos y hasta un pequeño museo y escribió tanto en latín como en castellano. Un ilustrado avanzado a su tiempo.

Especial interés guardan sus Días geniales o lúdicos por la enorme cantidad de materiales folclóricos que contiene, ya que es un tratado sobre los juegos infantiles y de adultos en general que incluye también festejos, supersticiones, creencias, fiestas de toros, costumbres y celebraciones populares, todo servido con una profunda erudición. La obra circuló solamente en versión manuscrita y está escrita en una prosa digna de los mejores autores de nuestros Siglos de Oro; estaba definitivamente acabada en 1626. La Sociedad de Bibliófilos Andaluces la publicó de forma deficiente (Sevilla, 1884); Jean Pierre Etienvre publicó una edición más rigurosa (Madrid, 1978) en dos volúmenes.

Iglesia de Santa María de la Mesa

Está declarada Bien de Interés Cultural en calidad de Monumento Histórico-Artístico desde 1979. Forma parte del paisaje característico de Utrera, ya que su torre, al ser la edificación más alta de la ciudad, se puede ver desde cualquier punto. Se trata de un templo medieval que se reformó en el año 1401 y posteriormente en el siglo XVI, perteneciendo a esta segunda fase la portada de los pies y el crucero. Es un templo de grandes dimensiones, construido en ladrillo, cantería y mampostería, con cinco naves, la central de mayor altura, con seis tramos y crucero. Desde un punto de vista artístico, mezcla las formas góticas y renacentistas. La Puerta del Perdón presenta una rica decoración y un diseño atrevido para los cánones renacentistas conforme a los que está construida. Posiblemente se ubica donde antes hubo una mezquita.

Iglesia de Santiago el Mayor, detalle del tímpano

Iglesia parroquial declarada Bien de Interés Cultural en calidad de Monumento histórico-artístico desde 1977. Es un templo gótico del siglo XIV con una larga historia. Está ubicado en las proximidades del castillo. Su planta de tipo de salón se encuentra dividida por pilares fasciculados y cubiertas de bóvedas nervadas de gran belleza. Posteriormente, las naves se vieron completadas con cúpula renacentista y capillas barrocas y neoclásicas. Es digna de observar la veleta de dicha iglesia, con la imagen de Santiago Matamoros, la cual también aparece en el tímpano de la portada.

Santuario de la Consolación

Este templo está ubicado en las afueras de la ciudad, y se llega a él por un espacioso camino, hoy día convertido en paseo, flanqueado por el Parque de Consolación. En su interior se encuentra la patrona de la ciudad, Nuestra Señora de Consolación, destacando además su artesonado mudéjar y el altar mayor barroco. El edificio es de estilo barroco clasicista. Fue construido en el primer tercio del siglo XVII, sobre una ermita del siglo XVI dedicada a albergar la imagen de la Virgen de Consolación, que fue trasladada desde el desaparecido Convento de la Antigua. El 31 de marzo de 1561, la Orden de los Mínimos se hizo cargo de la ermita, levantaron su monasterio anexo a ésta, y más tarde la iglesia que se observa en la actualidad. Fue declarado Monumento histórico-artístico en 1982.

Puente de Las Alcantarillas

Es una de las construcciones más destacables que se conservan de época romana. Se trata de un puente de dos ojos, por el que, según la inscripción que figuraba en el mismo, discurría la Vía Augusta que enlazaba la Bética con el norte de la península. Sobre el pilar central aún puede leerse la inscripción AVGVSTVS PONTEM.

Cercano al mismo se alzaban dos baluartes defensivos, uno de los cuales ha sido recientemente restaurado. Está declarado Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico-Artístico desde 1931.

Palacio de Vistahermosa

El antiguo palacio de Vistahermosa se sitúa en la Plaza de Gibaxa. Su portada rococó es de 1730. En su interior destacan sus salones románticos e historicistas. Actualmente es la sede del Ayuntamiento de Utrera.

