Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino Francés

Camino Francés

Volver

Etapa

34

Cultura

Monte do Gozo




Desde lo alto de esta colina, los peregrinos medievales podían ver por primera vez la ciudad de Santiago y las agujas de su Catedral, se postraban de rodillas, gozosos de haber alcanzado la meta, que era privilegio de muy pocos, ya que muchos se quedaban por el Camino.

Algunos pernoctaban en este monte para alcanzar la ciudad al día siguiente, otros, como narra Domenico Laffi, continuaban hacia el burgo, entonando cánticos entre risas emocionadas y sollozos.

Ademas de albergue de peregrinos, el lugar se ha convertido en un centro de acogida para congresos, viajes turísticos y de estudios.

En el año 1992 recibió la visita de su Santidad el Papa Juan Pablo II y en lo más alto de la colina, además de un hermoso mirador con un monumento al Peregrino, se conmemora dicha ilustre visita con otro munumento a su Santidad.

El Monte Do Gozo dispone de un servicio de información cultural y de una biblioteca

Más información



Santiago de Compostela




Antiguas narraciones cuentan, que en los primeros años de la cristiandad el Apóstol Santiago(Jacob), hijo de Zebedeo y hermano de Juan Evangelista, predicó el Evangelio por las célticas tierras de Galicia, situadas al noroeste de la península y que por los propios romanos fueron consideradas como el fin de la tierra (Finis Terrae).

En el año 44 y después de nombrar varios discípulos, regresó a Jerusalén, donde fue torturado y decapitado por Herodes Agripa.

Como ya hemos narrado en el apartado "Historia", el cuerpo fue trasladado por sus discípulos hasta Iria Flavia, la entonces Capital de la Galicia Romana situada en la costa Gallega, siendo enterrado su cuerpo en un compostum o cementerio, donde construyeron un mausoleo marmóreo.

Como consecuencia de las persecuciones a los cristianos y todo tipo de prohibiciones para la práctica del culto, la existencia del lugar cayo en el más absoluto olvido, hasta que en el año 812 un eremita observó ciertos fenómenos antinaturales en el lugar, que se podían definir como resplandores estelares (Campus Stellae, o Campo de la Estrella, de donde se deriva el actual nombre de COMPOSTELA).

Después de advertir del hallazgo a Teodomiro, a la sazón obispo de Iria Flavia, fue informado el Rey Alfonso II, que acudió al lugar y proclamó al Apóstol Santiago, Patrón del Reino, mandando edificar un Santuario, que posteriormente llegaría a ser la actual Catedral. A partir de este momento Santiago se convierte en referente de peregrinación para todo el cristianismo Europeo, al que acuden reyes, príncipes, santos y toda suerte de peregrinos, que con su sacrificio trazan una gran diversidad de rutas.

Es el Papa Calixto II y posteriormente Alejandro III, quienes conceden a la Iglesia Compostelana el "JUBILEO" al proclamarla "Ciudad Santa" junto a Jerusalén y Roma

Más información