Castillo de Utrera

Se encuentra sobre un cerro natural muy próximo a la parroquia de Santiago el Mayor. Está declarado Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico-Artístico desde 1985. Fue construido por el Concejo de Sevilla sobre los restos de una antigua torre árabe. Aparece citado en 1264 por Alfonso X el Sabio. En 1368 fue destruido por Muhammed V de Granada y posteriormente reconstruido a finales del siglo XIV. Desde finales del XV ha permanecido abandonado hasta finales del siglo XX, en el que se han realizado una serie de actuaciones destinadas a su recuperación para uso público.

Pasaje del Niño Perdido

Este conjunto arquitectónico fue una antigua judería con sinagoga, transformada a lo largo del tiempo en hospital, iglesia, cementerio y casa de expósitos. Actualmente esta zona acoge varias viviendas particulares y bares de copas, aunque sigue siendo uno de los lugares más característicos y representativos del casco antiguo utrerano.

Plaza del Altozano

El tipo de casa histórica utrerana presenta como característica la humildad de sus materiales —mampostería de argamasa, ladrillos, teja árabe y cal— y la uniformidad de sus fachadas. El casco antiguo de Utrera presenta un estilo característico marcado por la sobriedad de estas construcciones. Aún se conserva un conjunto importante de casas del siglo XVIII, como las que ocupan el flanco norte de la Plaza del Altozano, así como algunas pocas que datan de los siglos XVI y XVI.

Arco de la Villa

En diferentes zonas del casco histórico se conservan algunos restos de la muralla medieval, entre los que se encuentran el Arco de la Villa, el Portillo de la Misericordia y algunas torres como las de la Plaza de la Constitución, la Plaza del Altozano y la calle Álvarez Hazañas. El Arco de la Villa, recientemente restaurado, era una de las puertas de entrada a la ciudad. En su estructura presenta vanos apuntados, y una capilla barroca en el piso alto.

Fuente de los Ocho Caños

Es una antigua fuente restaurada, de planta octogonal y con una cubierta a modo de templete. Está situada al final de la calle Cristo de los Afligidos, cerca de la puerta medieval del Arco de la Villa, en el exterior del recinto amurallado. La cubierta está adornada por paños de azulejos sevillanos y se sostiene sobre ocho arcos de medio punto. Bajo cada arco posee un grifo que desagua en la pila que rodea toda la estructura. Su función era la de aprovisionar de agua a los habitantes de la villa y abrevar al ganado.

Dos Hermanas

Alquería del Pilar

Edificio de estilo neomudéjar, con arcos de herradura y almenas que simulan una fortaleza defensiva. Fue construido en 1872 por encargo del diplomático y poeta José Lamarque de Novoa y su esposa, la poetisa Antonia Díaz, quienes pasaron largas temporadas en él. Fue un lugar de tertulias y encuentros de poetas, pintores, literatos, músicos y políticos, convirtiéndose en el centro de la intelectualidad sevillana de la época. Tras la muerte de sus propietarios, la Alquería ha tenido varios dueños, hasta pasar a propiedad del Ayuntamiento y está destinado a usos culturales.

Canal de los Presos

El Canal del Bajo Guadalquivir o Canal de los Presos es una infraestructura hidráulica destinada originalmente a poner en riego una superficie de 56.000 hectáreas de las provincias de Sevilla y Cádiz. Actualmente riega unas 80.000.

Parte del embalse de Peñaflor, en Sevilla, y recorre 158 km. hasta el Embalse o Balsa de Don Melendo, en el término municipal de Lebrija (Sevilla).

Ya en el siglo XIX se pensaba en su construcción, pero por ser una obra de tal magnitud, no fue hasta 1940 cuando se inició su construcción, que se concluyó en 1962.

La obra se llevó a cabo por presos políticos de la dictadura franquista, a «pico y pala», siguiendo la política de Redención de Penas por el Trabajo. A lo largo de su recorrido se jalonaban campos de trabajo como en Los Merinales, El Arenoso y La Corchuela en Dos Hermanas. Asimismo, los familiares también crearon los poblados de Torreblanca y Valdezorras, en Sevilla; Quintillo en Dos Hermanas o El Palmar de Troya, en Utrera.

En el año 2006, al tramo comprendido entre La Rinconada y Dos Hermanas se le denominó «Canal de los Presos».

Ermita Nuestra Señora de Valme

De estilo mudéjar, fue reconstruida por iniciativa de los Duques de Montpensier en 1859, según proyecto atribuible al arquitecto Balbino Marrón. Consta de una sola nave. El retablo mayor es barroco del siglo XVIII y posee un cuadro de Luis de Oñate en el que se representa a San Fernando ante la Virgen. Aunque está ubicada en terrenos del Cortijo de Cuarto, término municipal de Sevilla, la ermita pertenece al de Dos Hermanas junto con el recinto en que se encuentra, en virtud de lo acordado con motivo de la incorporación de la zona de Bellavista a Sevilla en 1937.

Hacienda Torre de Doña María

Fue construida, según la tradición, por el rey Pedro I de Castilla para su esposa secreta, doña María de Padilla, siendo utilizada posteriormente como lugar de recreo de los reyes. Es un ejemplo del tipo arquitectónico de las haciendas de olivar del ámbito sevillano.

Su conjunto de edificaciones configura el propio paisaje en el que está inserta. Heredera de los modelos primitivos de explotación de la tierra, en su emplazamiento se han encontrado restos romanos y existe también referencia de que fue una alquería árabe, propiedad de de la familia de Ibn Jaldún.

La parte más antigua de la hacienda es una torre militar que todavía se conserva, edificada probablemente después de la reconquista de Sevilla.

Todas las ampliaciones que constituyen la hacienda actual fueron realizadas en estilo neomudéjar por el arquitecto José Gutiérrez Lescura, autor también del pabellón de Marruecos para la Exposición Iberoamericana de 1929. Esta remodelación se hizo respetando la torre y la capilla mudéjares, así como la distribución original típica de las haciendas rústicas de labor.

Iglesia de Santa María Magdalena

Por la información que contienen los libros sacramentales de la parroquia, se sabe que desarrollaba su actividad desde los comienzos del siglo XVII. La iglesia fue remodelada en el siglo XVIII y restaurada en 1940, según proyecto del arquitecto Aurelio Gómez Millán. En ella se conserva la imagen de Nuestra Señora de Valme (siglo XIII), juntamente con los restos del pendón de Ab-Xataf, último rey musulmán de Sevilla.

La Almona

Este edificio está inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz desde 1997, debido a sus dos naves de estilo mudéjar, sus elementos arquitectónicos barrocos y a los vestigios de la hacienda Montefrío. Está ubicado en la calle Real Utrera. Tiene una fachada y torre de mirador y una torre de molino adornada con azulejería, de estilo barroco (siglo XVII), coronada por veleta de forja, del siglo XVII. Ha sido restaurado y remodelado y actualmente es un Centro Cultural para usos múltiples. En las obras de ampliación realizadas fueron halladas una gran tinaja y una rueda de molino de gran valor arqueológico.

Palacio de Alpériz

Fue construido en torno a 1905 por el arquitecto José Solares como vivienda de la familia Alpériz, grandes comerciantes de telares y dueños de la fábrica de hilados de yute que hubo en la localidad. El palacio es una de las mejores muestras de la arquitectura neoregionalista de la provincia de Sevilla. Presenta múltiples ventanales en forma de arco de herradura y paños con motivos geométricos árabes. Los jardines son de marcado carácter regionalista, con estatuas, glorietas y grandes bancos en cerámica. Actualmente se utiliza como Centro de Día y Hogar del Pensionista.

Torre de los Herberos

Aparte de las ruinas romanas de Orippo, otro resto arqueológico significativo es la Torre de los Herberos que son restos de un bastión militar tal vez indicativo de la mansio citada, remodelado en época árabe y posteriores. En todo el término municipal existen otros restos de torreones de carácter defensivo, como los de El Copero, Varga Santarén y Torre Mochuela.

Universidad Popular

Este centro de formación no reglada ha sido creado y es gestionado por el Ayuntamiento de Dos Hermanas. Está ubicado en la calle Bahía de Cádiz (Edificio Huerta de la Princesa) y tiene como objetivo ofrecer a la población que ya está fuera de la formación reglada la posibilidad de poder formarse en nuevas habilidades que puedan mejorar su autoestima e inserción laboral.